Por: Hugo Solano C. 21 noviembre, 2013

Un indigente adulto mayor, de unos 70 años, fue sacado del Hospital México porque se negó a recibir un baño.

El señor, aparentemente, fue abandonado por desconocidos en el Servicio de Emergencias, a eso de las 9 a.m. del martes, con una lesión en una pierna.

Horas después, los guardas lo sacaron del hospital porque se negó a bañarse. Este es un requisito para atenderlo, dijo la periodista del hospital, Susana Saravia.

Prensa del hospital informó de que el paciente, por su condición de aseo, podía representar un riesgo para otros enfermos. Además, solo pedía licor. Tras el aguacero de ayer, el hombre, empapado, ingresó al hospital y accedió a bañarse. Recibió atención de inmediato.

De acuerdo con el taxista Johnny Vargas, este martes, en varias ocasiones, se llamó al 911 para que atendieran al señor pero no fue posible obtener ayuda.También llamaron a la Fuerza Pública, pero pedían una denuncia formal para atender el caso. Por esta razón, entre varios taxistas se turnaron para alimentarlo y darle una cobija.

La noche del martes, los taxistas intentaron persuadirlo en vano para que se fuera a la zona del puente peatonal, en aras de que pudiera guarecerse del frío. Este miércoles le llevaron desayuno y almuerzo.