Carlos Arguedas C.. 9 octubre, 2017

La tormenta tropical Nate provocó daños en 112 sitios de la carretera Interamericana, que une Peñas Blancas, en la frontera con Nicaragua y Paso Canoas, en la línea limítrofe con Panamá.

El anuncio lo hizo este lunes el titular del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Germán Valverde, quien explicó que 36 de las afectaciones están en la ruta 1 que es la Interamericana Norte y 76 en la ruta 2, que es la Interamericana Sur. Esa ruta (Sur y Norte) tiene una extensión de 664 km.

La carretera Interamericana Sur quedó cortada en varios puntos. Uno de estos se ubica a un kilómetro del parque eólico Los Santos.
La carretera Interamericana Sur quedó cortada en varios puntos. Uno de estos se ubica a un kilómetro del parque eólico Los Santos.

El jerarca manifestó que en la actualidad están abocados a habilitar los pasos, por lo que no se puede interpretar eso como la reparación definitiva de la carretera.

"En la Interamericana Sur tenemos sitios con un nivel de daño muy importante. Lo que hemos hecho es abrir alguna trochita al lado de la carretera que se deslizó y se perdió por completo la calle para permitir el paso de vehículo (...) La reparación de la carretera, es decir la restitución de la estructura que se perdió, va a tomar mucho tiempo y va a requerir de muchos recursos" advirtió el funcionario.

Valverde precisó que en el país ocurrieron 499 daños en infraestructura vial, como hundimientos, caída de puentes o deslaves en las rampas de aproximación de los pasos elevados, en diferentes puntos de 117 rutas. Agregó que de esas vías, hay 40 que no tienen paso. La mayoría de problemas se suscitaron en la región sur, los Santos y en Guanacaste.

Los datos los proporcionó durante una conferencia de prensa que se realizó al mediodía en Casa Presidencial en Zapote, en la cual se dieron a conocer los efectos de la tormenta tropical Note, que entre el miércoles y el viernes causó pérdidas en tres cuartas partes del territorio nacional.

No trascendió cuándo prevé el Gobierno que se habiliten los pasos temporales en esas 40 rutas cortadas.

El puente entre el distrito de General Viejo y el centro de San Isidro colapsó por la crecida del río.
El puente entre el distrito de General Viejo y el centro de San Isidro colapsó por la crecida del río.

Fondo para atender la emergencia

Durante la actividad, el primer vicepresidente de la República, Helio Fallas, anunció que iniciaron el proceso para acceder a un préstamo de $20 millones (¢11.540 millones) con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para atender las reconstrucción de las obras de infraestructura de mayor complejidad.

Agregó que igualmente se solicitó al BID una donación de $200.000 y otra al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por $250.000, con el fin de atender gastos inmediatos generados por la tormenta tropical.

Fallas dijo que también revisan, junto con la Tesorería Nacional, si hay fondos que no van a usar algunas instituciones (subejecuciones) para destinarlos a los asuntos más urgentes.

No obstante, hizo ver que es imposible salir adelante en la atención de los daños solo con estos recursos o con la aprobación de un presupuesto extraordinario.

El Gobierno todavía no cuenta con una detalle completo de daños, el cual se empezará a realizar a partir de esta semana. Por el momento, la atención se centra en rehabilitar las carreteras, llevar electricidad a los lugares que se quedaron sin energía, así como restablecer el suministro de agua potable, dijo el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

Paralelamente, se informó de que este lunes había 7.214 personas en los 127 albergues habilitados en todo el país. En el momento más severo de la afectación por la tormenta tropical Nate hubo 11.361 perjudicados en 178 centros.

El Gobierno dispuso mantener la alerta roja para 29 cantones, los cuales están el Pacífico sur, central y norte y en el Valle Central. Tener esta disposición significa que todas las entidades estatales deben tener personal y recursos para atender emergencias.

Por otra parte, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) comunicó que todavía quedan dos plantas de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) por reintegrarse al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

La carretera a Parrita quedó cortada en el sector de La Palma, al frente de la Subasta Ganadera.
La carretera a Parrita quedó cortada en el sector de La Palma, al frente de la Subasta Ganadera.

Vigilan nueva onda tropical

Mientras tanto, Juan Carlos Fallas, director del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), informó de que entre este lunes y el miércoles el país retornará a las condiciones normales de la época lluviosa, donde las mañanas serán cálidas y en la tardes se tendrán aguaceros en las montañas del litoral Pacífico y el Valle Central.

"No esperamos condiciones intensas de lluvia, pero el miércoles los aguaceros se concentrarán en el Pacífico sur y Guanacaste, por lo cual estamos llamando la atención en ese sentido", dijo Fallas.

El especialista dijo que desde ahora el IMN está dando seguimiento a la posible llegada de la onda tropical número 43, que podría estár afectando al país durante el fín de semana.

"Estamos dando el seguimiento, qué características tiene. No decimos que va a impactar el país. Estamos en proceso de vigilancia (...) por la vulnerabilidad en las áreas de alto riesgo. Tenemos que darle seguimiento con más detalle para estar informando adecuadamente y no confundir a la gente", dijo Juan Carlos Fallas.