Política

Antonio Álvarez Desanti se niega a explicar adhesión a José María Figueres

Excandidato presidencial del PLN rehúsa contestar si negoció un puesto con el exmandatario

El excandidato presidencial Antonio Álvarez Desanti anunció este martes que desiste de su aspiración a la candidatura por el Partido Liberación Nacional (PLN) y, en su lugar, apoyará la postulación del expresidente José María Figueres.

Sin embargo, Álvarez rehusó contestar preguntas sobre su acercamiento con Figueres. “No voy a referirme más allá del video”, alegó.

Este medio le quería preguntar si, en la negociación, se acordó una diputación para una de las hijas del excandidato, como se menciona en corrillos políticos.

Además, se le quería consultar cómo resolvieron él y Figueres los cuestionamientos mutuos del pasado, así como cuáles son las bases de su acuerdo político.

Por ejemplo, ¿se da Álvarez completamente por satisfecho con las explicaciones de Figueres sobre el caso Alcatel?, asunto que le cuestionó en la precampaña del 2017.

Ante las consultas, únicamente dijo: “Con todo respeto, pero con una firme convicción personal, me permito compartir mi reflexión: si algo me ha enseñado esta dolorosa pandemia que hemos vivido, con pérdidas de vidas y económicas, es que debemos concentrarnos en lo que nos una como sociedad y como país, dejando de lado lo que nos separa. Solo así saldremos adelante”.

El anuncio de la adhesión lo hicieron ambos políticos mediante una carta conjunta, en la que aseguran que sus coincidencias son “importantes”. Entre esas coincidencias, enumeran la “lucha sin fin contra la pobreza”, la reinvención de la economía y el fortalecimiento y modernización de la seguridad social.

Para las elecciones del 2014, Álvarez Desanti también desistió de su postulación y negoció con el entonces candidato, Johnny Araya, una diputación en el primer lugar de la papeleta verdiblanca por San José.

Ahora, en la carta firmada por Figueres y Álvarez, ambos dicen: “Es la hora de unirnos y dejar atrás un partido fraccionado. Nuestro liderazgo local y nacional debe ser constructivo y hacer realidad la unión”.

Choques por caso Alcatel y señalamientos de ‘oportunismo’

Álvarez Desanti y Figueres fueron rivales en la convención interna del PLN del 2017. El primero ganó con casi un 46% de los votos frente a un 38% del segundo. Luego, el candidato liberacionista no logró entrar a la segunda ronda de las elecciones nacionales del 2018, al quedar por detrás de Carlos Alvarado y Fabricio Alvarado.

Durante la convención del 2017, el choque entre ambos liberacionistas fue constante. Álvarez criticó a Figueres por haberse ido del país y sacó a relucir el caso Alcatel.

El caso Alcatel se refiere a que, en el 2004, Roberto Hidalgo, un exasesor de Figueres durante su gobierno (1994-1998), le dijo al Ministerio Público que una empresa presidida por él, de nombre HF Desarrollos Interdisciplinarios (HF DISA), recibió $2,7 millones luego de que la compañía francesa Alcatel ganó un contrato para venderle 400.000 líneas celulares al ICE en el 2001.

Hidalgo le expuso a la Fiscalía que los $2,7 millones los distribuyó entre él, la exsecretaria general del PLN Carmen Valverde, y Figueres. Cada uno recibió un total de $906.000.

En tanto, Figueres calificó a Álvarez Desanti de “oportunista” por haber abandonado al PLN en los comicios del 2006 para formar un nuevo partido y por haber acusado a sus líderes de corrupción. “Usted es un oportunista, Toño, lo ha sido toda la vida y lo seguirá siendo”, le dijo el exmandatario.

Tan solo en el debate final que hizo Noticias Repretel, ambos aspirantes a la candidatura liberacionista por el 2018 se lanzaron duros golpes frente a las cámaras.

Álvarez le dijo a Figueres: “El nivel de desfachatez, José María, que usted tiene es tan grande, que nos dice que solo por Alcatel lo criticamos, como si el tamaño de un acto de esos, cuestionado por corrupción, no fuera suficiente para tener por descalificada su capacidad de gobernar Costa Rica”.

A ello, Figueres le respondió: “Todavía no entiendo a cuál Toño tengo que creerle, porque dice que se fue en el 2004 por corrupción. Ese año él dice: ‘En vez de que (Óscar) Arias tomara el partido y lo limitara, el cucarachero tomó el arismo y eso fue el fin’. Eso es lo que usted dice. En el 2004, usted no me criticó ni una sola vez, y en esta otra entrevista que da Toño sobre las causas de la derrota, no menciona la causa de la corrupción ni una sola vez. Lo hace ahora, por oportunismo político, porque usted es un oportunista, Toño, lo ha sido toda la vida y lo seguirá siendo”.

Para las elecciones nacionales del 2014, Álvarez Desanti fue el jefe de campaña de Johnny Araya, quien perdió frente a Luis Guillermo Solís.

Ahora, en la carta fechada este martes, Figueres se deshace en elogios para Álvarez, como el “aporte en la identificación de las grandes tareas que tenemos por delante, incluyendo su lucha por la generación de nuevas oportunidades de trabajo y recuperar el crecimiento económico, así como la importancia de unir a la familia liberacionista”.

“Antonio considera que, por la unión del partido y el bien de Costa Rica, lo mejor es apoyar a José María, quien es el mejor para dirigir los destinos de este país. José María agradece el apoyo de Antonio a su candidatura”, cierra la carta.

En la carta conjunta, titulada “Por un gran salto adelante”, ambos aseguran que los tiempos difíciles que vive el país “demandan los mayores esfuerzos y lo mejor de cada uno de nosotros”.

“Debemos trabajar todos para que Costa Rica salga de la crisis con un gran salto adelante. Un salto que tenga como norte el mayor bienestar para el mayor número. Un salto para reinventar a Costa Rica y que todas las personas podamos aspirar y lograr el Bien-Vivir”, dice el texto.

Añaden que “el liderazgo y el llamado” de Antonio Álvarez a buscar la unidad del PLN los encontró para contrastar las visiones de ambos sobre la “dura etapa que vivimos y el papel que debe jugar el partido”.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.