24 octubre, 2016
El parque Laguna de Doña Ana se abrió en 1981 y conserva el nombre de quien fuera propietaria de la finca. Aparte de disfrutar de la laguna, flora y fauna, hay canchas de juegos. | FERNANDO GUTIÉRREZ PARA GN
El parque Laguna de Doña Ana se abrió en 1981 y conserva el nombre de quien fuera propietaria de la finca. Aparte de disfrutar de la laguna, flora y fauna, hay canchas de juegos. | FERNANDO GUTIÉRREZ PARA GN

Paraíso

La municipalidad de este cantón cartaginés acordó ceder el parque Laguna de Doña Ana al Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) por los próximos 99 años.

La resolución pone fin a un diferendo con el Icoder, que le dificultaba al instituto seguir con la administración de este sitio turístico e invertir en mejoras.

“Ya tomamos el acuerdo de cesión, e instruimos al alcalde Marvin Solano a firmar ese convenio con la directora de Icoder, Alba Quesada”, informó la regidora paraiseña Ivannia Solano.

La representante municipal, contó que este es el único pulmón urbano de Paraíso, muy visitado por lugareños y familias de otras partes del país.

Hasta hace poco, la Contraloría General de la República no le permitía a este instituto invertir en obras en el lugar aduciendo que este no era propiedad del Icoder.

Historia

El nombre de esta laguna se dio en honor a la cartaginesa Anacleto Arnesto de Mayorga, quien fue una figura legendaria en el siglo antepasado y fue dueña de esta finca.

La propiedad se convirtió en parque de uso público en la administración de Rodrigo Carazo Odio (1978-1982), impulsado por la primera dama de entonces, Estrella Zeledón. Fue inaugurado el l5 de agosto de l981.

La propiedad posee un bosque secundario donde se puede observar fauna pequeña como ardillas, gavilanes y piapias y es abundante en flora variada.

En la laguna todavía se mantiene una glorieta a la cual, según cuenta la historia, doña Anacleto llegaba por medio de una barcaza para reposar los fines de semana.

La leyenda relata que debajo de la glorieta hay un túnel que conducía a la vivienda de la mujer, en Cartago, una vieja casona ubicada donde estuvo alguna vez el antiguo Teatro Apolo.

En la actualidad, en la laguna hay gran cantidad de patos silvestres, garzas y otras aves acuáticas.

El parque posee canchas de juegos precolombinos, de básquet y de fútbol, un anfiteatro y ranchos con parrillas. Estas instalaciones son facilitadas de forma gratuita a grupos de escolares, colegiales, adultos mayores e instituciones estatales.

Para particulares, el tiquete de ingreso tiene un valor de ¢1.000, y se debe pagar una cantidad similar por el uso del parqueo.

Al parque recreativo, que está ubicado a menos de dos kilómetros de distancia del centro del cantón de Paraíso, en Cartago, se ingresa por la esquina suroeste del cementerio general.