Tierras se pueden utilizar en agricultura y vivienda, no para actividad industrial

Por: Daniela Cerdas E. 31 mayo, 2016
El nuevo relleno sanitario se ubicaría en San Miguel de Turrúcares, en un sector conocido como Bajo Pital en el límite suroeste del cantón de Alajuela. El proyecto tendría una vida útil de 53 años. | JEFFREY ZAMORA
El nuevo relleno sanitario se ubicaría en San Miguel de Turrúcares, en un sector conocido como Bajo Pital en el límite suroeste del cantón de Alajuela. El proyecto tendría una vida útil de 53 años. | JEFFREY ZAMORA

Los certificados de uso de suelo para construir un relleno sanitario en San Miguel de Turrúcares, en Alajuela, fueron anulados este lunes por el municipio.

Dos distintas resoluciones declararon la existencia de “vicios de nulidad absoluta” en las constancias emitidas para el proyecto Bajo Pita, otorgadas por la Dirección de Planificación Urbana del ayuntamiento alajuelense.

Según los documentos, esos permisos resultaron lesivos a los intereses de la propia Municipalidad y “contrarios al interés público por el que debe velar el gobierno local”.

Uno de los recursos de impugnación fue presentado por el abogado ambientalista Álvaro Sagot y resuelto por la Alcaldía. El otro fue impulsado por la Comisión contra el Basurero de Bajo Pita y respondido por la misma Dirección de Planificación Urbana.

El alcalde de Alajuela, Roberto Thompson, explicó que lo que sigue es iniciar el proceso para hacer efectiva la nulidad.

Para Thompson, las resoluciones municipales harán que la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) tenga que replantear el tema de la viabilidad ambiental.

Sagot, por su parte, insistió en que el terreno es incompatible para el uso industrial que se le quería dar con el relleno.

“Definitivamente, este es un sitio de protección forestal, de uso agropecuario y para vivienda en quintas. Esta zona fue declarada de alta fragilidad porque está el acuífero Colima, que es de donde se abastece de agua el GAM”, aseguró Sagot.

También Luis Arroyo, miembro de la Comisión contra el Basurero de Bajo Pita, aplaudió la decisión del gobierno local.

“Ahora queremos ver en qué termina ese proceso de nulidad. En la sesión extraordinaria del Concejo Municipal, que se llevará a cabo el jueves, le exigiremos a la Municipalidad la nulidad absoluta de los usos de suelo de este tipo de proyectos en el cantón Central de Alajuela”, resaltó.

En duda. Estos dictámenes llegan un mes después de que la Setena aprobara un estudio de impacto ambiental para que la empresa Parque Industrial de Desechos, Obras en Cauce y Almacenamiento de Combustible desarrolle el relleno en Turrúcares.

La compañía planeaba recibir entre 1.500 toneladas y 2.000 toneladas diarias de basura, por un periodo de hasta 53 años.

Días atrás, el municipio alajuelense había señalado que la Secretaría resolvió de manera “prematura” la viabilidad ambiental, pues todavía no estaba firme el tema de uso de suelo.