José Andrés Céspedes. 29 febrero
Juan Luis Bermúdez, ministro de Desarrollo Humano, desmintió este sábado que fuera cierto que el Sistema Único de Beneficiarios del Estado almacene información sobre el estado de salud y las enfermedades que padecen las personas que reciben ayudas. Foto: Melissa Fernández
Juan Luis Bermúdez, ministro de Desarrollo Humano, desmintió este sábado que fuera cierto que el Sistema Único de Beneficiarios del Estado almacene información sobre el estado de salud y las enfermedades que padecen las personas que reciben ayudas. Foto: Melissa Fernández

El ministro de Desarrollo Humano, Juan Luis Bermúdez, calificó este sábado de “irresponsable” y “temerario” afirmar que el Sistema Nacional de Información y Registro Único de Beneficiarios del Estado (Sinirube) contiene información sobre el estado de salud y las enfermedades de las personas que reciben ayudas sociales.

De esta forma, Bermúdez desmintió las declaraciones emitidas el pasado viernes por la defensora de los Habitantes, Catalina Crespo, quien sostuvo que el Sinirube registra información sensible sobre la situación socioeconómica de las personas, las enfermedades y estados de salud de la gente.

Así lo declaró Crespo, durante una conferencia de prensa, en la que divulgó los primeros resultados de una investigación sobre la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD), en la cual cuestionó que la Presidencia tuviera convenios con instituciones para compartir información sobre ciudadanos.

En su respuesta, el jerarca de Desarrollo Humano rechazó que el Sinirube almacene información sobre enfermedades de los beneficiarios y sostuvo que dicha plataforma es un instrumento de política social que contiene mecanismos de resguardo de la información guardada.

“Es irresponsable y temerario dar información falsa que pone en zozobra a nuestra población, genera desconfianza sobre la institucionalidad del Estado social de derecho costarricense.

“Sinirube es y seguirá siendo una herramienta para simplificar trámites en el sector social, para garantizar el cierre de las brechas de desigualdad, para evitar duplicidades y seguir atendiendo las necesidades de la población que más lo necesita en nuestro país”, aseveró el jerarca.

La defensora afirmó textualmente este viernes que el Sinirube "posee información sensible, pues este sistema maneja datos sobre la situación socioeconómica de las personas, enfermedades, estados de salud de la gente y más datos sensibles”.

Este sábado, La Nación le consultó a la defensora si a ella le consta que el sistema contiene datos sobre el estado de salud de las personas costarricenses, y su respuesta fue que “no”. También se le preguntó sobre cuáles datos sensibles considera ella que contiene el sistema, a lo que respondió que aquellos datos del estado socioeconómico de las personas.

“No. Yo lo que tengo es lo que me dicen de la base de datos de lo que tiene el Sinirube en general. La información socioeconómica es información sensible, entonces ya de por sí en el convenio que se firmó el año pasado con Presidencia y el IMAS, ya automáticamente es información sensible. Ahí están los datos, es muy fácil”, comentó.

También indicó que desconoce cuáles datos comparten el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) por su convenio y que, por esto, lo va a solicitar este lunes para revisarlo. “Hay que ver exactamente cuáles son los datos específicos que la Caja le da a Sinirube, pero igual, o sea, los datos socioeconómicos son sensibles”, aseveró.

El ministro de Desarrollo Humano afirmó desconocer el origen de la confusión de la defensora y señaló que decidió desmentir la información ya que, aunque conversó con Crespo el día de ayer vía llamada telefónica para solicitarle revisar sus declaraciones, ella sostuvo su afirmación.

“Debo aclarar que el Sinirube no es un expediente de salud. El Sinirube no almacena datos de enfermedades, así se lo hice yo ver a la señora defensora el día de ayer (viernes) en una llamada que tuve donde incluso le pedí que revisara sus declaraciones. Ante la ausencia de esa revisión entonces es que procedimos a desmentir”, subrayó Bermúdez.

Sobre si los datos socioeconómicos de las personas son datos sensibles, como según afirmó la defensora, el ministro indicó que “no se puede satanizar el hecho de que una institución tenga datos sensibles si se ha accedido a ellos en concordancia con todas las reglas de la institucionalidad y legalidad. En el caso del Sinirube, es para cumplir con el interés público con el que nace su ley, que es garantizar la transparencia en el otorgamiento de los beneficios sociales”.

“Hay que recordar también que no se trata de que las instituciones no tengan datos sensibles sino que los resguarden conforme le ley establece y es eso lo que aquí también está de por medio. Las instituciones pueden tener datos sensibles si los resguardan tal cual la ley dice y también si los usan para los fines de interés público que están definidos en sus leyes”, concluyó.

El enfrentamiento entre los jerarcas forma parte de la polémica generada a raíz de la creación de la UPAD, mediante un decreto ejecutivo, publicado el lunes 17 de febrero y derogado el viernes 21, el cual desató fuertes criticas y la apertura de investigaciones por parte de la Fiscalía, el Congreso y la Defensoría de los Habitantes debido a que su artículo 7 permitía a esta unidad acceso a información confidencial de los ciudadanos.