Josué Bravo. 11 enero
11/12/18 San José. Epsy Campbell al momento de presentar la renuncia a su cargo de Canciller de la Republica ante los diputados de la Asamblea Legislativa. Fotografía: Graciela Solís
11/12/18 San José. Epsy Campbell al momento de presentar la renuncia a su cargo de Canciller de la Republica ante los diputados de la Asamblea Legislativa. Fotografía: Graciela Solís

El presidente Carlos Alvarado le asignó cuatro nuevas funciones a su primera vicepresidenta y excanciller, Epsy Campbell.

Ella trabajará desde su despacho en temas de desarrollo territorial, empoderamiento y liderazgo de las mujeres, pueblos afrodescendientes y educación financiera.

Sus nuevas funciones las anunció este viernes la Casa Presidencial en un comunicado de prensa, exactamente un mes después de que Campbell renunció como canciller en el plenario de la Asamblea Legislativa.

Su labor será de gestión política y coordinación “en iniciativas para el bienestar social y económico de las zonas rurales con mayor vulnerabilidad, principalmente en la región norte del país”, según el gobierno.

Campbell presentó su renuncia el 11 de diciembre anterior, cuatro días después de que la Procuraduría General de la República (PGR) confirmara que los puestos de direcciones en Cancillería no son de confianza y, por lo tanto, no pueden nombrarse a dedo.

Siendo canciller hizo los polémicos nombramientos, como si fueran cargo de confianza, de Adriana Murillo en la dirección de Política Exterior y de Carolina Fernández como directora alterna de esa misma cartera.

No obstante, el 3 de diciembre, Campbell les solicitó la separación del cargo. En total, la entonces canciller pidió la renuncia de siete funcionarios de su despacho que incluía dos nombramientos del gobierno de Laura Chinchilla (2014-2018) y tres de Luis Guillermo Solís (2014-2018).

Como parte de sus nuevas funciones la vicepresidenta coordinará con el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) un proyecto para el empoderamiento económico y liderazgo.

El objetivo de este proyecto es generar un diagnóstico y un plan de acción que promueva una efectiva disminución en las brechas sociales.

Además, dará seguimiento a los compromisos del Decenio Internacional para los Afrodescendientes, el desarrollo de los pueblos del Caribe costarricense y la promoción de oportunidades.

En tanto, con el Ministerio de Economía promoverá iniciativas de educación financiera en alianza con el sector privado.

La finalidad de este proyecto de gobierno es brindar herramientas para la planificación económica, personal y familiar, así como el uso responsable de los distintos productos y servicios.

“Desde la primera vicepresidencia apoyaremos la gestión del presidente Alvarado para lograr la reactivación del país, disminuir las desigualdades y avanzar de manera firme y decidida hacia la consecución de las prioridades establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo”, expresó Campbell en el comunicado.

La Fiscalía General de la República investiga a Campbell bajo el expediente 18-144-033-PE, para para determinar si incurrió o no en el supuesto delito de nombramientos ilegales.

El día de su renuncia, adujo que no conocía a las personas designadas antes de nombrarlas, pero se negó a decir textualmente quién se las recomendó.

“Muy claramente la asesoría jurídica le dio el marco jurídico al presidente electo sobre cuáles eran los puestos de confianza, don Carlos ha actuado con base en los criterios jurídicos.

Con esa asesoría, el presidente me pasó los puestos y se realizaron los nombramientos”, dijo Campbell en el plenario legislativo.