Por: Natasha Cambronero 15 noviembre, 2015
El abogado Rubén Berríos (atrás, izquierda) estuvo el miércoles en la mesa principal como miembro acreditado por Nicaragua. Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, lo quisieron dejar después como jefe de delegación nica y darle silla en la encerrona de presidentes. | FOTO/CELAC
El abogado Rubén Berríos (atrás, izquierda) estuvo el miércoles en la mesa principal como miembro acreditado por Nicaragua. Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, lo quisieron dejar después como jefe de delegación nica y darle silla en la encerrona de presidentes. | FOTO/CELAC

El gobierno de Nicaragua acusó a Costa Rica de causar una crisis humanitaria en Centroamericana con el otorgamiento de visas extraordinarias de tránsito a más de 1.500 migrantes cubanos en su travesía hacia los Estados Unidos.

“Responsabilizamos al gobierno de Costa Rica por desencadenar una crisis humanitaria de graves consecuencias para nuestra región”.

”El gobierno de Nicaragua no tolera, ni tolerará, acciones que atenten y arriesguen nuestra seguridad soberana, tanto en lo que se refiere a la integridad de nuestro territorio como al respeto inquebrantable a nuestro ordenamiento jurídico”, señala en un comunicado la primera dama, Rosario Murillo.

Murillo, quien funge como vocera del Poder Ejecutivo a cargo de su esposo, Daniel Ortega, alega que Costa Rica violó la soberanía nicaragüense al promover el “ingreso forzoso de miles de inmigrantes irregulares de nacionalidad cubana”.

“Costa Rica en una acción deliberada e irresponsable lanzó y sigue lanzando sobre los puestos fronterizos del sur de Nicaragua, a miles de Ciudadanos cubanos que permanecían en su territorio”, agrega el boletín publicado en el sitio web oficial del gobierno nicaragüense, El 19 digital.

Murillo agregó que denunciará a Costa Rica ante los organismos internacionales competentes.

Desde ayer sábado, la Dirección General de Migración y Extranjería ha entregado una visa extraordinaria de tránsito a más de 1.587 migrantes cubanos —la cual les permite estar siete días de forma legal en suelo costarricense—, luego de que estuvieron varios días varados en el paso fronterizo de Paso Canoas, limítrofe con Panamá.

El grupo de isleños viaja por tierra y por mar hasta Estados Unidos desde Ecuador —único país de América continental que no les pide visa—, donde arribaron en vuelos comerciales desde La habana.

Su intención es llegar a Estados Unidos para acogerse a la Ley de Ajuste Cubano, la cual otorga residencias a los cubanos que tengan más de un año de vivir en suelo estadounidense.