Josué Bravo. 26 agosto
Carlos Manuel Rodríguez, ministro de Ambiente. Foto: José Cordero
Carlos Manuel Rodríguez, ministro de Ambiente. Foto: José Cordero

El país logró que la Unión Europea, otras naciones de ese continente y agencias de cooperación le financiaran el 99% de los $1,9 millones que costará celebrar en Costa Rica la reunión preparatoria de la Cumbre del Clima 2019 (PreCOP25).

Dicho foro, que se desarrollará entre el 8 y el 10 de octubre en el Centro Nacional de Convenciones (CNC), en Belén de Heredia, contará con la participación de 750 delegados de 70 países y será un encuentro preparatorio a la cumbre del Cambio Climático (COP25) que se realizará en Chile, en diciembre próximo.

La Cumbre del Clima, conocida como COP, se realiza anualmente para abordar la implementación del Acuerdo de París.

El Acuerdo busca reducir drásticamente el impacto de las emisiones de carbono y evitar que la temperatura global aumente más allá de 1.5 grados centígrados. Además, impulsa una transformación en la economía global.

La precumbre que albergará Costa Rica no solo abordará negociación entre los países sobre el cambio climático, sino que propiciará intercambios de buenas prácticas en temas asociadas a ciudades, movilidad sostenible basadas en la naturaleza, la importancia de los océanos, temas de género, derechos humanos y financiamiento.

“No será una un encuentro convencional donde se discuten negociaciones”, explicó el ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, quien destacó que el principal aporte del país será poder contribuir en la discusión global de cómo lograr acciones concretas a favor del clima.

De los $1,9 millones que cuesta el evento, $1 millón fue aportado por la Unión Europea; $874.000 por países como Suiza, Holanda y por agencias de cooperación de Naciones Unidas; mientras que el país aportará $20.000 del presupuesto del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

Así lo detalló Andrea Meza Murillo, directora de Cambio Climático del Minae, quien añadió que el presupuesto total será usado para pago de boletos de avión ($893.000); producción, alquiler del del evento CNC y alimentación ($500.000); pauta, divulgación y decoración ($200.000); logística ($178.000); equipo técnico de apoyo ($72.000) y gestión ambiental del encuentro ($50.000).

“No tenemos, como país, presupuesto extraordinario para este tema, dado que la situación económica está muy compleja y veíamos un amplio interés de recibir apoyo internacional y así lo hemos canalizado”, explicó por su parte, el jerarca de ambiente.

Además de los recursos económicos aportados por el Minae, el país contribuye con apoyo de equipos técnicos, incluidos vehículos eléctricos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Según la canciller a.i., Lorena Aguilar, entre los asistentes se encuentran varios jefes de Estado y de Gobierno, incluyendo a la presidenta de las Islas Marshall, Hilda Heine; y el Primer Ministro de las Islas Salomón, Manasseh Sogavar, así como “muchos ministros de ambiente de Centroamérica, América Latina, el Caribe, Africa, Asia y Europa”.

Además, participarán directores ejecutivos de organismos internacionales, representantes de alto nivel de organizaciones internacionales, personalidades, altos funcionarios gubernamentales, representantes de la academia, la sociedad civil, estudiantes, artistas y muchos más.

Según Rodríguez, además de mejorar la imagen del país en materia ambiental, la participación de delegados extranjeros ayudará a promover el turismo verde de Costa Rica.

“Sin duda que todo evento de esta magnitud contribuye a la economía local, sin duda todos los que vienen llegan con interés de participar activamente y contribuir en el evento pero, también, quieren conocer la Costa Rica verde. De ahí que vamos a trabajar en establecer algunas opciones para que antes o después de la Precop25 puedan los asistentes hacer visitas”, explicó Rodríguez.