Frustrada aspiración a presidir Congreso lo tiene “incorforme”

Por: Ronny Rojas 1 mayo, 2014
Humberto Vargas, del PUSC, quiere presidir el Congreso. | MAYELA LÓPEZ.
Humberto Vargas, del PUSC, quiere presidir el Congreso. | MAYELA LÓPEZ.

El diputado socialcristiano Humberto Vargas, que aspiraba a presidir el Congreso, reconoció esta mañana que la decisión de su bancada de apoyar al PAC en busca de un directorio compartido provocó una ruptura interna en su fracción sin siquiera haberse acomodado aún en las curules.

“Claramente estoy inconforme, pero soy disciplinado y me estoy plegando a la línea del partido. Yo estaba en línea firme para presidir la Asamblea. Esta decisión ha afectado la relación con los compañeros, pero poco a poco se van a ir limando las asperezas”, dijo Vargas, de tendencia calderonista.

Ayer en la tarde, la bancada socialcristiana decidió, con seis votos a favor y dos en contra –de Vargas y Jorge Rodríguez- darle el apoyo a Henry Mora, del Partido Acción Ciudadana (PAC), para dirigir la Asamblea Legislativa.

La sub jefa de fracción rojiazul, Rosibel Ramos, explicó que su grupo mantiene esta decisión, a menos de una hora que iniciar la primera sesión legislativa del nuevo cuatrienio.

El exdiputado socialcristianao, Jorge Eduardo Sánchez, también presente en el Congreso, dejó ver que la fracción de su partido podría pagar un alto precio al darle sus votos a la bancada oficialista.

"La fracción del PUSC está haciendo un enorme sacrificio en favor de la gubernabilidad de este país", expresó Sánchez.

La fracción del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC) entró a desayunar con el excandidato presidencial Rodolfo Piza poco después de las 8 a.m., en un salón del Congreso.

Piza apoya la posición de su bancada y explicó que, a cambio de apoyar al PAC, lograron compromisos de ese partido para impulsar varios proyectos de ley de su interés.

“Yo creo en un directorio compartido. Ahora las banderas partidarias deben quedar guardadas para buscar los acuerdos necesarios para lograr que el país avance”, dijo Piza.

Entre las iniciativas discutidas con el PAC, Piza destacó la reforma al reglamento legislativo, eliminación de trámites en la Administración Pública, autonomía de los Colegios, descentralización de la Caja Costarricense de Seguro Social, una ley de contingencia eléctrica y reformas al Código Municipal.

Ramos, por su parte, explicó que el PAC se comprometió a impulsar la creación de una comisión mixta para discutir una reforma del sistema político costarricense que permitiría más gobernabilidad y alcanzar acuerdos en temas esenciales para el país.

Piza explicó que buena parte de la agenda temática que trae la fracción socialcristiana al Congreso proviene del informe que una comisión de notables entregó a la presidenta Laura Chinchilla hace varios meses y de la cual el excandidato del PUSC formó parte.