Aarón Sequeira, Josué Bravo. 3 agosto
El ministro de Hacienda, Elian Villegas, solicita este lunes en el plenario un acuerdo con el Congreso para avanzar en la atención de la crisis económica generada por la pandemia. Foto: Alonso Tenorio
El ministro de Hacienda, Elian Villegas, solicita este lunes en el plenario un acuerdo con el Congreso para avanzar en la atención de la crisis económica generada por la pandemia. Foto: Alonso Tenorio

El ministro de Hacienda, Elian Villegas, aseguró este lunes en el plenario de la Asamblea Legislativa que la crisis económica generada por la pandemia del nuevo coronavirus pone al país a las puertas de otro ajuste fiscal.

Ante las consultas sobre cómo se haría ese ajuste fiscal, el jerarca aseguró que será a través de un impuesto solidario, del que no dio mayores detalles; así como con tributos progresivos.

Eso sí, Villegas aseveró que un eventual incremento del impuesto al valor agregado (IVA), cuya tasa es actualmente del 13%, está de último tanto en su lista de propuestas como en la del presidente de la República, Carlos Alvarado.

Esa posibilidad de “nuevos tributos solidarios y progresivos” es parte de la supuesta ruta de fortalecimiento fiscal, junto con la implementación de la reforma fiscal y la reducción del gasto tributario.

Asímismo, Villegas apuntó que trabajan desde lo más técnico para reforzar el combate al contrabando y la defraudación fiscal, así como en la aplicación de cambios en la normativa tributaria para atacar la elusión.

Recordó que, para este año, se prevé que la deuda pública llegará al 70% del producto interno bruto (PIB) y que, para el 2024, el endeudamiento del Gobierno podría llegar al 80%.

Además mencionó, como ya se lo había advertido a los legisladores, que el déficit financiero del Gobierno Central quedaría en un 9,3% del PIB.

El ministro de Hacienda manifestó a los diputados que la pandemia generará no solo mayores costos y necesidades de financiamiento, sino también “más desempleo, más desigualdad y mayor pobreza”. A su criterio esto es, precisamente, lo que pone al país a las puertas de otro ajuste fiscal.

No obstante, añadió que las soluciones a la crisis económica dependen en mucho de la capacidad de acuerdo entre la Asamblea Legislativa y el Poder Ejecutivo.

En ese sentido, indicó que, entre las medidas necesarias ante la crisis, están la debida aplicación de la regla fiscal y la exigencia de tomar acciones para cerrar la brecha entre los ingresos y los gastos.

También anunció que el Presupuesto Nacional del 2021 vendrá con una cantidad importante de recortes en los gastos respecto al plan de gastos vigente para este año.

La audiencia del ministro de Hacienda en el Congreso se realiza en el marco del informe trimestral que le exige la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas

Pide aprobar reformas

En cuanto a la presión que le ponen la remuneraciones a las finanzas públicas, Villegas solicitó este lunes a la Asamblea Legislativa avanzar con el proyecto para suspender el pago de las anualidades los próximos dos años.

Igual solicitud planteó con respecto a una iniciativa del Poder Ejecutivo para reducir en un 15% la jornada laboral de los empleados públicos que ganan más de ¢1,5 millones, así como para el plan de Ley Marco de Empleo Público.

Alegó que, precisamente por esa presión que generan las remuneraciones, el Gobierno recurrió al decreto para el congelamiento de los aumentos salariales en el sector público.

Pedirá colocar $4.500 millones en eurobonos

El jerarca hacendario también manifestó que, para consolidar parte de las necesidades de financiamiento, solicitará autorización al Congreso para emitir eurobonos.

Las necesidades de financiamiento alcanzan un 14,1% del PIB para este 2020 y un 15% para el próximo año.

Villegas manifestó que, amén de los préstamos de apoyo presupuestario y el acuerdo que se negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI), así como otros préstamos multilaterales, pedirán autorización a la Asamblea Legislativa para colocar un monto mayor en eurobonos.

Consultado por el diputado liberacionista Carlos Ricardo Benavides, Villegas detalló que pedirán, en el primer semestre del 2021, permiso legislativo para colocar $4.500 millones en eurobonos.

Eso implicaría una primera emisión de $1.500 millones para ese año y $1.000 millones para cada uno de los tres años siguientes: 2022, 2023 y 2024.

En julio del 2019, la Asamblea Legislativa ya había autorizado una colocación de eurobonos por $1.500 millones a petición de la entonces ministra de Hacienda, Rocío Aguilar.

Los eurobonos son títulos valores que se colocan en el mercado internacional, cuyo objetivo principal es la reducción de la deuda pública y la disminución de la presión sobre las tasas de interés domésticas.

Cuando el Gobierno costarricense acude a esa colocación de títulos en el extranjero, deja mayor margen para que los inversionistas privados recurran al mercado interno, pues si el Estado busca financiarse allí, queda un margen menor.

La petición original de Aguilar había sido de $6.000 millones, para colocar aproximadamente $1.500 millones por año en un plazo de cuatro años; sin embargo, el Partido Liberación Nacional (PLN) y otras fracciones exigieron reducir el monto a solo $1.500 millones.