Natasha Cambronero, Camila Salazar. 8 mayo, 2018
Carlos Alvarado Quesada y su esposa Claudia Dobles, salieron del Museo de Arte Costarricense en el autobús de hidrógeno, fabricado en Ad Adstra Rocket, de Franklin Chang, hacia la Plaza de la Democracia, seguido por un nutrido grupo de ciclistas. Foto: Rafael Pacheco
Carlos Alvarado Quesada y su esposa Claudia Dobles, salieron del Museo de Arte Costarricense en el autobús de hidrógeno, fabricado en Ad Adstra Rocket, de Franklin Chang, hacia la Plaza de la Democracia, seguido por un nutrido grupo de ciclistas. Foto: Rafael Pacheco

Un centenar de ciclistas pedalearon esta mañana junto al bus de hidrógeno que trasladó al presidente electo Carlos Alvarado desde la Sabana hasta la Plaza de la Democracia, en el corazón de San José.

Esta escolta, a dos ruedas, estaba integrada por ciclistas aficionados que llevaban banderas de Costa Rica colgando de la manivela o en sus espaldas.

“Mientras que en otros países a los presidentes los escoltan sus ejércitos, acá lo hacemos en bicicleta", manifestó previo al evento Jorge Mora Portuguez, del colectivo Urbano Las Luciérnagas.

(Video) La Nación acompañó en bicicleta al bus de hidrógeno que transporta a Carlos Alvarado

La caravana fue diversa. Habían jóvenes, mujeres y hasta niños. Algunas mujeres, incluso iban pedaleando en tacones.

Los ciclistas forman parte de los colectivos urbanos: Chepe Cletas, La Luciérnaga, Chicas en Cleta y Bicibus.

Para Chicas en Cleta la iniciativa además pretendía motivar a los capitalinos a utilizar más las ciclovías y la bicicleta como medio de transporte.

Los ciclistas que acompañaron a Carlos Alvarado llevaban banderas de Costa Rica. Foto: Rafael Pacheco
Los ciclistas que acompañaron a Carlos Alvarado llevaban banderas de Costa Rica. Foto: Rafael Pacheco

La presidenta del Congreso, Carolina Hidalgo, también llegó en bicicleta al traspaso de poderes, sin embargo salió desde el Teatro Nacional y no junto a la caravana.

La actividad de los ciclistas también está a tono con algunas de las propuestas ambientales de Alvarado, que buscan entre otras cosas, construir más ciclovías en la capital y transformar la flotilla vehicular en eléctrica.