Cartas

Cartas a la columna: Despilfarro de dinero

Compra de edificio por parte de la CCSS

Es increíble que, en estos tiempos de pandemia, la CCSS haga un despilfarro de dinero comprando el edificio Océano con un sobreprecio y que la Gerencia de Infraestructura haya hecho caso omiso de las observaciones de la Auditoría Interna y que ahora, para adecuarlo se tenga que invertir aún más millones, por obviar dos puntos importantes del cartel de licitación.

Creo que estos señores responsables de esa compra deben de ser llamados a cuentas y obligarlos a pagar esos dineros que se desembolsaron de más y abrirles un proceso judicial por desacato y mala utilización de los fondos públicos. Debemos hacer un frente común en la ciudadanía y velar porque esto se cumpla.

Me pregunto además, ¿dónde está la Contraloría General de la República? ¿También se quedará muda como ha pasado con las compras del CNP?

Álvaro O. Ramírez Espinoza

Calle Blancos, Goicoechea

Por el bien común

Preocupa ver el enfrentamiento entre los poderes Legislativo y Ejecutivo, como si fuese la Guerra Fría. La obligación de ambos es ponerse de acuerdo por un bien común y superior, la patria. Nadie espera que se den besos y abrazos, pero sí que cumplan con su deber patriótico. Poco favor le hacen al país con esta actitud. Ambos tienen ‘techo de cristal’ y no es conveniente que se estén lanzando piedras.

El país requiere y merece el liderazgo que le dé el rumbo apropiado. El Gobierno da la sensación de que ya ‘tiró la toalla’. No es el momento de abandonar el barco, no importa las tormentas que haya que sortearse. Su obligación es llevarlo a buen puerto hasta el momento en que se comprometieron, es decir, hasta mayo del 2022, ni un minuto antes. No es de recibo dejar el bote a la deriva, a unas millas de la costa. Fueron elegidos para gobernar cuatro años enteros.

Enrique Lépiz Coto

Tres Ríos, La Unión

Caso doloroso

Con preocupación leí el artículo de La Nación, del 12 de setiembre, relacionado con el caso de la señora Brenda Mocada, quien lucha por adquirir la nacionalidad costarricense. Según el artículo, ella vino al país siendo muy niña y su progenitora la dejó al cuido de una familia que le dio cobijo y abrigo y, desde esa fecha ha transcurrido el tiempo suficiente para poner a derecho su situación.

Llama la atención la actitud de nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores que, ante la supuesta no respuesta de nuestra hermana de norte, Nicaragua, dejó el asunto sin ir más allá. En el mismo sentido, llama la atención la participación del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) que no ha emitido un documento que le permita a ella poder actuar de mejor manera. También es preocupante que el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) no tenga una participación de oficio, sino que todo se acaba en exceso de trámites burocráticos.

Considero que, en vez de excederse en trámites burocráticos, por su condición de mujer y de madre, los entes que les corresponda deberían actuar en conjunto y buscar una situación definitiva. A la señora periodista que lanzó dicha alerta, respetuosamente le solicito que le dé seguimiento a ese caso que no deja de ser doloroso.

Arturo Alvarado Moya

San Rafael Arriba, Desamparados

Demarcación de vías

Vivo en la Valencia de Heredia y desde el viernes 10 de setiembre demarcan la calle en el semáforo de McDonald’s donde no han eliminado los postes viejos que están en medio del carril derecho (de norte a sur). Demarcan durante el día provocando presas y no se tomó en cuenta que, con las nuevas líneas de carriles, se dificulta el paso cuando circulan muchos furgones.

Para colmo de males, pintan sobre los huecos que hay en el centro de la calle. No se ve supervisión y se nota el desperdicio de dinero. En tiempos difíciles, esa demarcación parece carecer de estudios técnicos y denota un desorden al extremo en el MOPT y sus instituciones.

Gustavo A. Salazar Marchena

Heredia

Apoyo solidario

Con la incontenible pandemia, se puso a prueba la competencia, personalidad, dedicación y entrega de los jerarcas de la CCSS, de la Comisión Nacional de Emergencias y del Ministerio de Salud, especialmente.

El gerente médico de la Caja se encontró de pronto ante tareas hasta entonces impensadas, en las que demostró un genuino espíritu de sacrificio, imprescindible para sacar adelante su labor. En nombre de los que sí estamos colaborando para mitigar los contagios, le agradecemos al doctor Mario Ruiz su aporte solidario.

Freddy Pacheco León

Heredia