14 enero, 2016

(Video) Migrantes cubanos que estaban a Costa Rica llegan a México

Ciudad Hidalgo, México. AP. Tras una jornada de casi 13 horas de viaje por aire y tierra, 180 migrantes cubanos llegaron este miércoles a la frontera de Tecún Umán-Ciudad Hidalgo, entre Guatemala y México, en su intención de cruzar este país para llegar a Estados Unidos.

El isleño Pavel Morales, de 22 años, se despidió de Costa Rica publicando en Facebook la expresión “Pura vida mae”. Cuando llegó a México, subió una fotografía con el rótulo de “Bienvenido a México”.

Un primer grupo de cubanos viajó de Costa Rica a El Salvador el martes a las 10:30 p. m., vía aérea. Llegaron a México a las 11 a. m. de miércoles, en buses.

A su llegada descendieron del autobús y uno a uno hicieron su trámite con el Instituto Nacional de Migración, que les facilitó un documento transitorio, con plazo de 20 días para salir de territorio mexicano.

Sergei Acosta, de 35 años, fue el primero de ellos en asomarse y bajar. Expresó tener mucha ilusión por alcanzar su destino. “No estoy tan cansado, estoy muy ilusionado por llegar”.

Explicó que, en su caso, decidió salir de Cuba por necesidades económicas, no políticas: “Es la necesidad de tener una vida mejor”, explicó.

Poco después Rubén Chil Cruz contaba que espera llegar a Miami, Estados Unidos, a más tardar el domingo y comentó que en México se siente seguro y que no acudirá a un coyote para llegar a la frontera, aunque aún no sabe por dónde cruzará.

Él espera que las autoridades mexicanas le faciliten información para llegar de la forma más segura a su destino.

“No hay vuelta atrás”, afirmó Alexei Oliva Ríos, de 28 años, quien tampoco sabe cómo pasará la frontera.

Casi 8.000 cubanos vieron truncado su sueño de avanzar por Centroamérica hacia Estados Unidos cuando Nicaragua les cerró su frontera con Costa Rica el pasado 15 de noviembre.

Ellos esperan acogerse a la Ley de Ajuste cubano, aprobada en la década de 1960 en el marco de la Guerra Fría y que otorga a los isleños beneficios inmediatos para residir y trabajar en esa nación cuanto pisan territorio estadounidense.