Rebeca Madrigal Q.. 10 mayo, 2019
María Inés Solís y Pedro Muñoz compartirán la jefatura de fracción del PUSC este año legislativo. Este viernes, anunciaron, la creación de un
María Inés Solís y Pedro Muñoz compartirán la jefatura de fracción del PUSC este año legislativo. Este viernes, anunciaron, la creación de un "gabinete a la sombra" para fiscalizar la marcha de las instituciones públicas.

La fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) anunció, este viernes, la conformación de un “gabinete a la sombra”, para fiscalizar la función pública.

Así lo adelantaron Pedro Muñoz y María Inés Solís, nuevos jefes de la bancada socialcristiana, durante un encuentro con la prensa.

Muñoz y Solís señalaron que la integración de este grupo va en línea con la postura de oposición que el PUSC mantendrá durante este nuevo año legislativo.

Indicaron que en la fracción hay descontento por el incumplimiento de una serie de compromisos asumidos, en octubre pasado, por el presidente de la República, Carlos Alvarado, en materia económica.

En la mira de este “gabinete a la sombra” estarán entidades como el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), bancos y universidades públicas.

Los socialcristianos se tomarán el resto del mes para definir las figuras que los acompañarán en este intento por fortalecer el control político en su fracción.

Mes a mes, este grupo de expertos brindará un informe de resultados públicos no solo para ejercer control político, sino también para construir soluciones a los problemas evidenciados.

La iniciativa tiene el aval del Comité Ejecutivo del Partido, según Muñoz.

De acuerdo con los congresistas, no habrá consideraciones especiales con respecto a la labor que realizan las figuras del PUSC que se incorporaron a la administración Alvarado.

Entre ellas figuran Rodolfo Piza, ministro de la Presidencia; Edna Camacho, coordinadora del Consejo Económico; Max Umaña, gerente de la Recope; Patricia Vega, presidenta ejecutiva del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y André Garnier, ministro de Coordinación y Enlace con el sector productivo.

El pasado 1.° de mayo, la Unidad no logró ni un puesto en el directorio legislativo en un intento por alcanzar la presidencia del Congreso de la mano de la oposición, fórmula que no fue la preferida por sus compañeros del Legislativo.

Sin embargo, esta iniciativa se gestó desde antes de la elección del Directorio, según los diputados.

Nuevo capítulo

El PUSC asegura que endurecerá la oposición este segundo año.

En el primer año, los diputados socialcristianos, además de ser parte del Directorio legislativo junto al oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), se sumaron a lo que en el Congreso se conoció como “la alianza fiscal”, grupo que aprobó la reforma fiscal impulsada por el Gobierno.

Sin embargo, el PUSC ahora mantiene una postura más dura con respecto a otras iniciativas de interés para el Poder Ejecutivo, como el proyecto de eurobonos que pretende que se le permita la colocación de $6.000 millones en el exterior para captar dinero a más bajo costo.

“La posición nuestra de oposición había venido aumentando con el tema de eurobonos. Hay diferencias importantes porque consideramos que la carta (compromisos de octubre) fue incumplida, nuestra tesitura de pasarnos a la oposición es algo que se ha venido fortaleciendo”, dijo el diputado Muñoz.

“Antes del primero de mayo estábamos en el Directorio, estábamos dando el beneficio de la duda, no éramos tan oposición como lo vamos a ser este año”, sostuvo.