Política

Viceministro admite error al creer que Morales Zapata hablaba por el presidente pero no renuncia

El viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, sostiene que empezó a sospechar recientemente que el diputado Víctor Morales Zapata lo engañó, al decir que hablaba en nombre del presidente Luis Guillermo Solís, pese a que las reuniones e intercambios de mensajes en pos de un desalmacenaje de cemento de Juan Carlos Bolaños datan de julio del 2016, es decir, hace 14 meses.

Así lo dijo en una conferencia de prensa en la que admitió haber errado, aunque no anunció su renuncia al cargo. Afirmó que deja su cargo en manos del presidente Luis Guillermo Solís, quien dijo que debe evaluar sus explicaciones. Sostuvo que, en el Ministerio de Hacienda, la carta de renuncia siempre está firmada si es necesaria.

"En los acercamientos que tuvo el diputado Víctor Morales Zapata conmigo, me señaló que su inquietud procedía o tenía como base un seguimiento que estaba dando desde Casa Presidencial al tema y, en algún momento, pudo haber dejado o dejó nombrado al señor presidente en esas instancias, cosa que reconozco fue mi error en ese momento, yo no corroboré que eso fuera así, confié en lo que me estaba planteando en ese momento", declaró.

LEA: Viceministro de Hacienda alega que Morales Zapata decía actuar en nombre de Casa Presidencial

El viceministro debió dar cuentas luego de que el exdirector de Aduanas, Benito Coghi, reveló en la Asamblea Legislativa que el viceministro y el diputado Víctor Morales Zapata le dieron seguimiento a lo que ocurría con el cemento, y que el primero le hizo alusiones al interés de Casa Presidencial.

El sábado 23 de julio del 2016, Rodríguez le envió un correo electrónico a Coghi en el que le pidió "un esfuerzo para que esto salga el martes (27 de julio)" y le mencionó que el "big chief (gran jefe) está a la espera de que se aclare el tema", lo que él interpretó como una referencia al presidente Solís.

Esta mañana, al consultársele si se refería al presidente Solís con la expresión "big chief", el alto funcionario respondió: "Sí en función de la forma en la que yo lo estaba interprentando, no porque él me haya pedido nada, porque no lo hizo, sino con base en lo que en su momento don Víctor me señaló, yo interpreté que había un interés del presidente para que el tema se aclarara".

Al miércoles siguiente, el 28 de julio, el viceministro le pidió al exdirector de Aduanas que lo acompañara a una reunión sobre el cemento chino en el despacho de Morales AZ

En la cita, a la que también asistió el hoy candidato a diputado por el PAC Wélmer Ramos, ministro de Economía en ese momento, Morales le preguntó qué pasaba con un embarque de 20.000 toneladas de cemento provenientes de China que no podía ingresar al país.

El tema se resolvió mediante una resolución que permitió una "habilitación temporal" del producto en bodegas en Escazú, Guanacaste y Puntarenas. Según documentos que Coghi entregó a los diputados, Morales Zapata le dio seguimiento a las gestiones y, en una ocasión, incluso el viceministro le pidió que le reenviara mensajes al diputado sobre el asunto, que este año renunció al Partido Acción Ciudadana (PAC) cuestionado por su cercanía con el importador de cemento.

El mensaje en el que el viceministro le dijo a Coghi que había anotado puntos en Zapote con el desalmacenaje se produjo el 30 de julio.

Vea mensajes enviados por viceministro y diputado a exdirector de Aduanas sobre cemento

Fernando Rodríguez dijo que fue hasta la mañana de este martes, antes de la comparecencia de Coghi en el Congreso, que le comentó al presidente Solís lo de los puntos, e insistió en que Morales Zapata lo contactó a él para hablar del cemento y le dijo que hablaba en nombre del mandatario. En ese momento, Según el jerarca, Solís reaccionó con un gesto de molestia, pero alegó que no le hizo ningún comentario adicional al respecto.

Alegó, además, que había deficiencias logísticas en Aduanas porque el país nunca había importado cemento a los volúmenes de Sinocem, por lo que se buscó un mecanismo para que el comercio fluyera sin perjuicios fiscales.

Argumentó que el desalmacenaje rápido del cemento era una oportunidad para que Coghi demostrara que no era obstruccionista como alegaban cámaras empresariales.

El viceministro Rodríguez afirma que no cree estar envuelto en un caso de tráfico de influencias.

Por su parte, Welmer Ramos, exministro de Economía, confirmó a La Nación que hubo una reunión en el despacho del diputado Morales Zapata, pero alegó que él estuvo allí por 'rebote', ya que se encontraba en el Congreso atendiendo en encuentros con otros diputados por otros temas.

No precisó quién lo llamó a la reunión, pero recordó que estaban allí el diputado Morales, el viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez y el director de Aduanas, Benito Coghi.

Ramos defendió que, para esa fecha, el MEIC ya había publicado la nota técnica que se requería para la importación del producto; por lo que la situación debía ser resuelta por Hacienda y no se requería de ninguna autorización por parte del MEIC.

"De lo anterior se deduce que la participación del MEIC en la referida reunión era totalmente intrascendente, pues el tema a resolver era interno del Ministerio de Hacienda. Ni siquiera había que acelerar trámite alguno, pues el proceso en el cual el MEIC tenía injerencia ya había sido completado desde meses antes", señaló Ramos en una nota aclaratoria, la tarde de este miércoles.

Gerardo Ruiz R.

Gerardo Ruiz R.

Periodista de Política. Escribe sobre temas políticos, económicos y sociales. Cubre la Presidencia de la República.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.