Política

Carlos Alvarado firma ley que prohíbe reelección indefinida de alcaldes

Carlos Alvarado, presidente de la República, firmó este lunes la ley que limita la reelección de los alcaldes y vicealcaldes, la cual fue aprobada en definitiva por los diputados el pasado 29 de marzo, luego de superar la revisión de la Sala IV.

La nueva legislación reforma el artículo 14 de la Ley 7794, Código Municipal, y establece que las personas electas para ocupar cargos municipales, no podrán estar más de ocho años consecutivos en esos puestos. Ahora, el texto debe publicarse en La Gaceta para que entre en vigor. Antes, estos funcionarios podían reelegirse de manera indefinida.

“Hoy Costa Rica, la democracia más antigua del continente, marca un hito en la consolidación de las reformas necesarias para nuestra institucionalidad que permite una sana alternancia de la representación popular, evitando que se enquiste en unos pocos el ejercicio de poder”, destacó el presidente.

La redacción de la reforma al Código Municipal dice así: “Las alcaldesas o los alcaldes podrán ser reelegidos de manera continua por una única vez. No podrán ocupar ningún cargo de elección popular del régimen municipal, hasta tanto no hayan transcurrido dos períodos desde que finalizó su segundo período consecutivo. Los vicealcaldes y las vicealcaldesas también podrán ser reelegidos de forma continua por una única vez y no podrán ocupar el mismo cargo ni el de regidores o síndicos, hasta tanto no hayan transcurrido dos períodos desde que finalizó su segundo período consecutivo”.

En el caso de los demás puestos, desde las vicealcaldías hasta las sindicalías, pasando por regidores propietarios y suplentes, así como las intendencias, también se les permite un máximo de dos periodos consecutivos. Sin embargo, la ley si les permitirá aspirar a otro puesto municipal, luego de haber ocupado por ocho años un mismo cargo.

Un transitorio único ordena que los alcaldes que en el 2024 cumplan al menos dos períodos consecutivos deberán esperar ocho años para postularse de nuevo.

Con esta reforma, la Asamblea Legislativa atiende la recomendación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que, durante las elecciones municipales de febrero del 2020, señaló que era necesario revisar la legislación. “Si bien la continuidad en las políticas públicas es valiosa, la alternancia constituye un pilar fundamental del sistema democrático”, señaló.

Por su parte, la legislación anterior permitía la reelección indefinida de los gobernantes locales.

Johnny Araya permanece en la Municipalidad de San José desde 1991, cuando accedió al cargo como ejecutivo municipal. Únicamente, se ausentó entre el 2013 y el 2016, al postularse a la Presidencia de la República por el PLN. El alcalde había dirigido la Municipalidad de San José durante 27 años, hasta noviembre anterior, cuando fue separado por las investigaciones judiciales del caso Diamante.

Alfredo Córdoba, alcalde de San Carlos por el PLN, acumulaba 19 años en el poder hasta que, igualmente, fue suspendido por el mismo caso, por mencionar algunos ejemplos.

La ministra de la Presidencia, Geannina Dinarte, quien, de igual forma suscribió la ley, dijo que este es “un paso fundamental en la vía de la transparencia y la rendición de cuentas”.

“Nuestro país requiere de un sano recambio en las autoridades municipales, una debida rendición de cuentas por parte de las autoridades que se encuentran en el territorio, con el fin de ser garantes de la prestación de los servicios que la ciudadanía demanda y de un sano ejercicio de control político”, apuntó la jerarca.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.