El País

¿Qué simboliza el lavado de pies del Jueves Santo? Un cura se lo explica

El fray Luis Alonso García Sánchez, de la Parroquia de la Virgen de la Candelaria, en Venecia de San Carlos, explicó por qué la Iglesia Católica realiza el lavado de pies todos los Jueves Santos

En la tradición de la Iglesia Católica, el Jueves Santo se conmemora la última cena de Jesucristo con los doce discípulos. Como parte de esta fecha, en cada diócesis se realiza el tradicional lavado de pies, momento en el cual el cura párroco se arrodilla y lava el pie derecho de cada uno de los hombres que representan a uno de los doce.

En el caso de la Parroquia de la Virgen de la Candelaria, en Venecia de San Carlos, el fray Luis Alonso García Sánchez, de los Frailes Agustinos, es el encargado de oficiar este acto. El religioso explicó a La Nación que, en la antigüedad, eran los criados los que lavaban los pies a sus amos, no obstante, este Jueves Santo se conmemora en el catolicismo la humildad de Jesús, que invirtió el rol y lavó los pies a sus seguidores.

“En la santa eucaristía hay una particularidad, que es el lavatorio de los pies. Es la imagen más resaltante de Jesús cuando él, siendo el maestro, siendo el más grande, se hace pequeño y lava los pies a los discípulos en señal de servicio”, dijo García, quien además comparó esta acción con la del papa Francisco, quien este Jueves Santo lavó los pies a presos de la cárcel de Civitavecchia.

“La escena del papa Francisco besando los pies de los reclusos es muy significativa, tiene un significado de humildad, de servicio y de perdón. Hoy es un día de perdón, en el que una persona que tenga una rencilla con otra, puede hacer un gesto de pedir y ofrecer disculpas, o si no tiene palabras, puede servir en la iglesia y decir ‘yo quiero lavarle los pies a alguien’, aún sin decirle nada, sino como signo de humildad y de perdón”, declaró el fray.

Durante la misa oficiada esta noche el templo católico de Venecia, el religioso mencionó en múltiples ocasiones la palabra “amor” e invitó a los feligreses a mantenerla como un compromiso durante la Semana Santa de 2022.

“Jesús, el maestro, se quitó la túnica, se puso la toalla a su cintura y lo hizo como signo de que ese era el mandato a sus discípulos, tenían que servir y dar amor, no es más importante quien está en la mesa, sino quien está al servicio de todos”, aseguró el religioso durante la misa.

García detalló que este jueves comienza el “Santo Triduo Pascual”, un periodo en el que se conmemoran la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, momento central en el año litúrgico católico.

“De hecho, hoy en todo el mundo, en las diócesis durante la mañana, los obispos son los que presiden la santa eucaristía, donde se bendice el santo crisma y los óleos. Posteriormente terminando la eucaristía, cada sacerdote lleva esos santos óleos a su parroquia. Normalmente, en la misa de la tarde o noche estos entran en procesión: el óleo de los enfermos, el óleo de los catecúmenos y el santo crisma”, concluyó el religioso.

Roger Bolaños Vargas

Roger Bolaños Vargas

Róger Bolaños Vargas es bachiller en Periodismo en la Universidad de Costa Rica, donde también estudia Economía.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.