Política

Restauración hace un guiño al Gobierno sobre eventual aprobación de préstamos

Ocho horas después de poner en duda la aprobación de más créditos internacionales ante la incertidumbre fiscal generada por el Gobierno, el restauracionista Carlos Avendaño matizó su postura: ‘No podemos decir de entrada que sí o no sin conocer las condiciones’

La bancada del Partido Restauración Nacional (PRN) no cierra la puerta, de entrada, a la aprobación de más créditos internacionales para financiar el gasto del Gobierno Central, como en principio lo dejó ver el diputado de la agrupación Carlos Avendaño.

Así lo dejó claro, la noche del jueves 26 de noviembre, el propio Avendaño, luego de que ocho horas antes pusiera en duda avalar más empréstitos extranjeros debido, según dijo, a la falta de claridad de Zapote sobre las negociaciones de un plan de ajuste fiscal con el FMI.

“Habrá que analizar cada crédito por sí mismo. No podemos decir de entrada que sí o no sin conocer las condiciones, objetivos y disposiciones de cada empréstito que eventualmente someta el Ejecutivo a consideración de la Asamblea”, matizó, el jueves, el legislador.

Esa reacción la expresó por escrito el también presidente del PRN, a las 7:35 p. m. del jueves, por medio de su despacho de prensa, luego de consultas enviadas por La Nación sobre la posición de su partido de cara a una solicitud de Hacienda a la Asamblea Legislativa.

Desde el fin de semana anterior, el jerarca de esa cartera, Elian Villegas, urgió a los legisladores aprobar en el mes de diciembre tres créditos internacionales que suman $850 millones.

De ellos, uno es del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por $250 millones. Otro de $300 millones del Banco Mundial (BM) y un tercero se suscribió con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Estos dos últimos se tramitan en un mismo expediente en la comisión de Hacendarios, el 22.214.

En una primera reacción suministrada por escrito a las 11:21 a. m. del jueves, el diputado Avendaño había puesto en duda el apoyo a esa solicitud.

Esa posición se debía, dijo, básicamente por la falta de claridad del Poder Ejecutivo en la negociación de un plan de ajuste con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual Avendaño, consideró como necesario para sanear las finanzas públicas.

“Nos preocupa esa falta de definición que pondría en riesgo la aprobación de créditos (en la Asamblea) que están ligados a las medidas de reactivación económica. El Gobierno sigue sin rumbo claro en lo económico”, respondió el diputado.

A la negativa se sumaron, en ese momento, los liberacionistas Carlos Ricardo Benavides y Silvia Hernández, y la socialcristiana María Inés Solís, quienes hicieron fuertes señalamientos por el manejo económico y fiscal de la administración de Carlos Alvarado.

Por la noche, en respuesta a las mismas consultas gestionadas por medio de su periodista, Avendaño agregó que, si “son créditos para canjear deuda y reducir el monto que hay que pagar por intereses, sería beneficio para el país”.

“Pero si son créditos para actividades y programas no esenciales, entonces la posición sería distinta. En estos momentos, la prioridad del país debe ser tener liquidez para cumplir con sus obligaciones legales y financieras, pues el riesgo de caer en el default (suspensión de pagos) es muy alto y, de materializarse, afectaría a toda la ciudadanía”, agregó.

De los créditos urgidos por el Gobierno, el del BID es para incorporarlos al presupuesto 2021. El del BM y del BCIE son para gestión fiscal y descarbonización, también para el próximo año, aunque este último el Gobierno también lo ligó con un proyecto para crear el fondo de avales destinado al sector productivo.

Pese a que suavizó su postura, Avendaño sí continuó con las críticas al Poder Ejecutivo por el manejo económico y fiscal.

“El Gobierno continúa sin rumbo. Es inaceptable que, en la coyuntura de crisis que afronta el país, con la convulsión social que ha generado este tema, y después del esfuerzo de diálogo nacional, el Poder Ejecutivo se niegue a ser transparente, y dar la cara a la ciudadanía. Siguen jugando con Costa Rica”, dijo sobre la posición evasiva del ministro de Hacienda ante un posible acuerdo con el Fondo Monetario.

¿Con esa incertidumbre qué señal le envía el Poder Ejecutivo a los mercados?, se le preguntó al restauracionista.

“Siguen enviando malas señales, esta incertidumbre y carencia de una hoja de ruta clara, sigue afectado la urgente atención a las finanzas públicas. En nada le ayuda a la economía del país, a los inversionistas ni a las calificadoras de riesgo, esta incertidumbre innecesaria que está generando el Gobierno con su posición evasiva.”, respondió

Luego, ante la pregunta si ve necesario acudir al FMI, defendió la idea.

“No tenemos en el corto plazo la capacidad para subsanar la profunda crisis fiscal. Requerimos de un aliado financiero. Estamos en un contrarreloj y ese proceso requiere de una ejecución contundente del Gobierno, que se convierta en una real y transparente negociación, y no un tema de imposición de los organismos multilaterales.

“Ahora, el país requiere en paralelo, las medidas de reactivación económica, de generación de empleo. Se lo hemos señalado incansablemente a este Gobierno. Restauración ha presentado una amplia gama de opciones de reactivación, se tienen que tomar decisiones de reformas estructurales, y solo vemos un Gobierno que sigue sin concretar ni marcar el rumbo”, finalizó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.