Rebeca Madrigal Q.. 31 agosto, 2017

El presidente Luis Guillermo Solís deberá comparecer bajo juramento ante los diputados por el caso del cemento chino. La sesión se efectuará en Casa Presidencial el próximo lunes para coincidir con la invitación del mandatario a Solís.

La Comisión Especial de Investigación aprobó este jueves una moción para que el encuentro del próximo lunes sea una comparecencia y no una simple conversación.

De los diputados que conforman la comisión, solo votó en contra Nidia Jiménez, según dijo, porque Solís ya los había invitado a Zapote.

Minutos después de que la comisión tomara el acuerdo, el presidente Solís reaccionó: "Me complace que las señoras y los señores diputados me hayan invitado a comparecer sobre el tema del cemento. Con todo gusto reitero mi invitación para que concurran a Casa Presidencial el próximo lunes 4 setiembre a las 7 p. m. para lo procedente".

Solís sostiene que no tiene nada que esconder sobre la reunión que sostuvo con el importador de cemento, Juan Carlos Bolaños, junto con el director de Inteligencia y Seguridad, Mariano Figueres.

Los integrantes de la Comisión consideraron necesario que no fuera un simple encuentro sino una comparecencia. Siendo así, el presidente Solís deberá comparecer bajo juramento y en una sesión abierta a los medios de comunicación. El mecanismo acordado permitirá grabar la sesión para levantar el acta de lo que se diga.

El departamento de Servicios Técnicos recomendó que el encuentro se transmita en vivo y en presencia de la prensa.

Patricia Mora se inclino a favor de la comparencia por la seriedad de la investigación.

La moción fue propuesta por el presidente de la Comisión, Ronny Monge.

Los legisladores también acordaron llamar a comparecer al exministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, debido a que, cuando estaba en Casa Presidencial, se reunió en al menos en dos ocasiones con el importador de cemento chino, en el 2015.