2 mayo, 2003

Funcionarios del Registro Nacional visitaron esta semana las zonas turísticas de Monteverde de Puntarenas y La Fortuna de San Carlos para cerrar temporalmente varias empresas que dan el servicio de canopy a turistas.

Los funcionarios dijeron estar aplicando una medida cautelar interpuesta por el canadiense Darren Hreniuk Mitchel, dueño de la empresa Canopy Original y quien pretende defender la patente por el sistema que emplea la mayoría de empresas de canopy .

Esa es una actividad recreativa en la que el turista pasa por entre las copas de los árboles, sirviéndose de poleas que deslizan sobre cables.

Según el canadiense, las otras empresas copiaron el sistema de “transporte forestal elevado con propulsión de la gravedad utilizando arnés y poleas por una línea horizontal” que él había patentado en el Registro de la Propiedad Industrial.

Por tal razón, los funcionarios del Registro pretendían cerrar la operación de los canopies y decomisar los implementos utilizados.

Sin embargo, el representante legal de la empresa Sky Trek, Ewald Acuña, dijo que los funcionarios desconocían un recurso legal que está en estudio en la Sala Constitucional, lo cual invalida la aplicación de medidas cautelares.

Por tal razón, ayer Sky Trek estaba dando el servicio, al igual que la empresa Selvatour. No obstante, no se pudo conocer la situación de Aventura Canopy. Más de 100 personas trabajan en estas empresas, en Monteverde.

Ava Victoria Valverde, propietaria de Sky Trek, aseguró que sabe de empresas en Jacó, Puntarenas, a las que cerraron y les decomisaron equipo del canopy .

Para Acuña y Valverde, Darren Hreniuk no tiene debidamente inscrita su patente. Además, estiman que el sistema no puede ser inscrito a nombre de una persona, pues tiene muchos años de usarse en distintas actividades y ahora hay unos 50 negocios que lo usan.

Hreniuk argumentó que no busca dinero, sino la aplicación de mayores normas de seguridad, las cuales se garantizan con el sistema que él patentó.