25 julio, 2016
Pancartas de manifestantes no faltaron en el parque Recaredo Briceño, de Nicoya
Pancartas de manifestantes no faltaron en el parque Recaredo Briceño, de Nicoya

Nicoya, Guanacaste.-

Representantes de organizaciones taurinas y caballistas dieron, este año, la pincelada de manifestación en el parque de Nicoya, durante el concejo municipal que conmemora el 192 aniversario de la anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica.

Las pancartas, al frente del presidente, Luis Guillermo Solís; el alcalde nicoyano, Marco Antonio Jiménez, regidores, ministros y diputados, exigen la aprobación del proyecto de Ley de Bienestar Animal en la Asamblea Legislativa (expediente 18.298).

Roberto Hidalgo, de la Federación Taurina y Equina Costarricense (Fetec), aseguró que para ellos es mucho mejor la iniciativa legal que está en el Congreso que la intención de hacer un referéndum de varias organizaciones animalistas que, a su criterio, son extremistas.

"Estamos completamente a favor del 18.298, porque cuida a los animales y protege nuestras actividades, a la vez que sanciona el maltrato pero permite las actividades de caballistas y taurinas", dijo Hidalgo.

Los diputados Juan Marín, de Liberación Nacional, y Johnny Leiva, de la Unidad Social Cristiana, confirmaron el consenso definitivo que hay para la aprobación de la iniciativa.

Según Leiva, la iniciativa promueve la defensa de las tradiciones guanacastecas y anunció que quitará las mociones que había planteado a la iniciativa legal.

"Se juzga al buey por el cacho y al hombre por la palabra", lanzó Leiva ante la gran cantidad de asistentes al parque Recaredo Briceño.

Para Hidalgo, la propuesta de un referéndum sobre una ley del bienestar animal es de un sector radical y le costaría al país más de ¢3.000 millones.

"Esa iniciativa busca prohibir nuestras actividades, solo dejaría la monta y los toros a la tica, pero organizados por comisiones de fiestas solamente", aseguró Hidalgo.

El vocero de la Fetec insistió en que su posición no tiene que ver con la de los criadores de gallos que se oponen rotundamente a la Ley de Bienestar Animal.

"Hay algunos de nuestros miembros que les gustan las peleas, pero nos hemos comprometido a no pelear ni a favor ni en contra de esas actividades", dijo Hidalgo.

El presidente Luis Guillermo Solís no solo confirmó las palabras de los diputados a favor del plan contra el maltrato de los animales, pero también les pidió a los manifestantes que se resguarden del sol, "para que no se desmayen".

La iniciativa de ley castiga con cárcel entre seis meses y tres años a quienes maten animales a propósito, así como fuertes castigos a quienes cometan con ellos actos sexuales o los maltraten y para quienes promuevan o realicen actividades donde se les maltrate o mate.

En un principio, el acuerdo permitiría la votación del proyecto de ley este martes, en el plenario del Congreso.