Política

Jefe del PUSC asegura que Carlos Alvarado frenó proyectos sobre el plástico por presión de industriales

Diputado Erwen Masís relató que el presidente lo llamó este martes para decirle que había retirado iniciativas de la Unidad y del PAC porque había “presiones de industriales”

El jefe de la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Erwen Masís, aseguró este miércoles que el presidente de la República, Carlos Alvarado, retiró los proyectos de regulación sobre el uso de plásticos por presión de los industriales de este sector.

Según Masís, el propio mandatario lo llamó por teléfono, este martes, para explicarle que había tomado la decisión de retirar las iniciativas legales por esas presiones.

Uno de los proyectos es de Masís; el otro, de la legisladora Paola Vega, de Acción Ciudadana.

“Del sector industrial, me dijo, tengo presiones del sector industrial para desconvocar los proyectos del plástico”, aseguró el vocero socialcristiano ante varios medios de comunicación, en el vestíbulo del plenario legislativo.

La decisión del Ejecutivo para desconvocar esos dos proyectos generó que, apenas iniciada la sesión del plenario de este miércoles, el PUSC frenara de un pronto a otro todos los acuerdos en torno a la reforma al Reglamento legislativo, la cual tiene como objetivo agilizar el funcionamiento del Congreso.

De hecho, esa modificación reglamentaria había generado un acuerdo para que, en sesión extraordinaria extendida, se llegara a la votación. La reforma intenta acortar al máximo los tiempos de tramitación de las iniciativas legales.

“Hoy que estamos con ganas de ver este Reglamento para evitar el filibusterismo y permitir que proyectos buenos avancen, un día antes de esa votación, el presidente desconvoca un proyecto bueno”, dijo Masís.

Alegó que la decisión de Alvarado generó molestia en la fracción, sobre cómo está manejando el Poder Ejecutivo sus intereses, “cuáles temas quiere ver, para dónde va la economía y cuáles son los acuerdos incumplidos del plan fiscal".

“A partir de ahora, la fracción se va a manifestar en función de los acuerdos no cumplidos y de otros que tendrán que cumplirse si el Gobierno quiere que el país camine”, indicó el rojiazul.

Cuando Masís insistió en que el mandatario le aseguró que tenía presiones empresariales para desconvocar la iniciativa, el vocero del PUSC alegó que considera “increíble que el presidente lo haya planteado de esa manera", por vía telefónica.

Pese a lo que declaró el vocero socialcristiano, la diputada Paola Vega negó que la situación sea tal como la está pintando Erwen Masís.

Ella, más bien, matizó que los empresarios están pidiendo revisar varios aspectos relacionados con las iniciativas, con el fin de mejorar las iniciativas que se tramitan en el Congreso.

“Estas son cosas normales, no entiendo la actitud tan agresiva que está teniendo don Erwen. Como presidente de la Comisión de Ambiente, casi nunca ha convocado a sesiones, entonces no entiendo. Habría que ver qué hay detrás", dijo Vega.

Según la oficialista, el presidente no dijo que había literalmente “presiones”, sino que el sector empresarial pidió una pausa en el proyecto para poder aportar algunas observaciones, para ver si son recogidas o no.

Vega agregó que, para ella, Erwen Masís está cambiando los términos para decir que hay presiones del sector empresarial y que a ella le parece extraño que la Unidad quiera aprobar un proyecto que no ha tenido audiencias, no ha recibido informe del departamento de Servicios Técnicos y de cuya redacción el Ministerio de Salud ha dicho que está mal.

“Yo que él tomaría las cosas con calma y mejoraría el proyecto antes de estar pidiendo las cosas tan a la carrera”, comentó la del PAC.

Vega agregó que pedir que no se apruebe la reforma al Reglamento legislativo este miércoles, como estaba pactado, “sería un chantaje que la ciudadanía no se merece”.

Efectivamente, Masís confirmó que la fracción de la Unidad está pidiéndole a la presidenta del Congreso, Carolina Hidalgo, que no se vote la reforma al Reglamento aún, porque alegó que no “existe la armonía necesaria para verlo”.

“Si es así, que lo digan públicamente, porque han venido aprobando la reforma al Reglamento y ahora quieran votar en contra”, alegó Vega.

¿Qué dicen las propuestas de ley?

El proyecto de Ley para combatir la contaminación por plástico y proteger el ambiente (expediente 20.985) busca prohibir la comercialización de bolsas y pajillas de plástico en todo el país.

No obstante, establece excepciones en los casos en que el Ministerio de Salud determine indispensable el uso de artículos fabricados a base de ese material. Por ejemplo, cuando están de por medio asuntos de asepsia en la industria médica, o de seguridad y conservación de alimentos.

En tanto, la iniciativa de Paola Vega, Ley para solucionar la contaminación de residuos plásticos, persigue aplicar impuestos de entre el 10% y el 25% a artículos de plástico, ya sean materias primas o productos hechos con este, tales como bolsas para emparedados, platos, vasos y botellas de refresco.

La propuesta, bajo el expediente número 21.159, también plantea prohibir por completo el uso de objetos de estereofón, como vasos, platos, cápsulas para guardar comida y embalajes industriales fabricados con ese material.

Industriales del plástico: La solución es una estrategia integral de reciclaje

El presidente de la Asociación Costarricense de la Industria del Plástico (Aciplast), Marco Luconi, desmintió que haya habido “presiones” para que el Presidente desconvocara los proyectos de ley.

“Yo no diría presión. Lo que hemos hecho es llevar un mensaje acorde con los objetivos que se quieren plantear, más bien, corrigiendo las posiciones que nosotros creemos que están equivocadas. Si eso es presión, pues ese es un tema de interpretación, pero ese ha sido nuestro trabajo por muchos años”, aseguró Luconi.

¿Qué estiman los industriales del plástico que debe corregirse? Para ellos, la solución no es “declararle la guerra" al plástico, sino trabajar una estrategia integral de reciclaje que incluya todo tipo de materiales, como cartón y vidrio.

De hecho, explicó, el sector que él representa trabaja un proyecto en ese sentido, el cual han ido gestando tras acercamientos con el Ejecutivo, el Legislativo y demás actores involucrados.

La propuesta de los industriales consiste en la creación de una red de reciclaje que empezaría en los hogares, pasaría por las municipalidades y llegaría a las empresas recicladoras del sector.

“Es importante entender la cadena. En la casa se separa, la municipalidad recolecta, los centros de acopio perfeccionan la preparación de los materiales y el reciclador los convierte en materia prima para producir nuevos productos sobre el mismo producto”, comentó Luconi.

La mayor ambición de dicha iniciativa es acabar con los rellenos sanitarios en Costa Rica para el año 2030, agregó el líder de la industria plástica.

Costa Rica ya cuenta con un Plan Nacional para la Gestión Integral de Residuos 2016-2021, del cual se desprende la Estrategia Nacional de Sustitución de Plásticos de un Solo Uso.

También existen la Política Nacional para la Gestión Integral de Residuos 2010-2021 y la Estrategia Nacional de Separación, Recuperación y Valorización de Residuos.

No obstante, opinó Luconi, estos proyectos han sido infructuosos porque no vislumbran incentivos para los actores.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.

Silvia Artavia

Silvia Artavia

Periodista en la sección de Política. Licenciada en Periodismo Social de la Universidad Internacional de las Américas (UIA).