Camila Salazar, Víctor Hugo Murillo S.. 4 febrero, 2018

En la próxima legislatura al menos tres fracciones deberán ponerse de acuerdo para lograr mayoría y aprobar proyectos de ley, según los resultados preliminares del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), con corte emitido a las 10:40 p. m.

Los partidos Acción Ciudadana (PAC), Liberación Nacional (PLN) y Restauración Nacional (PRN) tendrían en conjunto 41 legisladores, que deberán negociar para aprobar proyectos como la reforma fiscal o recortes de gasto público.

Aunque el PLN no llegó a la segunda ronda presidencial, sería la fracción más numerosa en la próxima Asamblea. Esta agrupación tendría 17 diputados, es decir perdió una curul, respecto a su actual bancada.

Restauración Nacional sería la segunda fuerza parlamentaria al conquistar 14 escaños, una ganancia de 13. Esta agrupación tiene representación legislativa desde el 2006, con un total de tres diputados en tres legislaturas.

Por su parte, el PAC que obtuvo el segundo lugar en las elecciones presidenciales, llevaría 10 diputados el Congreso, su fracción más pequeña desde el 2002. En la legislatura actual, tenía 13 diputados.

Adicionalmente, estarían en el Congreso la Unidad Social Cristiana (PUSC), Integración Nacional (PIN), el Frente Amplio y debutaría el Republicano Social Cristiano (PRSC). En total habría siete fracciones, dos menos que en la actual Asamblea Legislativa.

El PUSC pasaría de ocho a nueve escaños y sería la cuarta bancada más numerosa.

También regresa el Partido Integración Nacional (PIN), que tendría cuatro parlamentarios. Asimismo, debutaría el Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), que conseguiría dos plazas.

Entre los grandes derrotados figura el Frente Amplio (FA), que tras erigirse como la tercera fracción más grande del Congreso actual (nueve escaños) solo lograría uno.

Estos datos pueden ser sujetos de cambios hasta que el Tribunal Supremo de Elecciones brinde el conteo definitivo de votos.

Salen del Congreso

El gran derrotado de la jornada fue el partido Movimiento Libertario, que por primera vez desde 1998 no logró ningún diputado en la Asamblea Legislativa. Esta agrupación se había convertido en la tercera fuerza política en el 2010, con nueve representantes.

Tampoco estarían en la nueva Asamblea Renovación Costarricense, que había logrado diputados en 1998, 2002, 2010 y 2014, ni el partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE), presente en Cuesta de Moras desde el 2006.

Finalmente, Alianza Demócrata Cristiana, agrupación liderada por Mario Redondo que debutó en la actual legislatura, no logró ninguna curul.