Lucía Astorga. 1 marzo
Claudia Dobles, esposa del candidato presidencial del PAC, Carlos Alvarado. Foto: Melissa Fernández Silva
Claudia Dobles, esposa del candidato presidencial del PAC, Carlos Alvarado. Foto: Melissa Fernández Silva

La arquitecta y esposa del candidato oficialista, Claudia Dobles, expresó este jueves su intención de convertirse en una intermediaria entre el Poder Ejecutivo y el sector de la construcción privada, en caso de que Carlos Alvarado llegue a ocupar la silla presidencial.

Así lo anunció Dobles durante un conversatorio entre el aspirante del PAC y miembros de la Cámara Costarricense de la Construcción, que se realizó este jueves a mediodía en la sede del gremio, ubicada en Llorente de Tibás.

”Les aseguro que yo les voy a dar seguimiento (a los temas de interés), yo he trabajado con el sector construcción toda mi vida, creo que lo entiendo, entiendo las potencialidades, que trabajemos en conjunto si hay una buena interlocución y si hay canales abiertos, así que yo de entrada me pongo a disposición”, expresó Dobles.

Desde el inicio de la cita, Alvarado destacó los atestados profesionales y académicos de la eventual primera dama, arquitecta graduada de la Universidad de Costa Rica (UCR) y que cuenta con experiencia en diseño, gestión de proyectos y planeamiento urbano.

“Ella (Claudia) conoce mucho, sobre todo en materia de construcción, entonces aprovecho en apoyarme en ella en aquellas cosas que no manejo yo directamente”, dijo el candidato presidencial con respecto a su esposa, quien estuvo sentada a su lado y no dudó en intervenir durante el diálogo, principalmente para profundizar en algunos de los puntos que exponía el político.

Dobles salió en defensa del candidato cuando la Cámara le cuestionó porque el gobierno actual implementó la Matriz Genérica de Protección de Acuíferos, emitida por Senara y que fue suspendida temporalmente el pasado 21 de febrero por el presidente Luis Guillermo Solís.

La esposa del candidato dijo que la campaña del PAC se pronunció públicamente contra la Matriz de Senara y presionó para que la misma quedara momentáneamente sin efecto.

"Nosotros nos pronunciamos respecto a la Matriz de Vulnerabilidad de Senara, de hecho dijimos que estábamos opuestos, una razón que para mí era muy importante es que más bien priorizaba un modelo de ciudad, que no es el que nosotros queremos y el que hemos dicho que vamos a propiciar (...) y yo creo que con esa presión se logró que el gobierno pusiera el asunto en pausa mientras se rectifica en su totalidad", indicó Dobles.

“Yo he hecho explícito, he publicado que la agenda que a mí me interesaría llevar eventualmente desde el despacho de la primera dama va muy de la mano con el sector construcción, así que si bien Carlos no les va a facilitar el resto de los nombres, de entrada yo les digo que yo voy a estar ahí”, agregó.

Por más de dos horas de reunión, los líderes gremiales presentaron al aspirante oficialista sus principales inquietudes en los temas de infraestructura, transporte, competitividad, vivienda y la situación fiscal.

Solicitud de la Cámara

La Cámara de la Construcción pidió apoyo al candidato para que se hicieran tres reformas puntuales al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, propuesto por el gobierno, y que el pasado miércoles los diputados aprobaron tramitar por la vía rápida.

La iniciativa pretende convertir el impuesto sobre las ventas en el impuesto al valor agregado (IVA), para gravar con una tasa del 13% más bienes y servicios que en la actualidad están exentos, entre ellos algunos asociados a la construcción.

La Cámara solicitó que, en primer lugar, se aplique la tasa de manera gradual para los servicios hoy exentos de ingeniería, arquitectura, topografía y construcción.

Según su propuesta, la tasa del IVA para estos sectores empezaría con un 4% y aumentaría a 7% en el segundo año. A partir del tercer año, subiría un punto por año hasta alcanzar la cifra propuesta por el gobierno del 13%.

La segunda petición de la Cámara fue incluir una exención del IVA hasta por 18 meses para los servicios brindados a proyectos que, a la entrada en vigencia de la Ley y durante los tres meses posteriores a dicha fecha, cuenten con el visado del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA).

Como tercer punto, pidió que cuando se trate de los servicios de ingeniería, arquitectura, topografía y construcción de obra civil, prestados a los proyectos visados por el CFIA, el impuesto se cancele el decimoquinto día natural de cada mes sobre la declaración jurada de las ventas presentadas tres meses atrás.

El presidente de la Cámara, Jorge Arturo González, advirtió que de continuar la reforma de impuestos, tal y como está planteada, se corre el riesgo de que el sector de la construcción privada entre en una "recesión".

Alvarado se comprometió a tomar nota de estas propuestas y de hacerlas llegar a la actual fracción legislativa del PAC y a la entrante.

El reto de la confianza
Claudia Dobles (de rosado) acompañó a su esposo, Carlos Alvarado, en un conversatorio con miembros de la Cámara Costarricense de la Construcción.
Claudia Dobles (de rosado) acompañó a su esposo, Carlos Alvarado, en un conversatorio con miembros de la Cámara Costarricense de la Construcción.

Ante los ojos de los miembros de la Cámara Costarricense de la Construcción, la posible continuidad de un gobierno del PAC hace que Carlos Alvarado enfrente un reto que no comparte con su rival en la contienda: generar nuevamente confianza en la agrupación partidaria.

Los representantes reclamaron la falta de compromiso del gobierno de Luis Guillermo Solís por impulsar las Alianzas Público Privadas (APPS), además le cuestionaron la utilización de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) para la contratación de obra pública.

Este instrumento exigía, desde octubre de 2017, que toda persona o empresa que deseara construir una casa o realizar actividades urbanísticas, condominales, turísticas, comerciales o masivas, tuviera que incluir un requisito más para iniciar la obra: un estudio hidrogeológico que podría costar desde $5.000 y hasta $100.000.

Alvarado se desmarcó de estos cuestionamientos al señalar que "si bien yo soy miembro del partido Acción Ciudadana y fui miembro de este gobierno, no significa que yo todo lo haré o haría como el liderazgo actual de este gobierno, eso es importante".

El político destacó su intención de avanzar con las concesiones y las alianzas público privadas en un eventual gobierno. Además, aseguró que no seguirá utilizando a la UNOPS.

Nuevamente, la arquitecta intervino cuando su esposo fue interrogado sobre los nombres de las personas que integrarían su gabinete y si existirían algunos funcionarios que se mantendrían en sus cargos, información que Alvarado no suministró.