Por: Mercedes Agüero 12 junio, 2013

El próximo recibo de luz traerá un leve respiro para los usuarios del servicio eléctrico del país.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) sacó a consulta una propuesta para disminuir las tarifas en un 4,27%, en promedio, a partir del 1.° de julio.

En el ICE, por ejemplo, representará ¢4 menos por kilovatio hora (kWh) en los primeros 200 kWh de consumo. Para una familia cuyo medidor marca 200 kWh al mes, será un ahorro de ¢800. Ese hogar pagará ¢17.600 en vez de los ¢18.400 actuales .

El descenso en los precios obedece a la merma en la generación eléctrica mediante el uso de los combustibles. Con la entrada del invierno, se eleva la producción hidroeléctrica, cuyo costo es menor.

La rebaja será distinta para los usuarios de las empresas distribuidoras y las cooperativas del país.

Para los abonados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la disminución será del 5%; para la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), un 3,49% y para los de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), un 5,58%, en promedio. En esa empresa no habrá rebaja para los primeros 200 KWh de consumo.

La mayor disminución será para los usuarios de Coopelesca (9,50%), mientras que quienes tienen una conexión de la Junta Administrativa del Servicio Eléctrico de Cartago (Jasec), apenas tendrán una rebaja del (0,77%).

Por su parte, Coopeguanacaste registrará una reducción del 1,86%, Coopesantos un 5,50% y Coopealfaro Ruiz 3,98%.

El plazo para pronunciarse sobre esta propuesta vence el 18 de junio. Luego, la Aresep aprobará las tarifas y las enviará a publicación.

Este año, las tarifas han registrado dos ajustes : uno de entre 3 % y 13%, en enero, y otro de entre 9% y 14%, vigente desde el 1.° de abril.

Las nuevas tarifas reconocerán gastos adicionales en compras de combustibles por ¢20.681 millones, hechas entre febrero y abril. Es decir, en esos tres meses se gastó más de lo previsto en principio.

Además, asegura un presupuesto de ¢12.732 millones para comprar carburantes durante el tercer trimestre del año (julio-setiembre).

Finalmente se incluyen ¢11.000 millones de gastos en hidrocarburos del 2012 que no habían sido reconocidos por la Aresep.

Ante un reclamo del ICE, la Junta Directiva de la Aresep acordó reconocer tales gastos, los cuales suman ¢44.000 millones. Para evitar un fuerte impacto en las tarifas, se aplicará en cuatro desembolsos de ¢11.000 millones, cada uno.

Este conjunto de factores impiden que la rebaja en las tarifas eléctricas sea mucho mayor a lo que se esperaba en enero, cuando se estimó una rebaja del 13,5% .