Aarón Sequeira. 3 julio
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, compareció este miércoles ante el plenario legislativo para responder las dudas de los diputados sobre los eurobonos. Fotos: Mayela López
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, compareció este miércoles ante el plenario legislativo para responder las dudas de los diputados sobre los eurobonos. Fotos: Mayela López

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, anunció este miércoles, en el plenario del Congreso, que antes de que pase un año acudirá nuevamente a pedirles a los diputados que una nueva autorización para colocar eurobonos en el mercado internacional, a fin de reducir los intereses de la deuda pública.

Además, la jerarca les advirtió a los congresistas de que, a riesgo de parecerles necia, volverá a pedir autorización para colocar un monto de eurobonos no solo para un periodo, sino para varios años.

Así respondió ante consultas del diputado independiente Erick Rodríguez Steller, en medio de una sesión plenaria en que se invitó a la ministra para que respondiera todas las preguntas y dudas de los legisladores sobre el actual proyecto de eurobonos.

La interpelación a la ministra Aguilar sobre los eurobonos, cómo se utilizarán, para qué y cuáles otras herramientas tendrá a su mano Hacienda, se da dos días después de que los parlamentarios aprobaran en primer debate que el gobierno busque $1.500 millones en el mercado internacional mediente la colocación de eurobonos, durante el 2019.

La solicitud original de Hacienda era que le dieran un permiso para colocar hasta $6.000 millones, para los próximos cuatro años.

En consecuencia, el anuncio implica que el próximo proyecto que envíe la ministra al Congreso pediría un permiso de colocación de hasta $4.500 millones.

Según explicó Aguilar, eso generaría buen ambiente en los mercados internacionales, donde se vería como una buena señal que el país tenga una fuente de financiamiento permanente para los próximos años.

Por otra parte, la ministra detalló que luego de la aprobación del plan fiscal y, ahora con el primer debate de los eurobonos, ha aumentado la confianza de los mercados internacionales.

De hecho, para el primer semestre, ya Hacienda ha captado el 100% de sus necesidades para esos seis meses, o sea, hicieron igual cantidad de canjes de deuda que el primer semestre del año anterior.

Aunque realmente fueron pocas las preguntas que los diputados le dirigieron a Rocío Aguilar sobre los eurobonos, sí dijo que esos fondos le servirán para sustituir las fuentes de financiamiento para el Presupuesto Nacional.

Es decir, ya no tendrá que correr a hacer colocación de títulos valores en el mercado interno para financiar sus gastos corrientes, sino que podrá hacer esas colocaciones en el mercado externo, con menores tasas de interés y a plazos más largos.

En la foto, el diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Pedro Muñoz (izquierda), hace una pregunta a la ministra. Junto a él, los diputados Rodolfo Peña (centro) y Heriberto Abarca, del mismo partido. Fotos: Mayela López
En la foto, el diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Pedro Muñoz (izquierda), hace una pregunta a la ministra. Junto a él, los diputados Rodolfo Peña (centro) y Heriberto Abarca, del mismo partido. Fotos: Mayela López
Aportes por $2.300 millones para el 2019

La jerarca de la hacienda pública dijo a los diputados que, para el segundo semestre, tiene necesidades de financiamiento por $3.934 millones.

Los eurobonos aportan $1.500 millones, además del préstamo de la Corporación Andina de Fomento por $500 millones y otro crédito recién aprobado, este martes, por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Los eurobonos, junto con esos préstamos de apoyo presupuestario, sumarían -dijo Rocío Aguilar- hasta $2.300 millones. El resto tendrá que conseguirlo en el mercado interno, pero ya sin la presión que daría una búsqueda más fuerte de recursos.

Esa baja en la presión, dijo la ministra, también se reflejará en las tasas de interés para el mercado interno, pues al no competir el Estado en la búsqueda de recursos de forma tan fuerte, habría más recursos para créditos.

“Vamos a seguir requiriendo financiamiento externo, con el propósito de dejar de estrujar el mercado interno y que Hacienda no compita con los inversores locales”, apuntó.

Añadió que es posible que las tasas sigan bajando más de lo que ya han bajado y aseguró que eso beneficiaría a los sectores productivos y las deudas personales de los costarricenses.

Los eurobonos son una forma de mejor financiamiento que evita riesgos fiscales importantes y de financiamiento, respondió Aguilar ante consultas de Welmer Ramos, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Si bien reconoció que los eurobonos y los préstamos de apoyo presupuestario “no son la reactivación económica”, tienen un importante efecto en esta, precisamente al liberar esa presión en el mercado financiero nacional.

“Esto es necesario para los que están tomando decisiones de inversión, porque habrá condiciones más atractivas para hacerlo”, comentó.

‘Todos deben cumplir la regla fiscal’

Parte de la preocupación legislativa sobre la aprobación de los eurobonos es la de que el Gobierno entre en una especie de anestesia y que maneje de forma irresponsable la mayor estabilidad fiscal.

Sin embargo, la ministra de Hacienda enfatizó en las normas que impone la regla fiscal y adujo que estas normas son para todos, a pesar de las maniobras que han hecho varias instituciones y las universidades para capearse el tope al gasto que les impone la ley.

Aseguró que el acuerdo entre las universidades y el Ejecutivo solamente implica el permiso para que esos centros de educación no tengan que pasar por una certificación de la Secretaría Técnica de Presupuesto, donde se ratifique si están cumpliendo el tope de gasto o no.

La jerarca negó que haya un incumplimiento legal de las universidades en ese acuerdo.

Los rectores alegaron que se violaría la autonomía establecida en la Constitución Política si se les exige pasar por Hacienda.

Aguilar añadió que las universidades sí tendrán que pasar por el tamiz de la Contraloría General de la República y el riesgo que corren es que, si no cumplen con el tope fijado por la regla fiscal, se les impruebe su presupuesto.

La exigencia de pasar por la Secretaría de Presupuesto se derivaba del reglamento sobre cumplimiento de la regla fiscal.

Por otro lado, Aguilar insistió en que la implementación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas está en camino y dijo que la regla fiscal y los cambios en las remuneraciones equivalen al 60% del rendimiento esperado por el plan fiscal, de un 4% del PIB en cuatro años.

No obstante, adujo que no es sencillo aplicar los nuevos parámetros en cuanto a remuneraciones, cuando hay más de 150 pluses registrados.

“Son más de 150 pluses, muchos de ellos del Ministerio de Educación Pública (MEP). Van a ver ustedes en el Presupuesto del 2020 si hay cumplimiento pleno de la regla fiscal. Se mostrará el compromiso del Ejecutivo”, comentó.