Aarón Sequeira. 1 marzo, 2018
27/02/2018. Asamblea Legislativa, San José. Hora: 03:00 p.m. Este martes los diputados de la Asamblea Legislativa discuten en el plenario la solicitud de levantamiento de la inmunidad del magistrado Celso Gamboa, luego de que la Corte Plena decidiera solicitarle al Congreso su destitución tras recibir el informe de un proceso disciplinario por el viaje que hizo en octubre del 2016 a Panamá, en el que coincidió con el empresario cementero, Juan Carlos Bolaños, quien guarda prisión preventiva por 4 presuntos delitos. En la foto, llegada de Gamboa a la Asamblea.
27/02/2018. Asamblea Legislativa, San José. Hora: 03:00 p.m. Este martes los diputados de la Asamblea Legislativa discuten en el plenario la solicitud de levantamiento de la inmunidad del magistrado Celso Gamboa, luego de que la Corte Plena decidiera solicitarle al Congreso su destitución tras recibir el informe de un proceso disciplinario por el viaje que hizo en octubre del 2016 a Panamá, en el que coincidió con el empresario cementero, Juan Carlos Bolaños, quien guarda prisión preventiva por 4 presuntos delitos. En la foto, llegada de Gamboa a la Asamblea.

Los diputados pusieron en riesgo el proceso judicial que la fiscala general, Emilia Navas, entabló contra el magistrado penal Celso Gamboa, por un presunto tráfico de influencias.

Si bien el plenario acordó esta tarde levantarle la inmunidad al juez, 31 diputados acordaron previamente, a las 5:17 p. m., que la votación se haría de manera pública, a pesar de que el Reglamento legislativo exige que sea secreta.

El diputado del PAC, Ottón Solís, había advertido de que el proceso podría tornarse nulo si se votaba de manera nominal, es decir, pública. Y el propio, Celso Gamboa, dijo que, si la votación se hacía de forma pública, él estaría “obligado” a presentar “diferentes actividades recursivas”, pues no está dispuesto a “permitir violaciones” a sus derechos fundamentales.

Al aprobar una votación nominal, cada diputado dijo de forma pública su voto después de las 6:20 p. m. Se pronunciaron a favor 45 diputados de 46 presentes. Cada uno debía ponerse de pie para decir sí o no.

Solo se abstuvo de votar el libertario Otto Guevara, quien por eso perdió la dieta del día.

Votaron a favor retirar el fuero 14 legisladores del Partido Liberación Nacional (PLN), 11 del PAC, siete del Frente Amplio, seis de la Unidad Social Cristiana (PUSC), dos del Movimiento Libertario, uno de Restauración Nacional, uno de Alianza Demócrata Cristiana y tres independientes.

La diputada Nidia Jiménez explicó que la aprobación del desafuero de Gamboa es una forma de responder en un proceso que debe hacerse a la mayor brevedad.

"Don Celso tiene varios meses de estar con goce de salario, el proceso judicial no camina, había que hacer este levantamiento, para que se proceda judicialmente y para aligerar los tiempos", explicó.

Al igual que Jiménez, la liberacionista Maureen Clarke y el socialcristiano Johnny Leiva comentaron que se tenía que levantar el fuero para que el magistrado penal tenga la posibilidad de ir a defenderse.

La verdiblanca afirmó que esa decisión era previsible y recordó que el propio Gamboa pidió que le quitaran el fuero de protección para ir a defenderse de los cargos que se le imputan.

"El habérselo levantado no implica que él sea culpable de lo que la Corte tenga como procesos abiertos, que entiendo que son varios. Le da la oportunidad de defenderse en este primero, porque ha habido mucha discusión sobre algo que nadie conoce, que es el expediente, pero acogimos el criterio de los miembros de la Comisión que sí lo conocieron", comentó Clarke.

Las advertencias

La moción para votar de manera pública se aprobó a pesar de que el artículo 101 del Reglamento de la Asamblea Legislativa establece que las votaciones sobre acusaciones o suspensiones de funcionarios públicos se deben hacer de forma secreta.

La Corte Plena solicitó a la Asamblea Legislativa el levantamiento de la inmunidad de Celso Gamboa para que afronte una acusación de la fiscala general, Emilia Navas, por presunto tráfico de influencias.

El proceso se refiere a la supuesta gestión de Gamboa para que se eliminara el nombre del alcalde josefino, Johnny Araya Monge, como imputado en una causa.

Votaron a favor de hacer pública la votación 11 legisladores del PLN, 7 del PAC, 7 del Frente Amplio, 1 del PUSC, 1 de Restauración, 1 de ADC, 1 del Libertario y 2 independientes.

En contra votaron 5 del PUSC, 3 del PAC, 3 del PLN, 2 del Libertario y 1 del PASE.

Ottón Solís, legislador del PAC, temía que la aprobación de una moción para hacer pública la votación anule el trámite de levantamiento del fuero de inmunidad que le corresponde a los congresistas.

El artículo 101 Reglamento legislativo dice: “Deberán resolverse en votación secreta, solo los casos de acusaciones y suspensiones de funcionarios, votos de censura, compatibilidad del cargo de diputado con otras funciones y la concesión de honores”.

Precisamente este tipo de procedimientos, para levantar la inmunidad de un magistrado, se tramitan como una acusación contra un funcionario y, por tanto, requiere que la votación sea secreta.

Ese tipo de votación se debe hacer colocando unas esferas de color blanco y negro en tazones de vidrio y no de forma registrada, como sucede ahora con las votaciones regulares de los proyectos de ley.

En el artículo 104, por su parte, se dice que cuando un proceso requiere de votación secreta, no se pueden presentar mociones para modificar la manera de hacer esas votaciones y que se hagan nominalmente.

El diputado Edgardo Araya, del Frente Amplio, pidió tranquilidad a la ciudadanía pues, en su criterio, el proceso no se ha viciado ni ha sido puesto en riesgo.

Él alegó que, cuando se dio la votación para levantarle la inmunidad al diputado Jorge Angulo, en el periodo anterior, el Congreso tapó las ventanas del plenario para evitar que la prensa observara la votación y el Colegio de Periodistas llevó el caso a la Sala IV, la cual le dio la razón.

Nidia Jiménez añadió que debía ser de forma nominal porque había un riesgo de que, al darse la votación de forma secreta, no existieran los votos para levantarle el fuero a Gamboa.

Leiva dijo que votó para que fuera secreta porque "así lo establece el Reglamento", aunque enfatizó que su votación iba ser para que se levantara la inmunidad del alto juez.

"Al final la mayoría decidió que fuera nominal, pública y no hubo ningún problema, se votó como correspondía", comentó el rojiazul.

Maureen Clarke dijo que no ve mayor problema en que los votos fueran finalmente nominales porque hay un fallo de la Sala Constitucional donde se acepta que se pueda modificar lo que dice el Reglamento.

"Sabemos que el pueblo quiere saber cómo estamos votando, ahora hay más transparencia, todo está en las redes, en cámaras y es mejor ser franco, incluso ahí, al final, hubo dudas de que fuéramos a votar, pero esa decisión de que se iba a levantar se tomó hace rato", manifestó Clarke.