Aarón Sequeira. 10 abril, 2018
Mensajes enviados por el magistrado suspendido de la Sala III, Celso Gamboa, a la diputada del PAC Marcela Guerrero. Reproducción
Mensajes enviados por el magistrado suspendido de la Sala III, Celso Gamboa, a la diputada del PAC Marcela Guerrero. Reproducción

Los diputados Marco Redondo y Marcela Guerrero, del Partido Acción Ciudadana (PAC), denunciaron esta tarde que el magistrado Celso Gamboa, de la Sala III, se comunicó con ellos por mensaje o llamada para pedirles que no asistieran al plenario legislativo a votar sobre la revocatoria de su mandato.

Según dijeron, el magistrado afirmó que, si ellos se ausentaban, él podría lograr un cuórum bajo y que algunos diputados se opongan a su destitución.

Los legisladores hicieron la denuncia este martes, por la tarde, durante la discusión de la solicitud de revocatoria de mandato que hizo la Corte Suprema de Justicia sobre Celso Gamboa.

(Video) Marcela Guerrero denunció que Celso Gamboa le pedía que no se presentara al plenario

“Anoche recibí una llamada de Celso Gamboa”, narró Marco Redondo.

“Lo que me solicitaba era que necesitaba que no hubiera un cuórum mayor a los 42 votos y que, para garantizar eso, yo me enfermara”, explicó el oficialista.

El legislador cartaginés dijo que estaba totalmente ofendido por esa sugerencia de Gamboa y añadió que le preocupaba que lo hubiera hecho con otras personas, no solo por haberlo hecho ahora, sino porque podría seguirlo haciendo en el futuro.

“Celso Gamboa podría tratar de que no se respete lo que él juró respetar. Me preocupa montones que hoy pueda materializarse, en la votación, lo que él me planteó”, indicó Redondo.

Celso Gamboa el lunes en el Congreso. Fotos: Mayela López
Celso Gamboa el lunes en el Congreso. Fotos: Mayela López

El parlamentario dijo que a Gamboa le convenía que no hubiera más de 42 congresistas y enfatizó en el hecho de que entre lunes y martes efectivamente la asistencia al plenario ha estado bajísima y eso pondría en riesgo la destitución del magistrado.

“Es inconcebible que una persona quiera tratar de apelar a los sentimientos de otro, generando una apelación para no cumplir con sus deberes y que pueda salir airoso de una votación en este parlamento. Eso para mí resultó ofensivo”, dijo.

Por su parte, Guerrero alegó que ella recibió mensajes de texto del magistrado penal suspendido, haciéndole instancias similares a las que le hizo a Redondo.

Los mensajes que ella mostró decían: "Marce, sé que la línea de partido es destituirme. Te cuento que a empresa Google me ha ofrecido el puesto de gerente de Seguridad para México y Centroamérica. Solamente soy condenado por el 'affaire' de Panamá. Para obtener el puesto, me exigen absolutoria por parte de la Asamblea".

"Estas empresas norteamericanas son muy celosas con el tema familia y sería un obstáculo para acceder al puesto. Si esto llegara a pasar (que no me destituyan), yo estaría renunciando por las buenas el 30 de abril y me trasladaría con mi familia a residir a México a finales del mes de mayo a empezar una nueva vida.

"Si estás fregada y no puedes darme el voto, pero si me ayudas no asistiendo a la sesión, puedo alcanzar un cuórum bajo y algunos diputados se opondrían a mi baja deshonrosa del puesto. Te ruego lo valores y yo estaré eternamente agradecido y, al final, lograrán lo mismo (que yo me vaya)".

Al respecto, la legisladora dijo: “Es muy lamentable, porque eso no se lo hace a Marcela Guerrero, sino a una institucionalidad”.

Este medio procuró una reacción del magistrado sobre la denuncia, pero no contestó las llamadas.

Noticia en desarrollo