Por: Natasha Cambronero 27 noviembre, 2016
El balneario Thermomanía fue devastado por una cabeza de agua durante el paso del huracán Otto, en Bagaces.
El balneario Thermomanía fue devastado por una cabeza de agua durante el paso del huracán Otto, en Bagaces.

El Gobierno pedirá a los diputados incrementar en al menos ¢3.000 millones el presupuesto de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) para hacerle frente a los daños ocasionados por el huracán Otto, que azotó una parte del país, el pasado jueves.

El viceministro de la Presidencia, Luis Paulino Mora, confirmó que incluirán esa suma dentro del segundo presupuesto extraordinario del 2016 que actualmente se discute en el Congreso y que se debe aprobar a más tardar, el 20 de diciembre.

El cambio se hará mediante una moción vía artículo 137 del Reglamento de la Asamblea Legislativa, que permite hacer modificación de fondo al expediente.

"Mediante el presupuesto extraordinario que se está discutiendo y que mañana se abre al segundo día para mociones vía 137, se propondrá una moción que permita darle recursos a la Comisión Nacional de Emergencias, se habla de al menos ¢3.000 millones", dijo Mora.

Este plan de gastos, presentado por el Gobierno antes de la emergencia, materializa un recorte de ¢24.500 millones. Ahí inicialmente, se le daban ¢32,7 millones a la CNE, por concepto de un superávit del 3% en el 2015.

En la exposición de motivos, el Poder Ejecutivo adujo que esos recursos se iban a usar para el financiamiento del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo.

El presidente del Congreso, Antonio Álvarez Desanti, aseguró que existe un compromiso unámime de todas las fracciones para darle más recursos a la Comisión de Emergencias.

Hasta el momento se han estimado daños en carreteras por ¢7.000 millones y 1.600 casas afectadas.