Política

Iván Barrantes, vocero de Fabricio Alvarado, niega tener ‘matrículas ideológicas’ con él

Luego de vender sus servicios al PAC y al PLN, el consultor Iván Barrantes firmó un contrato confidencial con Nueva República, en donde se convirtió en vocero de campaña y el mayor contribuyente

El pasado 23 de noviembre, cuando Fabricio Alvarado presentó su plan de gobierno como candidato del Partido Nueva República (PNR), una cara conocida en el PAC apareció como uno de los oradores y como encargado del capítulo de innovación.

Ese día, en el centro de eventos Pedregal, en Belén de Heredia, uno de los discursos de campaña le correspondió al consultor Iván Barrantes, quien en el 2014 afirmó haber promovido la candidatura del expresidente Luis Guillermo Solís como cualquier otra estrategia de mercadeo de las que había ejecutado en empresas de gaseosas.

“Logramos crear demanda. Para eso hay métodos. Lo aplica una empresa como Coca-Cola que tiene 50.000 puntos de venta en este país. Bueno, pues una campaña es una empresa de tiempo limitado”, declaró en aquel momento.

Después de vender sus servicios al Partido Acción Ciudadana (PAC), Barrantes pasó por la precampaña del excandidato de Antonio Álvarez Desanti, en el Partido Liberación Nacional (PLN) y ahora está con Fabricio Alvarado y Nueva República.

Sin embargo, en Nueva República fue mucho más allá y, además de ser un contratista, se convirtió en el mayor contribuyente registrado ante el TSE y en vocero de la campaña, aun sin estar vinculado ideológicamente con el partido o con el candidato presidencial, según dijo él mismo.

Iván Barrantes asegura que su vínculo con Alvarado es estrictamente profesional, algo parecido al rol de un director técnico contratado exclusivamente para dirigir un equipo, sin “matrículas ideológicas”.

Consultado sobre su relación con el candidato, el consultor de partido afirmó: “Yo no tengo fanatismo, ni matrículas ideológicas, hay un tema de químicas que hemos construido en el tiempo y una relación contractual..., yo partidario de Nueva República no soy, no soy partidario de nada; soy estratega de campaña y tengo algo protagónico en la misma”.

“Es una relación profesional normal, en la que hay un partido que contrata a un estratega como hay un equipo que contrata a un director técnico... Dejar claro que sí hay una relación de confianza y de amistad, pero es independiente”, insistió Barrantes, quien acompaña a Alvarado en la mayoría de sus apariciones públicas.

Contratos y contribuciones

Según registros del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Barrantes es el mayor contribuyente de Nueva República desde el 2020, pero ese aporte no ha sido en calidad de partidario, sino de contratista.

Barrantes, quien sugiere que existe una incomprensión en su forma de hacer negocios, firmó en el 2020 un contrato con Nueva República por ¢50 millones de cara a las elecciones municipales. El término de ese contrato no obligaba a la agrupación a cancelar su totalidad con la deuda política, sino que daría prioridad al pago de otros proveedores.

Según el estratega, Nueva República le canceló ¢12 millones en efectivo, por lo que el saldo de ¢38 millones se trasladó como una contribución en especie.

“Era un contrato acordeón, se le da prioridad a otros gastos... es una donación más por efectos por cumplir con las reglas del TSE, es una donación entre comillas”, enfatizó.

Sobre su contrato actual con la agrupación de Fabricio Alvarado, Barrantes asegura que sus términos y montos son confidenciales; solo adelantó que su modelo de negocio es variable y el “mecanismo de compensación” puede ser distinto en cada contrato.

Para la campaña electoral 2018, Barrantes también colaboró con Fabricio Alvarado, cuando fue el candidato presidencial de Restauración Nacional. En esa ocasión, realizó un “diagnóstico” para la agrupación sin cobrar un colón, pues de ese análisis dependía la contratación de la siguiente fase, según contó.

Sin embargo, tras esa labor, el equipo de campaña liderado por el empresario Juan Carlos Campos, desistió de la contratación y Barrantes no recibió remuneración.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.