Política

Costa Rica exonera a la industria fílmica de impuestos

Proyecto exonera de impuestos las producciones para atraer más rodajes en el país

Los diputados aprobaron en segundo debate, este martes, el proyecto de ley para atraer a la industria fílmica internacional. La iniciativa del liberacionista Carlos Ricardo Benavides recibió el apoyo unánime de 40 legisladores y plantea la exoneración de impuestos a las productoras extranjeras, con el fin de que vengan a realizar películas en Costa Rica.

La exención también cobija a las productoras de televisión con el fin de poner al país en el mapa de los destinos fílmicos, pues actualmente la industria opta por regiones donde tiene incentivos fiscales.

La iniciativa incluye la producción de series televisivas, documentales, novelas, videoclips musicales y reality shows, así como los servicios de posproducción, dibujo y animación digital.

La exención es para el impuesto sobre la renta de inversionistas extranjeros, así como para la importación de equipo técnico, materiales de producción, vestuario y todos los implementos para el rodaje de las cintas.

Benavides manifestó que el país podrá contar con la legislación necesaria para competir como destino fílmico y eso permitirá que las producciones contar con talento costarricense, además de que se pueden potenciar económicamente distintas regiones del país.

El liberacionista añadió que este es un paso firme hacia la “reactivación económica que tanto necesitamos”.

A favor de la iniciativa también hablaron los liberacionistas Jorge Fonseca y David Gourzong, el frenteamplista José María Villalta y la jefa del Partido Acción Ciudadana (PAC), Laura Guido, cofirmante de la iniciativa.

Villalta manifestó que la iniciativa podrá generar atracción de inversión extranjera y encadenamientos productivos con empresas locales de producción cinematográfica, a la vez que expondrá al mundo la riqueza cultural y biológica costarricense.

Con el proyecto, se crea un fondo para el fomento audiovisual, financiado con un 10% del impuesto al valor agregado (IVA) que paguen esas inversiones extranjeras, lo que permitiría fomentar el sector audiovisual costarricense, que según Villalta “tiene muchísimo potencial y talento, pero necesita recursos”.

Por el IVA que paguen en el país las productoras, recibirán una devolución del 90%, siempre y cuando realicen compras nacionales de bienes y servicios por un monto superior a los $500.000. El 10% restante iría al fondo.

Entre los beneficios aprobados, también se incluyeron facilidades migratorias para todos los participantes en una producción audiovisual, así como permisos para filmar es espacios propiedad del Estado. Igualmente, se incluye una autorización para que las municipalidades puedan exonerar de los cánones y permisos de rodaje a las productoras extranjeras.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.