Patrimonio

Exdirectora de Patrimonio critica restauración de catedral de Cartago: “Es ‘art decó' y le están tratando de dar arquitectura neogótica”

Sandra Quirós, quien fue jerarca del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, calificó la propuesta como “un arroz con mango”

La catedral de Cartago comenzará un proceso de restauración estructural necesario.

No obstante, para la arquitecta Sandra Quirós, exdirectora del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura (CICPC), el nuevo diseño busca cambiar la tendencia arquitectónica del templo.

La especialista califica a esta nueva propuesta como un “arroz con mango”.

“Esta edificación es art decó, modernista, y le están tratando de dar una arquitectura neogótica, eso es tan ilógico que va contra la misma historia de la época de este templo”, manifestó Quirós.

Este templo, antiguamente conocido como “la iglesia de El Carmen” fue construida entre 1954 y 1960. Su arquitecto fue Jose María Barrantes.

La Nación consultó a autoridades de Patrimonio, pero no fue posible obtener una respuesta este lunes. Prometieron emitir un criterio el martes.

Estilos diferentes

El art decó es un estilo arquitectónico que comenzó a gestarse cerca de 1920. Sus edificios se caracterizan por ser abstractos, puros y sobrios. En ellos destacan los patrones geométricos con figuras como círculos, triángulos y rectángulos así como líneas rectas, en zigzag o en diagonal. Se construían con materiales como el concreto armado, hierro forjado y amplios bloques de vidrio.

En Costa Rica, además de la catedral de Cartago hay otras edificaciones representativas de este estilo, como la escuela República de Argentina, en el centro de San José, y la Botica Solera en barrio México.

Por su parte, la arquitectura neogótica se caracteriza por los arcos ojivales (o “en punta”), las bóvedas iluminadas y los encajes metálicos. Entre ellos destacan la iglesia Nuestra Señora de la Merced, en San José, la de San Isidro Labrador, en Coronado; la iglesia de San Vicente de Moravia; y la iglesia de San Rafael de Heredia.

“Estoy de acuerdo, que la Catedral requería fortalecimiento estructural, cambio de su sistema eléctrico, entre otras acciones constructivas y de remodelación, pero nunca cambiarle su imagen original”, criticó Quirós.

Dificultades

De acuerdo con la arquitecta, uno de los problemas de esta restauración es que el templo no cuenta con declaratoria de patrimonio arquitectónico cultural, pues esta estaba aún en proceso.

“Al parecer, según la versión que me dieron en el Ministerio, es que no se pudo proseguir esa gestión, porque el departamento legal no encontró un dueño registral que notificar”, expresó Quirós.

“Pero entonces yo me pregunto, ¿cómo se tramitaron los permisos de reconstrucción ante el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, y ante la Municipalidad para los trabajos en cuestión?”, cuestionó la especialista.

El proceso de restauración tiene más de tres años de haber comenzado a planificarse. En este momento ya el trabajo está avanzado.

Colaboró la periodista Irene Rodríguez

Nota del editor: Esta nota fue modificada el martes 19 de enero.