Política

Dos hechos fueron determinantes en triunfo de Costa Rica en juicio por límites marítimos con Nicaragua

Un factor fue el fallo que ese mismo tribunal emitió en diciembre del 2015, y en el cual se reconoció la soberanía costarricense sobre el extremo norte de isla Calero

Dos hechos fueron determinantes para que Costra Rica obtuviera un triunfo contundente en el juicio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para definir los límites marítimos con Nicaragua, en ambas costas.

En la sentencia del pasado 2 de febrero tuvo un peso crucial el fallo que ese mismo tribunal, con sede en La Haya, Holanda, había emitido en diciembre del 2015, cuando se reconoció la soberanía costarricense sobre el extremo norte de isla Calero, punto conocido como isla Portillo.

El segundo factor que incidió fue la desaparición en Calero de una lengüeta de arena que bordeaba la playa, de unos tres kilómetros (km) de largo, esto producto de cambios geográficos en la zona. Esa barra de arena era de soberanía nicaragüense y ensanchaba el territorio de esa nación en el Caribe.

Sin embargo, al final, la CIJ determinó que ese banco de arena se redujo en las inmediaciones de la bahía Los Portillos o Harbor Head y por lo cual, calificó esa área como un enclave nicaragüense en territorio de Costa Rica.

Esos dos elementos hicieron que los jueces de La Haya definieran que, en el mar Caribe, el punto de inicio de la frontera con Nicaragua está en la desembocadura del río San Juan y no en Punta Castilla, 3 km más al sur, como pretendía Nicaragua.

Bajo esa lógica, la barra de Calero también fue declarada bajo la soberanía costarricense.

Sin esos dos factores el fallo hubiese sido otro y el país no le hubiese ganado a la nación vecina 10.880 km² en esa costa, tal como lo pretendió hacer el gobierno de Daniel Ortega con un mapa usado para sacar a licitación internacional una serie de bloques de mar costarricense para la exploración y explotación de petróleo y gas natural.

La interconexión de los fallos fue reconocida por el ahora excanciller Manuel González, a quien le tocó liderar el proceso judicial ante la Corte de La Haya.

"De alguna manera, la forma en que las resoluciones se han ido emitiendo, se han ido construyendo una sobre la otra, tienen un hilo conductor o causal. Si la decisión de la Corte hubiese sido que isla Portillos es nicaragüense, pues todo lo que se decidió ahora hubiese sido diferente", expresó González.

Incluso, el expresidente Luis Guillermo Solís mencionó su importancia en el último discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Legislativa, el 1.° de mayo anterior, al señalar: "La CIJ también resolvió que, en efecto, toda la playa de isla Portillos hasta la desembocadura del río San Juan, con excepción de la barra de arena que separa la laguna Los Portillos del mar Caribe, le pertenece a Costa Rica. Este tema era de vital importancia, por su efecto sobre la delimitación marítima en el mar Caribe".

El mandatario agregó que, "como consecuencia, la Corte determinó que la frontera marítima con Nicaragua comienza en la boca del río San Juan y no en la zona de Punta de Castilla, como lo solicitaba Nicaragua".

Antecedentes de los 5 líos con el vecino del norte

El litigio por límites marítimos lo presentó Costa Rica en febrero del 2014, durante el gobierno de Laura Chinchilla, pero fue en la administración Solís que se construyó la memoria con los alegatos del caso, que se resolvió cuatro años después y se unió a otra querella que el gobierno de Solís presentó en enero del 2017 por la invasión de Nicaragua a territorio costarricense, al instalar un campamento militar en la playa de isla Calero.

Ambos casos fueron resueltos a favor de Costa Rica; los jueces hicieron una delimitación marítima casi idéntica a la propuesta por las autoridades nacionales y, además, reconocieron la soberanía costarricense sobre esa playa de 3 km de largo y la expulsión de los militares nicaragüenses.

En febrero pasado, la CIJ también resolvió el monto que el gobierno de Ortega tuvo que pagar como indemnización por los daños causados en Calero, tras la invasión de 2010.

La Corte había fijado, en la sentencia del 2015, la obligatoriedad de desembolsar una compensación económica en favor de Costa Rica, luego de confirmar la soberanía sobre isla Portillos y desechar una demanda nicaragüense por la construcción de la trocha fronteriza, Juan Mora Porras 1856.

Natasha Cambronero

Natasha Cambronero

Editora de la Unidad de Investigación y Análisis de Datos. Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Recibió el premio de La Nación como “Redactora del año” en el 2016.