Eillyn Jiménez B.. 24 junio, 2016
El texto establece ayuda recíproca moral y material, la pensión de supervivencia, el permiso de residencia para el cónyuge extranjero y también la posibilidad de adquirir el apellido del compañero.
El texto establece ayuda recíproca moral y material, la pensión de supervivencia, el permiso de residencia para el cónyuge extranjero y también la posibilidad de adquirir el apellido del compañero.

Redacción

El Proyecto de Ley de Sociedades de Convivencia está muy lejos de su aprobación en el Congreso. Marvin Atencio, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), confirmó que la iniciativa que le daría derechos patrimoniales a las parejas gais acumula unas 1.000 mociones.

A esta enorme cantidad de objeciones, se suma que el proyecto que se tramita bajo el expediente 18.481 sigue sin avances en la Comisión de Jurídicos, a donde entró desde agosto del 2012.

El plan 18.481 fue propuesto hace cuatro años por la entonces congresista Carmen Muñoz –quien hoy se desempeña como ministra de Gobernación– y su plazo de vigencia vence el próximo 5 de julio.

Según Edgardo Araya, del Frente Amplio, la mayoría de las mociones fueron presentadas por diputados del bloque cristiano, aunque no precisó quiénes.

Tanto Araya como Atencio, del PAC aseguran que a pesar de que en sus fracciones el tema es una prioridad, la cantidad cuestionamientos interpuestos dificultan su avance.

"Si no hay compromiso de otros partidos como para pensar en una vía rápida, poco podemos hacer ante las mociones. Nosotros estamos comprometidos en el tema de reconocimiento de derechos", afirmó Araya.

Con ellos coincidieron Otto Guevara, del Movimiento Libertario, y Gerardo Vargas, del PUSC, quienes aseguraron que están a favor de la aprobación de la iniciativa, ya que no se puede dejar de lado un tema que se convirtió en una realidad social.

Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana, apoya el Estado laico.
Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana, apoya el Estado laico.

Mario Redondo, del Partido Alianza Demócrata Cristiana, asegura que el texto es razonable, por lo que de su parte no hay ninguna moción.

"Creo en el libre albedrío, cada uno decide como vivir su vida siempre y cuando no le haga daño a otras personas", mencionó el legislador cartaginés.

Gonzalo Ramírez, de Renovación Costarricense, detalló que su fracción está de acuerdo en conciliar un proyecto de ley en el que se den algunos derechos civiles y patrimoniales, siempre y cuando no se debilite la figura del matrimonio.

Pese al aparente buen ambiente del proyecto, ninguno de los diputados consultados abogó por un acuerdo para apurar la discusión y votación de las mociones. El plan 18.481 fue propuesto hace cuatro años por la entonces congresista Carmen Muñoz –quien hoy se desempeña como ministra de Gobernación– y su plazo de vigencia vence el próximo 5 de julio.

Hace un año, el 29 de junio, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, manifestó que el Gobierno buscaría la posibilidad de acelerar en la Asamblea Legislativa el trámite del Proyecto de Ley de Sociedades.

"Nosotros seguimos empeñados en que ese proyecto sea aprobado, lo hemos dicho ya desde hace mucho tiempo y serán los momentos legislativos los que lo determinen", afirmó Solís hace un año.

Mientras el plan se estanca en el Congreso, este viernes, el Ministerio de Trabajo extendió la pensión por viudez a parejas del mismo sexo, mientras que en el 9 de junio la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) extendió ese mismo beneficio.

Carlos Alvarado, ministro de Trabajo, explicó a La Nación que, una vez que la Caja anunció la protección para parejas del mismo sexo, su cartera inició el análisis legal interno para proceder de la misma manera.