Política

Melvin Núñez cuestiona penas propuestas para el acoso callejero: ‘Piensan de forma egoísta del lado feminista’

Legislador de Restauración considera que las sanciones de cárcel planteadas en proyecto de ley son desproporcionadas; legisladoras del PAC critican que se planteen esas observaciones a última hora; el plan no pudo ser votado este jueves en primer debate

Estudiantes universitarias y colectivos feministas presionan este jueves, en las afueras de la Asamblea Legislativa, por la aprobación en primer debate del proyecto de Ley Contra el Acoso Sexual Callejero. Foto: Andrea Carazo para LN.

El diputado de Restauración Nacional (PRN), Melvin Núñez, calificó de desproporcionadas las penas planteadas en un proyecto de ley contra el acoso callejero, el cual estuvo cerca de aprobarse este jueves en primer debate.

Afirmó que un asalto a mano armada tiene penas más bajas. “Creo que están pensando de forma egoísta solo del lado feminista y el acoso lo sufren hombres y mujeres”, dijo el restauracionista.

“Queremos una proporcionalidad correcta de las penas, eso es todo. Hay que revisarlo, hay que mandarlo a consulta por lo mismo. La consulta que se le hizo a la Corte Suprema de Justicia viene muy escueta. Vamos a mandar a consultar, así sea, a la Sala Constitucional, también”, agregó.

El cuestionamiento del restauracionista y otras objeciones técnicas calentaron la discusión del proyecto de ley en el plenario, en vista de que diputadas del Partido Acción Ciudadana (PAC), como Carolina Hidalgo y Laura Guido, criticaron que se proponga ese tipo de ajustes al texto a última hora.

La iniciativa establecería las siguientes penas:

-De diez meses a un año y medio de cárcel: a quien fotografíe o grabe con connotación sexual, y sin su consentimiento, a personas en lugares de acceso público y en servicios de transporte remunerado de personas; la pena podría subir hasta dos años de cárcel si el material es mostrado o transmitido a otra persona

-De seis meses a un año de cárcel: a quien se masturben o exhiba sus genitales con intención sexual en público

-De ocho meses a un año de cárcel: a quien persiga o acorrale a una persona con fines sexuales

Las penas se incrementarían en un tercio si el ofensor es reincidente, si las faltas las comete más de una persona o si la víctima es menor de edad, adulta mayor o tiene una discapacidad.

El proyecto de ley prevé que, de forma adicional, los jueces podrán aplicar penas accesorias a los ofensores que consistirían en tratamientos contra las adicciones y el control de conductas violentas.

Legisladoras molestas

“Definitivamente, no es el momento porque las mujeres no estamos dispuestas a seguir esperando por elementos meramente técnicos y conceptuales”, expuso Carolna Hidalgo.

“No les corre por el cuerpo la urgencia que tenemos las mujeres por sacar este proyecto”, añadió su compañera Guido.

El proyecto de ley contra el acoso sexual callejero estaba previsto para votarse en su primer debate en la sesión de este jueves. Sin embargo, el plenario decidió no ampliar la sesión más allá de las 12:30 p. m. Los jefes de fracción acordaron continuar con el debate en la sesión del próximo lunes.

La iniciativa califica como acoso sexual callejero toda conducta con connotación sexual y con carácter unidireccional, sin que medie el consentimiento ni aceptación de la persona a la que está dirigida.

Estas acciones o expresiones causan molestia, malestar, intimidación, humillación, inseguridad, miedo y ofensa para quien la recibe. Se ejecuta en lugares de acceso público y en servicios de transporte remunerado de personas, según el texto.

La diputada Hidalgo consideró que, más allá de discusiones técnicas jurídicas del texto, lo que está en juego es la ruptura de paradigmas establecidos por una sociedad patriarcal.

“Nosotros hemos tenido que gestar una norma para que se nos respete en todos los ámbitos de la vida, en la política, en el trabajo, en nuestros hogares y, ahora que necesitamos de una protección en las calles, este no puede ser el proyecto que en el que tengamos una discusión sobre posibles falencias o de indeterminación de algunos conceptos jurídicos”, continuó.

En tanto, Guido, dijo que, en otras discusiones como robo de ganado e hitos fronterizos, no se han planteado este tipo de discusiones sobre las penas.

“Este no es el momento de venir a plantear esas discusiones. Hubo asesoría altamente especializada en el proceso de construcción del proyecto y esas observaciones no fueron planteadas”, añadió Guido.

Propuesta de mejora en redacción

Otro de los planteamientos al proyecto fue expuesto, en uno de los recesos, por el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), Jorge Luis Fonseca. Él propuso precisar términos jurídicos de la iniciativa para, según dijo, mejorar su redacción.

Específicamente, el verdiblanco sugiere que, en vez de “conductas con connotación sexual”, se use la definición “conducta sexual indeseada” para el acoso callejero.

El liberacionista explicó que no es un invento suyo, sino que el término que el propone ya está contemplado en la Ley de contra el hostigamiento o acoso sexual en el empleo y la docencia.

En su criterio, la otra definición sería un término jurídicamente inapropiado.

“No le da certeza al juzgado o al fiscal de tener claridad en decir si una conducta o un acto tenía o no connotación sexual, porque es un tema que le daría espacio a subjetividad de hacer la respectiva valoración”, expuso.

Fonseca aclaró que su idea no pretende atrasar el texto. “Jamás voy a oponerme y estar en contra, simplemente es buscar un producto mejor”, concluyó.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.