Silvia Artavia. 22 abril
Luis Guillermo Solís y la exprimera dama, Mercedes Peñas, junto a su hija Inés durante el traspaso de poderes en que asumió como nuevo mantatario Carlos Alvarado. Foto Alonso Tenorio,
Luis Guillermo Solís y la exprimera dama, Mercedes Peñas, junto a su hija Inés durante el traspaso de poderes en que asumió como nuevo mantatario Carlos Alvarado. Foto Alonso Tenorio,

Luis Guillermo Solís (2014-2018) develará este jueves 25 de abril su retrato como exmandatario en el salón de Expresidentes la Asamblea Legislativa.

La pintura se exhibirá con un marco provisional porque el oficial no está listo.

La decisión de realizar el acto protocolario sin que la obra –un óleo de 66 centímetros de largo y 53 de ancho– esté totalmente concluida, la tomó la presidenta del Congreso, Carolina Hidalgo, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Así lo confirmó Karla Granados, directora del departamento de Relaciones Públicas, Prensa y Protocolo de la Asamblea Legislativa, quien dijo desconocer las razones que llevaron a la líder del Parlamento a celebrar la actividad sin el marco definitivo.

Solís será el exmandatario número 49 en destapar su retrato en el Salón de Expresidentes y Expresidentas de la Asamblea Legislativa. La cita es las 7 p. m.

Según comentó Granados, será la primera vez que se devele un retrato de ese tipo sin su marco oficial.

La funcionaria afirmó que, a pesar de que se le comunicó a la Presidencia del Congreso que el enmarcado estaría listo finales de mayo, de todas formas, esa instancia fijó la fecha para este jueves.

Esta es una de las pocas veces en que este acto se realiza antes de cumplirse un año de que el expresidente haya dejado el mandato.

Justo el día de la develación, el 25 de abril, el exmandatario Solís cumple 61 años de edad.

Consultada sobre el tema, Carolina Hidalgo remitió las preguntas de este medio a su encargada de prensa. Sin embargo, al cierre de edición de esta nota no había contestado.

Una obra de arte

El marco de la pintura es una pieza de 175 centímetros de alto, 95 centímetros de ancho y 11,5 centímetros de ancho.

Está hecho a base de cedro amargo, material empleado por el Congreso por ser más resistente a los insectos.

Se trata de una pieza tallada a mano y catalogada como una obra de arte, pues es tallada a mano por un conservador y restaurador. De hecho, lleva una cobertura en oro.

Está valorada en unos ¢3,5 millones, dinero aportado por la Asamblea.

En cuanto a la pintura como tal, el costo de esta la asume el propio expresidente. La fracción del PAC todavía no revela el precio de la obra ni el pintor de esta.

Para la elaboración del marco se tomó como base el enmarcado del retrato del expresidente Federico Tinoco (1917-1919).

“Es un marco que está muy bien hecho; es un referente. Ese mismo se tomó hace cuatro años para hacer el de doña Laura Chinchilla (2006-2010)”, contó el director ejecutivo del Congreso, Antonio Ayales.

El director ejecutivo de la Asamblea, Antonio Ayales, dijo que se retiró el retrato de Federico Tinoco (1917-1919) porque su marco se usó como base para construir el que sostendrá la pintura de Luis Guillermo Solís. Foto: Alejandro Gamboa.
El director ejecutivo de la Asamblea, Antonio Ayales, dijo que se retiró el retrato de Federico Tinoco (1917-1919) porque su marco se usó como base para construir el que sostendrá la pintura de Luis Guillermo Solís. Foto: Alejandro Gamboa.
Acto sin recepción

Ayales también dijo que esta vez no habrá recepción posterior al acto protocolario de develación, a solicitud del mismo expresidente Luis Guillermo Solís.

“Él pidió que no quiere ningún tipo de actividad social en virtud del problema fiscal por el que atraviesa el país y que no quiere hacer incurrir a la Asamblea en ningún gasto”, comentó Ayales.

Según dijo el director ejecutivo del Parlamento, la decisión del exmandatario representará un ahorro de al menos ¢2 millones.

Ese habría sido el costo de los bocadillos y los vinos para los casi 200 invitados, así como del arreglo floral y demás detalles propios de la actividad.

Al igual que el marco del retrato, los gastos de la recepción siempre los asume el Congreso.

En tanto, la pintura la paga el mandatario, porque es este quien elige el artista que lo pintará.

Actualmente, Luis Guillermo Solís reside en Miami, Florida, Estados Unidos. Tanto él como la exprimera dama, Mercedes Peñas, se mudaron a ese país en agosto de 2018 para trabajar en la Universidad Internacional de la Florida (FIU, por sus siglas en inglés). Él ejerce como profesor y ella como investigadora.

Expresidentes de Costa Rica
Expresidentes de Costa Rica