Josué Bravo. 9 julio
Negocios cerrados en San José en abril, durante los primeros meses de la pandemia. Foto: Alonso Tenorio
Negocios cerrados en San José en abril, durante los primeros meses de la pandemia. Foto: Alonso Tenorio

Carlos Alvarado, presidente de la República, dejó claro este mediodía que el bono Proteger no podrá cubrir al millón de personas que a la fecha lo han solicitado a través de una plataforma digital.

Según el mandatario, a lo que sí se compromete es a poner todo su esfuerzo para buscar más recursos que permitan otorgar ese subsidio a más personas.

Sin embargo, advirtió de que los resultados no dependen solo de él y recordó que, debido a la pandemia, el país sufre una caída en los ingresos y el Gobierno pretende hacer un recorte en el gasto.

“Yo puedo garantizar todo mi esfuerzo para buscar que se dé la mayor cobertura posible. Francamente no puedo garantizar el recurso para todas las personas que lo han solicitado”, dijo Alvarado.

A la fecha, de acuerdo con el presidente, cerca de medio millón de personas han recibido el bono.

El bono Proteger consiste en un subsidio estatal por un periodo de tres meses a trabajadores que sufrieron despidos, suspensión temporal del contrato de trabajo o reducción de jornadas laborales por la pandemia del covid-19.

El beneficio también aplica para trabajadores independientes y del sector informal cuyos ingresos se hayan disminuido. El bono mensual, por los tres meses, es de ¢52.500 o ¢125.000, según la condición socioeconómica del solicitante.

La Asamblea Legislativa aprobó en el mes de abril, dentro del primer presupuesto extraordinario del 2020, un primer paquete de ¢150.000 millones para otorgar los primeros subsidios.

Aún queda pendiente de aprobar, en un nuevo presupuesto extraordinario, otro monto de ¢75.000 millones girados por el Instituto Nacional de Seguros (INS) para atender la pandemia. De estos recursos saldrían unos 200.000 bonos proteger adicionales, según ha informado el gobierno.

“Espero la pronta aprobación del extraordinario para que se pueda ayudar a la gente que no se ha podido ayudar ahora. Créanme que yo siento la congoja, porque la veo, la leo. Para las otras personas que están ahí, igual, en ese contexto difícil, estamos buscando los mecanismos para poder ayudarlos”, añadió el presidente.

El presidente agregó que, así como ocurrió en una primera etapa de entrega de esa asistencia familiar, en esta próxima se dará prioridad a quienes realmente lo necesitan.

En ese aspecto mencionó que, en su criterio, la selección ha sido efectiva, debido a que de un universo de más de medio millón de beneficiarios, solo 2.300 llegaron a quienes no debían. En esos casos, las personas mintieron al momento de hacer la solicitud en la plataforma.

“Estadísticamente uno siempre desearía que fuera cero, pero está dentro del margen de error que, conociendo el sector, (la selección) es muy eficiente”, indicó el mandatario.

Alvarado explicó que aún no ha decidido si se cerrará la plataforma digital de solicitud del bono, debido a la falta de recursos.

En este tema añadió que hay una discusión en su equipo del área social sobre el futuro de esta, debido a que también puede ser usada para dar servicios de intermediación o de capacitación a las personas registradas.

“O bien para notificar a la persona. Si está planteando solicitud (del bono), que tenga certeza de que no hay presupuesto disponible”, dijo.