30 octubre, 2008
 El derrame fue sobre la quebrada Las Loras. | LAURA IGLESIAS PARA LN
El derrame fue sobre la quebrada Las Loras. | LAURA IGLESIAS PARA LN

Siquirres. Delincuentes intentaron ayer robar combustible de un poliducto de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), pero causaron un derrame de al menos 10.000 litros de jet fuel , combustible utilizado para aviones.

Los hechos se dieron en el sitio conocido como quebrada Las Loras, en el cantón de Siquirres, por donde pasa el poliducto paralelo a la ruta 32 entre San José y Limón. A solo 100 metros del río Pacuare.

Los bomberos calculan que desde las 2:50 p. m., momento que se dio la alerta, hasta las 4:40 p. m., cuando pudieron controlar el derrame, cayeron a la quebrada alrededor de 10.000 galones de este combustible.

Sin embargo, los bomberos insistieron en que se trata de un estimado y que serán las autoridades de Recope las que determinen el total del combustible que cayó a la cuenca hidrográfica.

Ayer no se pudo conocer el calculo de la cantidad de combustible derramado hecho por Recope, pues autoridades locales dieron la instrucción de que la información solo puede ser suministrada a través de la oficina de prensa de la institución y esta cerró a las 4:30 p. m.

Según Allan Shedden, bombero de Siquirres, lo primero que se hizo fue controlar el derrame, tarea que duró hasta avanzada la noche.

“Aunque el poliducto cuenta con sistema de seguridad que detiene o corta el bombeo cuando hay una fuga, no es posible evitar que se derrame lo que queda en el conducto. En conjunto con funcionarios de Recope se hicieron dos diques o retenes y se recogió con absorbentes y estañones el combustible derramado”, afirmó Shedden.

Mano criminal. La policía de Siquirres explicó que en el sitio fue localizada una segueta con que los delincuentes rompieron intencionalmente el poliducto. Sin embargo, no hubo detenidos.

Solo en el año 2008 se han reportado dos intentos más en Siquirres de robo al poliducto. Ambos provocaron derrames.

El que dio aviso fue un vecino del lugar que realizó tres llamadas para alertar del derrame y el intento de robo.

El Cuerpo de Bomberos explicó que tuvieron problemas para hallar el sitio del derrame, por lo que se retrasó su atención.

Se espera que hoy las autoridades de Recope realicen una evaluación y determinen el daño ambiental ocasionado.