Marvin Barquero, Óscar Rodríguez. 4 febrero, 2018

En esta jornada electoral, los expresidentes de la República Rafael Ángel Calderón Fournier, Óscar Arias Sánchez, Abel Pacheco De la Espriella y Laura Chinchilla Miranda, coincidieron en que Costa Rica debe propiciar el diálogo y tomar decisiones urgentes en temas tan importantes como el déficit fiscal.

Los expresidentes de la República advirtieron de que el éxito de quien elijan los costarricenses para gobernar en el periodo 2018-2022 depende del diálogo, los acuerdos y las alianzas. Aquí las elecciones en la escuela Monseñor Víctor Manuel Sanabria, en San Rafael de Oreamuno, Cartago. Foto: Rafael Pacheco
Los expresidentes de la República advirtieron de que el éxito de quien elijan los costarricenses para gobernar en el periodo 2018-2022 depende del diálogo, los acuerdos y las alianzas. Aquí las elecciones en la escuela Monseñor Víctor Manuel Sanabria, en San Rafael de Oreamuno, Cartago. Foto: Rafael Pacheco

Todos se refrieron, por separado, al duro reto que le espera al próximo gobierno, especialmente, por las dificultades que significará contar con una Asamblea Legislativa muy fragmentada.

"Lo que estamos haciendo es ir posponiendo la solución a los problemas nacionales y eso no habla bien de Costa Rica", advirtió el exmandatario Arias a eso de las 12:05 p. m. de este domingo cuando bajó de un autobús que lo condujo a su centro de votación en la escuela Carlos Sanabria, en Pavas. Emitió el sufragio unos veinte minutos después.

Óscar Arias votó en la escuela Carlos Sanabria Mora, en Pavas. Foto Jorge Navarro
Óscar Arias votó en la escuela Carlos Sanabria Mora, en Pavas. Foto Jorge Navarro

Arias fue dos veces presidente de Costa Rica. Su primer mandato fue de 1986 a 1990 y el segundo del 2006 al 2010.

"Ojalá podamos realmente cambiar esa actitud costarricense de posponer los problemas en lugar de enfrentarse a ellos y resolverlos", continuó Arias, luego de recordar que varios gobiernos han intentado solucionar el problema del déficit fiscal (diferencia negativa entre ingresos y gastos del Gobierno).

Para Calderón, el próximo gobierno se enfrentará a un gran reto por la fragmentación de la Asamblea Legislativa. Predijo que el partido ganador de las elecciones tendrá una fracción parlamentaria de apenas unos 12 diputados, lo cual dificultará mucho la gobernabilidad.

Por tal motivo consideró muy importante el acercamiento y el diálogo.

04\02\2018 fotos: Jorge Navarro Rafael Ángel Calderón Fournier emitió el sufragio en Curridabat, en la escuela Josefita Jurado. Foto Jorge Navarro
04\02\2018 fotos: Jorge Navarro Rafael Ángel Calderón Fournier emitió el sufragio en Curridabat, en la escuela Josefita Jurado. Foto Jorge Navarro

Calderón, quien gobernó al país en el periodo 1990-1994, dijo que aportó, en la parte intelectual, en la preparación del programa de gobierno de su partido.

Calderón votó en la escuela Josefita Jurado, en Sánchez de Curridabat, a eso de las 8:40 a. m.

Por su parte, Pacheco llamó a un diálogo urgente y advirtió de que el país puede entrar en la violencia si el próximo gobierno y las fuerzas políticas no propician esos acercamientos.

"Sigamos con la violencia que estamos viviendo, continuemos con la falta de diálogo que estamos viviendo...así que sí estamos en peligro", señaló Pacheco.

El voto de Abel Pacheco fue en la escuela Carlos Sanabria Mora, en Pavas. Foto Jorge Navarro.
El voto de Abel Pacheco fue en la escuela Carlos Sanabria Mora, en Pavas. Foto Jorge Navarro.

El expresidente del periodo 2002-2006 recordó que él gobernó con una Asamblea Legislativa fragmentada y se lograron avances mediante el acercamiento entre las fuerzas políticas del país.

Al ser consultado por un consejo al nuevo presidente, repitió: "dialogar, dialogar y más dialogar; respeto y mucha paciencia, porque la situación está para ponernos de acuerdo o esta país se hunde".

Pacheco también votó en la escuela Carlos Sanabria, en Pavas, a las 11:20 a. m.

Laura Chinchilla, expresidenta liberacionista, ejerció su voto a las 10:35 a.m. en la escuela Joaquín García Monge, en Desamparados.

La presidenta en el periodo 2010-2014 comentó que los dos principales temas a enfrentar por la próxima administración serán la inseguridad y el déficit fiscal.

La escuela Joaquín García Monge, en Desamparados, fue le sitio de votación de Laura Chinchilla. Foto: Nina Cordero
La escuela Joaquín García Monge, en Desamparados, fue le sitio de votación de Laura Chinchilla. Foto: Nina Cordero

"Al déficit fiscal las actuales autoridades (de Gobierno) no quisieron darle la importancia debida. No se puede postergar más porque estamos jugando con la economía de Costa Rica y de todas las familias del país", enfatizó Chinchilla.

La verdiblanca instó a todos los candidatos presidenciales a aceptar el resultado de las urnas.

Además instó a quien gane, sea en primera o segunda ronda, a dar un mensaje de unidad nacional.

"El próximo presidente debe dar señales, desde el principio, de concordia, de la necesidad de unir al pueblo. Debe escuchar los mensajes que le van a enviar de distintos sectores, algo que nunca hizo este Gobierno (de Luis Guillermo Solís) de quienes íbamos saliendo", recalcó Chinchilla.