Eillyn Jiménez B.. 11 marzo, 2016

El gobierno de la República está en busca de donaciones para sacar de Costa Rica a 50 cubanos que no tienen dinero para costear su tiquete aéreo hacia El Salvador o México.

Kathya Rodríguez, directora de Migración, informó de que esperan reunir los fondos durante el fin de semana, de manera que los isleños salgan en el último vuelo programado por las autoridades para el martes 15 de marzo.

Esas personas forman parte de la población que recibió 7.822 visas temporales desde noviembre del 2015.

Hasta la fecha, 4.350 caribeños han abandonado suelo costarricense, luego de que las autoridades costarricenses, en coordinación con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), lograran un acuerdo con El Salvador, Guatemala y México para el paso de los migrantes.

De las personas que no salieron a través de los vuelos habilitados por el gabinete de Solís, hay 3.472 que se cree que salieron con coyotes. Sin embargo, Rodríguez reconoció que México le notificó que solo unos 2.400 antillanos con visas dadas por Costa Rica, han ingresado por su cuenta a ese país.

"Todavía hay un saldo en negativo de personas que no sabemos en dónde están", aseguró Rodríguez.

Además, hay 56 personas si visa temporal, con el proceso de deportación pendiente, a la espera de un reporte de la Cancillería General de la República que definirá si son enviados a un tercer país o regresan a Cuba.

"La Sala Constitucional avaló toda actuación de Migración, no podemos dejarlos de manera indefinida en el centro de aprehensión, pero la mayoría de personas con deportación pendiente tiene una medida cautelar. A ellos se les decomisó el pasaporte y estamos a la espera del reporte", agregó Rodríguez.

La funcionaria agregó que cuatro personas fueron deportadas a Cuba meses atrás. En esos casos el país que deporta es el que cubre los costos del viaje.

Este viernes 245 cubanos abandonaron el país a bordo de dos vuelos, con rumbo a Nuevo Laredo, México.

Se espera que la operación de salida de migrantes concluya con dos viajes el sábado y uno del martes.

Rodríguez estimó que son 300 isleños los que todavía permanecen en territorio costarricense.