11 abril, 2003

Un grupo de científicos logró un avance importante para descubrir una posible cura del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS, por sus siglas en inglés), al identificar ayer el virus que lo causa.

Se trata de una cepa de coronavirus, que es un pariente de los muchos gérmenes que provocan el resfrío común.

Ahora los médicos intentan desarrollar una prueba simple para detectar si una persona padece la enfermedad.

En uno de los estudios, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos realizó pruebas en las muestras obtenidas de pacientes de seis países.

“19 de los enfermos con el SRAS han sido identificados como infectados con el nuevo coronavirus. Todos tienen vínculos directos o indirectos con el brote en Hong Kong y la provincia de Guangdong, en China”, concluyeron los investigadores.

“Un coronavirus con secuencias genéticas idénticas también se detectó en un paciente con el SRAS en Canadá”, añadieron.

Otros estudios

Los médicos pensaban que un virus relacionado con el sarampión y las paperas era la causa del SRAS, pero luego de estos estudios lo descartaron.

Además, el CDC considera posible que un germen llamado paramixovirus pueda ayudar a que los pacientes se agraven, o que se vuelvan más propensos a transmitir el SRAS.

Los investigadores también analizan la secuencia de ADN del virus pues podría dar una mejor idea acerca de qué es y dónde se origina.

Alrededor de un cuatro por ciento de los pacientes que sufren esta neumonía fallecen, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).