Aarón Sequeira. 15 mayo
La Comisión Especial de Ingreso a la OCDE del Congreso tramitó 14 proyectos fundamentales para el acceso del país a esa organización. Foto: Cortesía
La Comisión Especial de Ingreso a la OCDE del Congreso tramitó 14 proyectos fundamentales para el acceso del país a esa organización. Foto: Cortesía

Diputados de varios partidos celebraron, este viernes, el ingreso de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y destacaron que se trata, no solo del primer país centroamericano en acceder al organismo, sino también del cuarto de América Latina.

Además, los legisladores destacaron el “arduo trabajo” que se debió llevar a cabo desde la Asamblea Legislativa, donde se tramitaron las 14 leyes necesarias para el ingreso al club que promueve buenas prácticas sociales, económicas, ambientales y de gobernanza.

Por otra parte, la mayoría de los congresistas felicitó a la expresidenta de la República, Laura Chinchilla, por iniciar ese proceso siete años atrás, así como al presidente, Carlos Alvarado, y a su ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, encargada del proceso.

Entre los primeros en aplaudir el anuncio, estuvieron los miembros de la Comisión Especial de Ingreso a la OCDE, que en el Congreso fueron el motor de empuje de los proyectos tramitados para entrar en la organización.

El independiente Jonathan Prendas, presidente de ese foro especial, destacó el anuncio y dijo que esa membresía permitirá tener mejores prácticas, decisiones políticas “más a largo plazo y más técnicas", que benefician a los ciudadanos.

La liberacionista Silvia Hernández, además de felicitar a Chinchilla, a Alvarado y a Jiménez, recordó el trabajo de la exministra de Comercio Anabel González.

“Esto es resultado de una gran visión empezada hace siete años, del arduo trabajo y gran responsabilidad de muchos actores”, dijo la exjefa del PLN.

Además, enumeró que las buenas prácticas de la OCDE abarcan campos como educación, salud, gobernanza pública, agricultura y comercio exterior, entre otros.

“No hay mejor momento para esta noticia, en medio de una situación tan difícil mundialmente, que nos permite encontrar esperanza para lo que viene”, añadió Hernández. Además, hizo un llamado a Carlos Alvarado para que inicie el proceso de ingreso a la Alianza del Pacífico.

El presidente del Congreso, Eduardo Cruickshank, afirmó que "en los tiempos actuales, se vuelve imprescindible trabajar de manera conjunta entre los países que tenemos economías en desarrollo y los que tienen economías avanzadas y aún las emergentes”.

“Esta adhesión a la OCDE representa una oportunidad para lograr políticas públicas que nos lleven a reducir desigualdades, obtener mayor bienestar y mejorar la calidad de vida de los costarricenses”, agregó.

La también liberacionista, Ana Lucía Delgado, destacó la posibilidad de mejorar las prácticas nacionales con desarrollo y cooperación en economía, principalmente.

“El ingreso a la OCDE marca un hito en nuestra evolución económica y democrática. Lo trabajamos duro, cada uno poniendo de su parte. Gracias a Laura Chinchilla, por ser su precursora. Felicidades a la Asamblea, a Dyalá Jiménez y a Carlos Alvarado, por cerrar con éxito este proceso", escribió Carlos Ricardo Benavides en Twitter.

Las oficialistas Carolina Hidalgo y Laura Guido también celebraron el anuncio, y mencionaron al expresidente Luis Guillermo Solís como parte del proceso de ingreso a la organización.

“Celebro la noticia, somos el cuarto país de América Latina en ingresar. Esto se da a partir del compromiso de la administración de Laura Chinchilla, la de Luis Guillermo Solís y Carlos Alvarado. También un gran esfuerzo de la Asamblea para tramitar 14 proyectos en un tiempo récord”, dijo Hidalgo.

Guido apuntó que ese ingreso demuestra “de lo que somos capaces cuando nos unimos en una visión de Estado, sin dejar que partidismos nos separen, teniendo por horizonte las mejores oportunidades para el país”.

Los socialcristianos María Inés Solís, María Vita Monge y Pablo Abarca también celebraron el anuncio. La primera habló del bienestar que esa decisión traería al país, mientras que Monge destacó la posibilidad de modernizar el Estado y hacerlo más eficiente.

Abarca calificó a Laura Chinchilla de visionaria, pero dijo que este apenas es el comienzo de una revisión completa del Estado y de una “búsqueda constante para que funcione a favor de los costarricenses de la forma más eficiente”.