Política

Exsecretario general del Liberal Progresista lanza 7 advertencias al renunciar al cargo

Eduardo Brenes Jiménez renunció al cargo de secretario general del Partido Liberal Progresista (PLP) este martes 19 de julio y, en la carta que envió a la Asamblea Nacional, lanzó siete advertencias a sus copartidarios para el futuro de la agrupación política.

Llamó a defender los principios democráticos, sin caer en tacticismos u cálculos electorales, y a no convertir al PLN en un partido de caudillos.

-Defender cimientos democráticos

“El país atraviesa una crisis sistémica que toca también los más profundos pilares de nuestra democracia. Los liberales siempre hemos estado ahí para defender esos cimientos. Tengan cuidado de no caer en tacticismos u oportunismos electorales, cuando se trate de defender nuestros más profundos principios liberales, háganlo con uñas, dientes y todo lo que sea necesario para que no perdamos lo que tanto ha costado lograr”, afirmó en el documento.

-Caudillismos

“Tengan cuidado de no convertir al partido en uno de caudillos, de mesías y menos de hombres fuertes. Los principios liberales de escepticismo al poder desmedido y al culto a la personalidad deben de ser aplicados no solo afuera del partido, sino, y sobre todo, adentro de él”.

-Manejo financiero

Asimismo, Brenes se refirió a los ¢2.468 millones de deuda política que adquirió el PLP por su participación en las elecciones del 2022.

“Tengan mucho cuidado con el manejo financiero del partido. Cuando aparece el dinero, aparecen los buitres que quieren tener control sobre él. Tengan siempre a un tesorero independiente, preparado y que sepa decir que no a los intereses, no solo de quienes vienen de afuera salivando porque ahora hay recursos, sino también a los que internamente quieren saltarse leyes y reglamentos para usarlo de formas no adecuadas”, escribió.

-Maquinaria electoral:

El exsecretario general pidió a los simpatizantes que nunca dejen que el partido “se convierta en una maquinaria electoral solo con el fin de llevar a una persona al poder, o de ganar elecciones y poner representantes en los diferentes puestos de elección popular”.

“Nuestro aporte a la sociedad tiene que estar sustentado en ideas y propuestas sólidas”, dijo.

-Cacicazgos locales

También, llamó la atención sobre un fenómeno vivido en otros partidos, cuando priman los intereses locales antes que las soluciones nacionales.

“Tengan cuidado también de no caer en los caciquismos territoriales que tanto aquejan a otros partidos. Recuerden siempre que somos un partido nacional y que resuleve los problemas nacionales. Para lo local están las municipalidades y trabajen muy duro para lograr representación digna en ellas. Es desde ahí y no desde otras instancias, que se gestiona lo local y regional”, declaró al respecto.

-Fracción legislativa:

Brenes también también llamó a marcar límites, sin dejar de coordinar, entre los diputados y el partido: “Ni le corresponde al partido regir lo que hace la fracción legislativa, que es legislar y hacer control político, ni a la fracción meterse en funciones propias de la administración partidaria, organización territorial, comunicación y manejo y coordinación de órganos internos. Tener dos sombreros al mismo tiempo, solo logra que no se haga bien una de esas funciones. Por eso recomendaría que quienes ostenten los cargos partidarios sean diferentes personas a quienes forman parte de la fracción o trabajen en ella.

-Estructura

“Si no se trabaja desde el partido para mantener y hacer crecer el apoyo es muy fácil perderlo y llegar a desaparecer en futuras elecciones, sobre todo en un contexto partidario nacional tan atomizado y tan proclive a los caudillismos de ocasión”.

“Se sigue trabajando de forma muy vertical, nunca se establecen las expectativas adecuadas a las personas que se acercan al partido y se deja ir a muchísimas personas por abandono, olvido, falta de respuesta y hasta desprecio intentendible de ni siquiera contestarles mensajes o darles la cara”, agregó en el documento.

Brenes, excandidato a diputado, tenía cinco años de ser secretario general y, según expuso en su renuncia, había un acuerdo del Consejo Ejecutivo Nacional para que, pasadas las elecciones generales del 2022, se pusieran a disposición los cargos “para que fueran nuevos liderazgos los que tomaran las riendas del partido y lo llevaran al nuevo lugar que se necesite que llegue”.

“Es por eso que hoy renuncio para que la asamblea nacional tenga la libertad suficiente de poner a nuevas personas a la cabeza de este partido que con gran esfuerzo muchos levantamos. Por otro lado, tengo también una serie de proyectos personales que quiero y necesito atender y creo que es el mejor momento para hacerlo”, justificó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.