Silvia Artavia. 16 julio
Diferentes elementos de diseño demuestran que la imagen se trata de un montaje: Foto: Reproducción. watermark-flex watermark-mobile
Diferentes elementos de diseño demuestran que la imagen se trata de un montaje: Foto: Reproducción.

Un montaje fotográfico, que circula de forma masiva vía WhatsApp miente sobre los beneficios sociales que tienen los nicaragüenses en Costa Rica.

La imagen muestra un volante, que supuestamente se distribuye en Nicaragua, donde se enumera una lista de aparentes “derechos aprobados” que tienen los migrantes nicaragüenses en Costa Rica.

Según la comunicación, los nicaragüenses reciben atención gratuita en salud, bonos “para compra de casa o lote” y subsidios “mientras consiguen trabajo”.

El documento también consigna que, en territorio costarricense, las personas ganan salarios hasta seis veces más altos que en Nicaragua y que hay un “hotel tres estrellas” para los enfermos de covid-19 que vengan de Nicaragua.

Todas esas aseveraciones son infundadas o engañosas, confirmó La Nación tras consultar fuentes atinentes a los distintos temas abordados en el supuesto volante.

Bono para lote o casa

Marianela Morales, vocera del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi), explicó que no es cierto que todos los nicaragüenses inmigrantes en Costa Rica son sujetos de un bono para compra de lote , construcción o reparación de vivienda.

Según la funcionaria, no solo el solicitante, sino también cada uno de los miembros del núcleo familiar, deben contar con la residencia en nuestro país para aspirar a ese beneficio.

“Ninguna persona que esté en el país en forma irregular o ilegal puede optar por un bono de vivienda, y eso ha sido así desde que se creó este beneficio, desde hace 33 años”, afirmó Morales.

Históricamente, de los 385.000 bonos de vivienda otorgados en Costa Rica hasta abril de 2020, un 6% (unos 23.100 subsidios) se han dado a nicaragüenses residentes, comentó la vocera.

Bono mientras consiguen trabajo

La oficina de prensa del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) desmintió que en Costa Rica exista un bono de desempleo; ni para nacionales, ni para extranjeros.

De momento, la figura que rige es la del bono Proteger, un subsidio estatal para quienes sufrieron despidos, suspensión temporal del contrato de trabajo o reducción de jornadas laborales por la pandemia de covid-19.

La asistencia se otorga tanto a nacionales como a extranjeros en condición regular en el país, sean asalariados, trabajadores independientes o informales.

El beneficio consiste en una ayuda mensual, durante tres meses, de entre ¢62.500 y ¢125.000, según la condición socioeconómica del solicitante.

Salarios ‘6 veces’ mayores

El salario mínimo más bajo pagado en Costa Rica es el de un peón agrícola, cuyo ingreso es de ¢276.136 mensuales, de acuerdo con el Ministerio de Trabajo.

Según el sitio web de la Asamblea Nacional de la República de Nicaragua, una persona dedicada a esa misma labor gana en ese país C$4.286 (Córdobas), el equivalente a ¢71.967 costarricenses.

La diferencia entre el sueldo de un peón agrícola en Costa Rica y Nicaragua es de 3,8 veces mayor en Costa Rica.

Por lo tanto, no es cierto que los salarios de los nicaragüenses aquí sean seis veces más altos que en su país.

Hotel 3 estrellas para enfermos de covid

También es falso que en Costa Rica se están atendiendo a los pacientes de covid-19 que vengan de Nicaragua en hoteles tres estrellas.

De momento, lo que funciona para la atención de pacientes positivos y sospechosos es una red de albergues para las personas que no puedan realizar aislamiento en sus casas. Actualmente, hay 192 personas en esos centros.

“La estrategia de contención comunitaria para aquellos sitios donde hayan personas que no pueden hacer su aislamiento en la vivienda en que residen, es una estrategia sumamente positiva.

“Ya lo hemos demostrado con 73 personas que han sido dadas de altas en estos centros de atención de casos positivos, tenemos en este momento 192 personas que están siendo protegidas”, dijo el presidente ejecutivo de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE), Alexander Solís, en conferencia este jueves.

(Video) Actualmente hay 192 personas en albergues por covid-19

Seguro de salud

Eduardo Flores, jefe del área de Coberturas del Estado de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), fue enfático al aclarar que ningún servicio brindado por esta entidad a cualquier persona no asegurada es gratuito.

Según el vocero, si alguien en esa condición necesita ser atendido en cualquier establecimiento de la Caja, esa ayuda se le brinda. Sin embargo, posteriormente, se le hace llegar la factura a la persona, si tiene capacidad de pago; y si no, esos costos los asume el Estado costarricense.

El especialista explicó que existe una idea preconcebida de que la atención de la CCSS es gratuita, debido a que, en nuestro país, el sistema de salud pública permite el acceso universal a los servicios médicos.

“Lamentablemente, ese ordenamiento jurídico que tiene el país sobre los asegurados y los no asegurados, ha permitido una muy mala interpretación de propios y extraños en el sentido de considerar que los servicios de salud en Costa Rica son gratis. En salud nada es gratis en ningún, lugar del planeta”, aseveró.

Asimismo, negó que las afirmaciones consignadas en el volante sean ciertas.

“La información que nos brindó La Nación referente a que en otro país se dice que los servicios son gratis, en realidad es una muy mala interpretación de lo que Costa Rica hace”, replicó.

Asimismo, Flores manifestó que cualquier mujer embarazada sin seguro que se encuentre en territorio costarricense, ya sea nacional o extranjera, con documento de identificación o sin este, tiene derecho a los servicios de salud en cualquier establecimiento de la Caja.

Por su parte, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur, por sus siglas en inglés) reiteró que no es cierto que cualquier extranjero pueda gozar de esos servicios gratuitos en nuestro país sin contar con una serie de requisitos, entre ellos, algún documento que demuestre su condición de legalidad en suelo tico.

Lo que sí existe actualmente es un convenio entre esa organización mundial y la CCSS, gracias al cual se les brinda seguro médico, por un año, a 6.000 personas refugiadas y solicitantes de refugio en Costa Rica.

Se trata de extranjeros quienes se encuentran en situaciones de extrema vulnerabilidad y con padecimientos graves de salud.

Es un seguro gratuito para esas personas, pero pagado a la Caja por el Acnur, confirmó Jean Pierre Mora, encargado de comunicación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en Costa Rica.

“Obedece a que muchas de estas personas, como vienen huyendo y salieron de sus países por violencia y persecución, pasan situaciones muy difíciles mientras se integran al país. Por eso, el Acnur les apoya en ese sentido, pero el Acnur le transfiere los fondos a la Caja”, explicó Mora.

Los beneficiarios de esa alianza cuentan con el Documento de Identidad Migratoria para Extranjeros (Dimex), el cual se entrega, desde el 2008, a los foráneos legalmente establecidos en Costa Rica.

(Audio) Vocero aclara: La Caja no da servicios gratuitos

Montaje fotográfico

¿Por qué el volante que consigna esos supuestos “derechos aprobados” para los nicaragüenses en Costa Rica es un montaje?

El coordinador del departamento de Diseño de La Nación, John Univio, analizó la imagen y detalló por qué la considera como falsa.

Adicionalmente, realizó un ejercicio para respaldar sus apreciaciones. Arrugó una hoja impresa, le tomó una fotografía y la comparó con el cuestionado volante.

¿Cuáles aspectos analizó para llegar a sus conclusiones?

Las arrugas y las sombras

Las supuestas arrugas que presenta el volante fueron hechas con un software o programa de diseño, pues no siguen un patrón, sino que son muy diferentes a pesar de situarse en una misma área de la hoja.

“Esto nos da que la imagen anterior (la del volante) tiene un arrugado hecho en un software de diseño, que pudo haber sido Photoshop o Paint, pero que no es natural”, puntualiza Univio.

La tipografía

En el volante las letras no pierden calidad, no lucen distorsionadas.

“Cuando uno arruga el papel, la tipografía toma un poco la distorsión en dirección de las arrugas. En este caso, no. A pesar de que la imagen está en baja resolución, aquí podemos ver que las letras están muy legibles”, argumenta el diseñador.

Al comparar ambas fotografías, en la hoja arrugada por Univio, las letras lucen notoriamente deterioradas y difíciles de leer. No así en el volante.

“Vemos que la ‘a’, por ejemplo, toma la dirección de la arruga, mientras que en el otro documento se mantiene casi que recta la tipografía”, prosigue.

Los colores

Son muy uniformes. La tinta de las banderas se muestra muy entera, cuando debería verse desgastada por el presunto deterioro del papel.

(Video) Editor de Diseño de La Nación analiza volante falso

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.