11 octubre

Con respecto a lo que expuso Rosdanils Marín Mejías, el sábado 10 de octubre en esta sección, acerca de la discriminación en la Universidad de Costa Rica (UCR), agrego que parte de la problemática en la Facultad de Odontología es la limitación de espacios para que el estudiantado exprese sus necesidades y en conjunto hallar soluciones.

La propuesta reciente de cambio del plan de estudios no se corresponde con las necesidades estudiantiles y la respuesta que nos dan es que no fue construido pensado en las realidades de las personas, pese a que la UCR fue fundada teniendo como norte la realidad de diferentes grupos poblaciones, acogiendo a diversas personas que, sin importar su lugar de procedencia o situación socioeconómica, recibieran el mismo conocimiento y título que el compañero de al lado.

El enfoque humanista característico de la UCR no se ve en la actuación de la administración de la Facultad y una parte del profesorado promueve un ambiente clasista y discriminatorio.

Linsy Moya Bonilla, Vázquez de Coronado

Pregunta sin razón

El sábado, mientras tomaba fotografías de unos amigos con el Estadio Nacional como fondo, un guarda nos preguntó que con fin estábamos haciéndolo. Me parece una abuso de autoridad.

Alexáncher Chaves Solórzano, Heredia

Clientes desprotegidos

Box Correos lleva meses realizando cambios en un sistema que ha sido caótico para los usuarios, quienes han perdido paquetes porque no existe el rastreo para determinar dónde están. En estos días variaron la dirección en Miami sin aviso formal por e-mail a sus clientes.

Además, no responden las dudas sobre paquetes en tránsito en la dirección anterior, nadie contesta la central telefónica ni los correos electrónicos. Todo lo responden con un mismo mensaje. La Dirección de Apoyo al Consumidor debe intervenir.

Gerardo Arias Artavia, San José

Deuda con Davivienda

Davivienda ofreció en julio la readecuación de un préstamo prendario que contraje en el 2016. Nunca les he fallado, pero desgraciadamente mi situación económica cambió a causa de la pandemia y necesito un ajuste.

He enviado infinidad de mensajes por correo electrónico, hablado con gerentes, jefes de servicio al cliente y personal de cobros, y sigo sin obtener una resolución. Lo que nunca me había sucedido lo estoy viviendo este mes: no pagué setiembre y estoy seguro de que van a llamarme para cobrar, mientras tanto yo sigo esperando una respuesta a mi bien documentada solicitud.

Ricardo González Gómez, Heredia

Bloqueo mental

Los bloqueos le molestan a usted, me molestan a mí, creo que molestan a todos. Más que todo porque la mayoría de los costarricenses no creemos en la violencia como solución, y menos en estos tiempos tan difíciles para el país.

Pareciera que el bloqueo de algunos es más mental y por desesperación que otra cosa. Lastimosamente esto hace, a su vez, que se paralice el intercambio de ideas para encontrar una salida sensata. Puede ser que las razones sean justas; sin embargo, el bloqueo del pensamiento no suma por ningún lado, solo nos resta futuro a todos.

Gustavo Halsband, San José

Edificio legislativo

Tengo 20 años, y como algunas personas de mi edad mi relación con la política no es la más cercana. Veo el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa y no me sorprendió, puesto que esa visión alejada y sin ningún sentido de pertenencia la revela su lúgubre infraestructura.

El documento que presentaron del proyecto, en las primeras páginas, expone que los valores que debe proyectar el edificio son solidez, democracia, libertad, raíces y transparencia.

Debo confesar que, en efecto, me inspira solidez, pues es firme y fuerte la manera como encierra al grupito selecto que hay dentro. Democracia y libertad, ¿para quién? ¿Vamos a pasar por las rejas del edificio nuestros votos y opiniones?

El término raíces sí toma lugar en la infraestructura, porque arrastra años de división y de una creciente brecha de desigualdad que desde los inicios de los noventa no había dejado de ser alarmante y es una devastadora realidad que carcome a nuestro pueblo.

El empleo de la palabra transparencia va muy acorde con lo planteado en los últimos años. Es dicha de la lengua hacia fuera. En mi opinión, parece un búnker, una estructura perteneciente a un país en guerra, donde quienes estén dentro vigilan y se protegen de quienes estamos fuera, los cuales terminamos buscando cómo hacer frente a la contienda.

Montserrat Flores Herrera, San José