Aarón Sequeira. 26 noviembre, 2020
Víctor Morales Mora preside la Comisión de Gobierno donde se tramitó la Ley Marco de Empleo Público. Foto: Asamblea Legislativa
Víctor Morales Mora preside la Comisión de Gobierno donde se tramitó la Ley Marco de Empleo Público. Foto: Asamblea Legislativa

El diputado Víctor Morales Mora, del Partido Acción Ciudadana (PAC) y presidente de la Comisión de Gobierno y Administración, solicitó al Poder Ejecutivo que no incluya el proyecto de Ley Marco de Empleo Público en la convocatoria para las sesiones extraordinarias de la Asamblea Legislativa, que comienzan este 1.º de diciembre.

Morales, exministro de la Presidencia, gestionó dicha solicitud con su sucesor en ese cargo, Marcelo Prieto, para los primeros días de diciembre. Afirmó que la solicitud le permitiría conversar con varios sindicatos, antes de que el plenario entre en la etapa de presentación y discusión de mociones de fondo a la iniciativa legal.

“Lo que planteé a nivel del Ministerio de la Presidencia es que sería conveniente que en la primera convocatoria no esté todavía, para darnos un chancecito con este espacio, pero posiblemente sí esté en los próximos días”, añadió el parlamentario.

En las sesiones extraordinarias, que se extienden esta vez desde el 1.º de diciembre y hasta el 31 de julio, la Presidencia de la República es la que decide cuáles proyectos se tramitan en todos los órganos de la Asamblea Legislativa y cuáles no.

De hecho, el congresista tendrá su primera cita con los líderes de los sindicatos magisteriales este jueves, por la mañana, en la sede de la Caja de ANDE. Al encuentro también acudirán los líderes de la Unión Nacional de Empleados de la Caja Costarricense de Seguro Social (Undeca).

Ya dictaminado en la Comisión de Gobierno que preside Morales Mora, la siguiente etapa del proyecto tiene como escenario el plenario, donde los diputados podrán presentar mociones de fondo al texto, según lo permite el artículo 137 del Reglamento de la Asamblea Legislativa.

Esas mociones se reciben en el plenario, pero se discuten y votan en la propia Comisión de Gobierno.

“Sin ninguna duda el Ejecutivo lo va a convocar, pero sí creo que, en virtud de esta dinámica, no debería estar en los primeros días. Hay que tener un pequeño espacio para ver cómo avanza el proceso”, agregó Morales.

De acuerdo con el exministro, su idea es abrirse para escuchar a los sindicatos y todos los grupos que tengan una reacción a la Ley Marco de Empleo Público, tanto por las vías formales como por las informales, estilo reuniones presenciales o virtuales.

“Eso es en lo que estoy durante estos días, para tener una visión más integral y proceder con la etapa que sigue, la del plenario”, informó Morales.

Añadió que invitó a otros diputados de la Comisión de Gobierno, pero aún no sabe si se le unirán más en el proceso.

“La idea es aprovechar este plazo de noviembre y principios de diciembre para escuchar, atender, oír. Que eso nos pueda permitir a los diputados ir construyendo, hasta donde sea posible, una agenda de reformas consensuadas que se expresen en mociones”, detalló.

En la versión dictaminada en Gobierno, los diputados aprobaron incluir a los empleados públicos actuales y futuros dentro de un esquema de salario global.

Ese esquema consiste en darles a los funcionarios un sueldo único, competitivo, sin los pluses que hoy disparan el gasto estatal y desequilibra las remuneraciones entre las instituciones públicas.

En cuenta entrarían las instituciones autónomas, como las universidades públicas, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y las municipalidades.

En el caso de los funcionarios que superen el futuro salario global, se les respetará su remuneración y, en adelante, solo recibirán ajustes por costo de vida, hasta que los alcance el global y emigren a este.

La definición del nuevo régimen de remuneraciones deberá ser definido por el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplán), cartera que queda fortalecida en cuanto a la rectoría sobre el empleo público establecida desde la reforma fiscal del 2018.

Pero será la Autoridad Presupuestaria del Ministerio de Hacienda la que establecería, con fundamento en estudios técnicos, los perfiles de puestos y los topes salariales pero solo de las jerarquías.