Política

Luis Antonio Sobrado, presidente de TSE, pide no caer en la trampa de quienes llaman a no votar

TSE convocó oficialmente a elecciones en Costa Rica y el magistrado Sobrado advirtió a los votantes: ‘Hay quienes los quieren ver convertidos en una masa hastiada y apática’

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) convocó oficialmente a los costarricenses a cuatro meses de campaña electoral rumbo a las elecciones nacionales del 6 de febrero del 2022, en las que se elegirá al presidente de la República número 49 y a los próximos 57 diputados.

En la sesión solemne de este miércoles, el presidente del TSE, Luis Antonio Sobrado, advirtió sobre las voces que sugieren a los electores ser indiferentes ante el proceso electoral, con el fin de que no “estorben”.

“Hay quienes los quieren ver convertidos en una masa hastiada y apática. Hay quienes quieren que crean que dándole la espalda al proceso electoral están siendo muy críticos y que con ello castigan a los políticos. ¡Es una mentira! Quieren hacerles creer eso para que se queden en sus casas, para que no les estorben, para que los dejen hacer y deshacer a su gusto con lo que es de todos. Vote o no vote usted, habrá nuevo gobierno en mayo próximo” advirtió el magistrado.

Por la pandemia por covid 19, la sesión solemne se realizó con pocos invitados en el auditorio de TSE en San José. Además de Sobrado y de los magistrados electorales, participaron los presidentes de los poderes de la República: Carlos Alvarado, del Ejecutivo; Silvia Hernández, del Legislativo; y Fernando Cruz, del Judicial. Ni la prensa ni las autoridades partidarias fueron invitados a participar de forma presencial, como es usual en las sesiones anteriores.

Desde este miércoles y hasta el próximo 22 de octubre, las agrupaciones políticas podrán inscribir las candidaturas a la presidencia de la República y a diputados que fueron ratificadas antes del 3 de octubre. Un total de 27 partidos tienen listos candidatos presidenciales para ser inscritos.

Por mandato constitucional, a partir de este miércoles, el mando de la Fuerza Pública y de la Policía de Tránsito se traslada al TSE para garantizar el orden democrático.

A partir de este banderazo, cualquier actividad pública partidaria requiere del aval de TSE y los gastos de campaña de los partidos políticos empiezan a computarse para que sean reconocidos a los partidos, si estos alcanzan el umbral mínimo de votos y cumplen con los requisitos, con contribución estatal de ¢19.790 millones, monto inferior a los ¢25.000 de las elecciones 2018.

Previo a esta convocatoria, el TSE y las agrupaciones políticas afrontaron una precampaña atípica por las condiciones sanitarias debido a la pandemia. Por ejemplo, se avaló la elección de autoridades partidarias de forma virtual y las tres elecciones internas de los partidos Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC) y Acción Ciudadana (PAC) pusieron a prueba los protocolos sanitarios que, eventualmente, se replicarían en la elección nacional.

Con el inicio de campaña, también se silencia la publicidad gubernamental, de instituciones descentralizadas, de empresas del Estado y de municipalidades relativa a obras públicas, a partir de este jueves 7 de octubre, de acuerdo con el artículo 142 de Código Electoral.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.