Política

Proyectos de impuestos de agenda del FMI entran en ‘baño maría’

Futuro de estas iniciativas dependen del respaldo que pueda darles el PLN

El cambio hacia la renta global dual y la modificación del impuesto a las casas de lujo, dos de las iniciativas tributarias negociadas por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), entraron en “baño maría” en la Asamblea Legislativa.

En la comisión de Hacendarios el proyecto de renta global dual mantiene el mismo estado con el que finalizó el 2021. Es decir, la reforma carece de viabilidad política y técnica como para ser votada a favor, reiteró la presidenta Ana Lucía Delgado, del Partido Liberación Nacional (PLN).

“El expediente tiene múltiples elementos que requieren una revisión detallada y cuidadosa de cada una de ellas, en virtud de ser una reforma densa, compleja y que modifica estructuralmente al principal impuesto que tiene el país, afectando por ende a una gran cantidad de costarricenses”, aseguró Delgado.

El futuro de ambas iniciativas dependen del respaldo que pueda darles el PLN. Sobre la reforma al impuesto a las casas de lujo, Hacienda sostendrá el lunes una reunión con los diputados de Liberación para explicar un nuevo planteamiento que establecería el cobro a partir de los ¢175 millones y una progresividad desde el 0,5% del valor de la propiedad.

“Como fracción esperamos que el Gobierno pueda hacer el planteamiento formal de la propuesta, los cálculos de recaudación, cuánto impacta sobre la meta de consolidación fiscal negociada con el Fondo, viviendas que estarían exentas del cobro, entre otros detalles que es importante conocer. A partir de ahí tomaremos una posición bajo el entendido de que Liberación Nacional no apoyará nuevos impuestos que afecten a la clase media”, sentenció María José Corrales, jefa de bancada del PLN.

El plan de renta global reduciría el impuesto sobre la renta de los trabajadores independientes y aumentaría el de los asalariados, al equiparar la tasa para ambos sectores.

Delgado dijo que es pertinente que las consultas y audiencias que han sido programadas se vuelven vitales “para conocer esas afectaciones y esos elementos, para contrastarlos con la letra de la ley y con los mejores criterios técnicos y las mejores prácticas internacionales, a pesar de la ausencia de Hacienda que hemos tenido durante las discusiones”.

La legisladora recordó que al proyecto se le venció el plazo ordinario meses atrás y tiene presentadas 24 mociones de fondo que deben ser revisadas antes de someterse a votación, “para considerar si esos cambios resuelven parte de los elementos que la reforma tiene y que han sido expuestos”, añadió la presidenta.

“Por ejemplo, hay una moción del PAC (Partido Acción Ciudadana) que lleva el mínimo vital (monto exento del tributo) a ¢840 mil mensuales, entre muchas otras. Lo que sí es correcto es que el Reglamento de la Asamblea Legislativa prevé dos días de mociones 137 para modificaciones de fondo, tema que deberá revisarse en fracción.

“Por lo que no considero posible que la reforma tenga viabilidad política y técnica, como para votarla a favor, así como esta presentada, a la luz de las importantes observaciones esgrimidas”, concluyó Delgado.

En tanto, en la reforma al impuesto a las casas de lujo, Hacienda le presentará este lunes a los legisladores del PLN una nueva redacción elaborada a partir de requerimientos de esta fracción.

Este texto sustitutivo plantea que el cobro sea a partir de los ¢175 millones y no desde los ¢137 millones actuales.

“Se valoraría primero la construcción y cuando esta supera los ¢175 millones se le adiciona el precio del lote, igual al modelo que se usa hoy”, explicó el ministro de Hacienda, Elian Villegas.

Otro cambio que contiene la nueva propuesta del Gobierno es establecer un cobro progresivo del impuesto a partir de 0,5% del valor de la propiedad. En la actualidad la tasa oscila entre un 0,25% y un 0,55% conforme mayor sean los valores.

“Se iría presentando un escalonamiento en el cobro para que finalmente aquellas casas de valores realmente muy altos paguen más”, agregó Villegas.

Un tercer ajuste de la propuesta es que, para cobrar el impuesto a una propiedad de condominio, se le sumaría al valor de construcción el costo de las áreas comunes.

Finalmente, a solicitud del PLN; Hacienda incorporaría a las municipalidades en el cobro del impuesto, explicó Villegas.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.