Silvia Artavia, Natasha Cambronero. 4 junio
El científico Franklin Chang Díaz.
El científico Franklin Chang Díaz.

El científico Franklin Chang va más allá de la carbono neutralidad. Él apuesta porque Costa Rica sea cero carbono, en consonancia con la propuesta del presidente Carlos Alvarado.

Alvarado ha dicho que el país debe de dejar de producir emisiones contaminantes de carbono y que eso sería el equivalente a la abolición del ejército, de esta generación.

Chang considera que eso es posible mediante el hidrógeno y su utilización en los vehículos de transporte masivo.

Lea a continuación un extracto de la entrevista que concedió a un equipo de La Nación, por teléfono desde Estados Unidos.

-¿Los vehículos que funcionan mediante el almacenamiento de hidrógeno, son vehículos eléctricos?

Sí y eso es muy importante que se aclare, porque mucha gente cree que el vehículo de hidrógeno es diferente al vehículo eléctrico y hay dos clases, los vehículos de baterías y los vehículos de hidrógeno, ambos son eléctricos.

-¿La nueva legislación que se aprobó en el Congreso también cobija a este tipo de vehículos?

Claro que sí, solo que esta legislación no es suficientemente amplia para incluir el transporte público, que es lo más importante, el nicho interesante para el hidrógeno, tal vez no es tanto en los automóviles, aunque sí lo hay por supuesto. El nicho importante es el transporte en masa, los trenes, los camiones, los buses y ahora inclusive la NASA está trabajando en aviones de hidrógeno.

-¿Por qué el transporte en masa?

Porque el movimiento de estos vehículos requiere de mucho más energía y no pueden estar parados cargándose por muchas horas, porque usted tiene un camión y ese camión está en servicio, a usted no le sirve tenerlo parado cargándolo porque dura cuatro horas o más cargándose y eso requiere más dinero. El hidrógeno se carga muy rápidamente, en cuestión de minutos.

-¿En su criterio, cuáles mejoras se deben hacer a la legislación para fomentar este tipo de vehículos en el transporte en masa?

"Liberar los impuestos de los vehículos de transporte masivo de hidrógeno, tal vez a costillas de algunos impuestos en los vehículos que son de combustibles fósiles, los trenes, los vehículos que tengan carbono, que tengan huella de carbono, tengan un impuesto mayor que los vehículos que no tienen una huella de carbono, para motivar el cambio.

"Aquí lo que realmente tenemos que hacer es tener un impuesto a la huella de carbono. Esa ley es un comienzo, en Costa Rica no vamos a lanzarnos en una cosa de súbito, sino que tenemos que ir de poco a poco. Esto requiere un esfuerzo de entendimiento de Costa Rica, de los legisladores, de todos los actores en este juego y esta ley que se pasó es un avance, no hay duda que es un avance, pero tal vez hay que seguir adelante, no hay que quedarse parado.

"Yo creo que el país tiene una gran oportunidad aquí de convertirse quizás en el primer país del mundo en ser cero carbono, no carbono neutro porque eso es un juego de palabras.

"Tenemos que ir eliminando el consumo de combustibles fósiles, ir disminuyendo en lugar de ir incrementando y eso, eventualmente, llegará el momento en que tengamos cero consumo de combustibles fósiles y ese sería el momento en que Costa Rica completamente se descarboniza".

-¿Cuándo cree que ya se pueda tener un bus de hidrógeno funcionando regularmente en el país?

Yo creo que lo podemos hacer este año, el primer bus ya lo tenemos en operación en Liberia, ese bus está operando en forma esporádica, pero lo que queremos ahora es ponerlo en una ruta ya programada todos los días para poder comenzar a jugar en el juego como tiene que ser, cobrando las tarifas que pagan los usuarios normales, lo que queremos es que este sea un servicio para el público costarricense y que no haya que pagar más.

-¿Cuánto cuesta llenar un bus de este tipo?

"Cuesta igual. Tiene que costar lo mismo que un bus de diésel, porque si no, no da el negocio, no vale la pena. Un kilo de hidrógeno tiene la misma cantidad de energía que un galón de gasolina o diésel.

"Ahora, un kilogramo de hidrógeno pesa menos que un galón, entonces la cantidad es menor, pero el kilo de hidrógeno lo lleva a usted dos veces más lejos que un galón de gasolina, el rendimiento es el doble, porque la eficiencia de los vehículos de hidrógeno es el doble que la eficiencia de los vehículos de gasolina. Usted podría pagar el mismo precio de un galón de gasolina, por un kilómetro de hidrógeno y le queda todavía el doble".

-¿Cuán caros son los buses?

En China estos buses están siendo producidos ahora en grandes cantidades y estaba viendo las cotizaciones de los buses de hidrógeno y cuestan en el orden de $275.000 un bus similar al que tenemos en Costa Rica, eso ya es parecido al precio de bus de diésel nuevo, es parecido pero el bus de hidrógeno siempre sigue siendo más caro, por ahora.

-¿Por ser una tecnología nueva?

Por ser una tecnología nueva, por ser un mercado nuevo y más pequeño, la economía a escala aquí aplica, pero si usted puede tener un bus que es un poquito más caro, pero no le cobran impuestos y en lugar estar compitiendo con un bus de diésel que es más barato, pero sí le cobran impuestos, entonces se nivela el campo de juego.

-Y también está el precio del petróleo, que va en aumento.

El precio del petróleo va seguir subiendo, otra ventaja que tenemos es que nosotros gastamos $1.300 millones al año en comprar hidrocarburos al exterior, esa plata se quedaría en el país, y al quedarse tiene que estimular a la economía.

-¿Cómo cree que se deba comercializar el hidrógeno en el país, a través de un monopolio en manos de Recope o en un mercado abierto con participación de la empresa privada?

"Yo pertenezco al sector privado y me gustaría verlo en el sector privado, pero ya es una decisión que va más allá de mis capacidades, eso sería algo que se discuta en el Congreso y lo discutan los legisladores, pero véalo en el contexto que tenemos hoy en Costa Rica, tenemos un monopolio de electricidad y otro monopolio que vende combustible, esos son dos monopolios que monopolizan la energía en Costa Rica.

"¿Usted podría imaginarse que Recope en vez de ser una refinadora de petróleo, podría sea una refinadora de agua? Básicamente eso estamos haciendo, estamos refinando agua con energía solar, podría convertirse en una refinadora de agua, utilizando electricidad comprada al ICE o producida por ella misma, o sea, aquí hay una interesante posibilidad para entidades como el ICE y Recope.

-¿Pero sin monopolio?

Puede ser con o sin, pero las dos podrían ocurrir, la decisión es exclusivamente abierta a los legisladores, a los costarricenses, de cualquier forma funciona.

-¿Si dependiera de usted, que sea en un mercado abierto?

Sí, si fuera por mí todo debería abrirse porque hay más competencia, hay mejor precio por haber más competencias, pero también tenemos que darnos cuenta que Costa Rica ha logrado muchos éxitos en su matriz eléctrica por tener al ICE, es decir, el ICE ha sido fantástico para Costa Rica.

-¿Usted utiliza energía solar, pero de podría usar también la eólica, la hidroeléctrica y hasta la térmica?

"Sí, cualquiera, pero yo en estos momentos estoy visualizando que Costa Rica de independice completamente de los hidrocarburos y, para mí, la energía solar es toda, porque la energía eólica es solar, la energía hidroeléctrica es solar, todo es solar, porque es el sol el que mueve el viento y por eso es que el viento produce el movimiento de las turbina eólicas, es por lo solar.

"La energía solar que captamos en los paneles solares, es energía solar; la energía que lleva el agua a la represa es energía solar que va por el agua. Todo es energía solar, pero la energía geotérmica que es nuclear, aunque mucha gente no sabe o no lo capta, es energía nuclear que viene del centro de la tierra, de la desintegración de los elementos radioactivos de la tierra, de ahí viene ese calor".

-¿A usted que le parece la idea de que haya una reforma a la ley de Recope para que usted y su empresa puedan trabajar en alianza con Recope, como se ha planteado pero no se ha plasmado en una ley de la República?

Esa ley me parece que es bueno que la pasen lo antes posible, pero a mí me parece que no es necesario esperar a que se pase para arrancar porque la ley de Recope dice muy claro que Recope debe trabajar en el petróleo y sus derivados, y el hidrógeno es un derivado del petróleo, porque el petróleo tiene hidrógeno, es más, el 30% del hidrógeno que se produce hoy día en el mundo, viene del petróleo, viene de las refinerías de petróleo, nosotros no lo vamos a producir del petróleo.

-¿En su criterio ya Recope está facultado?

"Sí, lo que pasa es que cuando ocurrió ese problema legal, yo creo que eso fue un tipo de boicot para que se paralizara el proyecto, eso fue una estratagema legal que no tenía fundamento y yo desde hace cuatro años que estoy argumentado eso, que el hidrógeno es un derivado del petróleo y, por lo tanto, Recope puede trabajar en hidrógeno sin problema. Ahí lo que pasó es que se hizo un enredo con los biocombustibles, porque lo que le preguntaron a la Contraloría, y luego a la Procuraduría, era que si Recope podía trabajar en biocombustibles, se hizo un gran enredo y el asunto del hidrógeno realmente nunca salió a relucir pero de alguna forma nos encaramaron esa opinión y pararon el proyecto.

"Ahora, el interés del nuevo gobierno es destapar y reactivar ese proyecto, pero al mismo tiempo respaldar esa decisión con una ley más robusta, una ley nueva que pueda salir del Congreso, pero tampoco queremos esperar, porque usted sabe como son las cosas allá, duran mucho.

"Nosotros estamos con gran prisa, nosotros hemos logrado seguir adelante con el proyecto, a pesar de haber sido cancelado por Recope. Lo pudimos hacer a puros empujones con el sector privado, con ayuda del Sistema de Banca para el Desarrollo y la participación de varias empresas extranjeras, y Ad Astra siguió adelante, pero ha sido un calvario esta cuestión, ha sido muy difícil y me parece que estaríamos mucho más avanzamos si hubiésemos podido seguir adelante".

-¿Cuánto tiempo cree que se necesita para que Costa Rica logre la descarbonización mediante el hidrógeno?

"Esto requiere de tiempo, no se puede hacer de un día para otro, esto hay que hacerlo en microproyectos, que vayan siendo siendo esparcidos en varios puntos del país, por ejemplo el tren eléctrico.

"El tren eléctrico es un caso ideal para un tren de hidrógeno, tiene la ventaja de ir de un punto a otro y ya está está establecida la ruta, entonces, poner un centro de recarga ya sea en un punto o en el otro es ideal, es ideal para poner un centro de producción de hidrógeno suficiente para operar el tren. Entonces, el tren no tendría que tener el tendido eléctrico que tendría que tener uno convencional, eso no habría que hacerlo, ni tampoco tendría que haber un tercer riel, que a veces tienen los trenes eléctricos, y eso abarata el costo del tren, ya trenes eléctricos existen en Canadá, China, Alemania y otros lugares del mundo.

"Y estas cosas se pueden hacer en Costa Rica, nosotros no tenemos que esperar que esto se haga en todo el mundo para nosotros hacerlo, ya es hora".

-¿Además de la hidrolineras que otra infraestructura se necesitaría para empezar?

"La ventaja es que usted produce el hidrógeno en el mismo sitio, el hidrógeno no hay que transportarlo como transportan el diésel de una estación de gasolina a la otra, o de un centro de Recope a las estaciones.

"En Costa Rica, lo que podemos hacer es transportar la electricidad por la red eléctrica nacional y producir el hidrógeno en el mismo sitio que se va a consumir, y eso se hace así porque, en todo lado hay agua, el agua es bastante abundante en Costa Rica, y el agua se recupera y es agua pura, nosotros en el transbordador espacial, en la nave, nosotros vivíamos del agua que venía de la producción eléctrica de las celdas de combustible de la nave y es agua pura".

-¿Sería instalar los electrolizadores en las hidrolineras?

Correcto, entonces usted simplemente tendría un tanque relativamente pequeño para simplemente alimentar el consumo diario, pero usted estaría produciendo hidrógeno todo el tiempo.

-¿Y el hidrógeno se produce rápido, no hay que esperar horas?

"No, no, no, eso es instantáneo, usted mete agua, mete electricidad y por el otro lado sale hidrógeno y oxígeno. Son tecnologías que se desarrollaron en el programa espacial en los años 70 y 80 y hasta ahora es que están siendo dispersadas por la gente y las tecnologías se han abaratado al mismo tiempo que el precio de la energía ha subido, y ahora tenemos el problema del calentamiento global y la gente se preocupa por el carbono.

"Las condiciones se han creado para hacer esa transición y yo creo que esas transiciones una vez que ocurren, ocurren muy rápido, la transición del carruaje tirado por caballos al automóvil ocurrió en diez años, esa transición fue muy rápida en el mundo".

-¿Se ha planteado realmente que el tren eléctrico interurbano que planteó esta administración funcione con hidrógeno?

"Yo conversé con el presidente Alvarado, lo que pasa es que esta cuestión arrancó de repente con la llegada de don Carlos Alvarado. Él se entusiasmó como no ha existido un entusiasmo del gobierno en años anterior, ha habido mucha resistencia y mucha negatividad.

"Don Carlos ha tenido una visión muy fresca, muy nueva, muy interesante a mi parecer, y nosotros nos sentimos muy esperanzados y entusiastas de ver esa reacción que él ha tenido, y hay mucho gente aquí en Estados Unidos, colaboradores nuestros, empresas de Estados Unidos y Europa, que están muy entusiasmados de ver el ejemplo que Costa Rica está dando.

"Eso ha ocurrido a raíz de la posición de una persona, una persona que ha tomado interés y ha podido entender y esa es otra cosa. Don Carlos, en la reunión que tuvimos en Ad Astra, en Liberia, él estuvo varias horas con su equipo y él rápidamente entendió, la manera de comprender fue muy rápida, no tuvimos que explicar mucho, porque es una persona que capta rápidamente estos conceptos, no tiene dificultad, a pesar de no ser un científico y esperamos que tenga mayores problemas en la implementación".

-¿Podría ser que se use en el tren?

Posiblemente, yo quiero ofrecerle a él y a todo el equipo de gobierno, todas las opciones que les interesen porque lo importante es que puedan examinar todas las opciones, que no se les cierren ninguna puerta, simplemente por falta de conocimiento.

-Una razón para que no se le haya dado fuerza a este proyecto, puede ser el peso que tiene el impuesto sobre los combustibles en los ingresos fiscales del país…

"Claro, eso lo estudiamos con bastante cuidado nosotros y nos dimos cuenta que, si bien el impuesto a los hidrocarburos se iría eliminando, eso se convierte en un impuesto al hidrógeno y al oxígeno, cuando usted vende hidrógeno está vendiendo la misma cantidad de energía que estaba vendiendo para mover el carro, entonces ahí tiene que haber un impuesto.

"Nosotros hicimos los cálculos y más bien el fisco recibe un impuesto mayor por impuestos de ventas, calculamos un 13% de impuesto de venta. Por kilo equivalente al número de galones que se consumían en diésel o gasolina, nosotros calculamos cuántos millones de galones de diésel o de gasolina se consumen en el país y es algo así como 645 millones.

"Y usted ahora tiene que usar esa energía en hidrógeno para mover los carros y vehículos, el equivalente le da el triple por factor de impuesto de venta en el hidrógeno y en el oxígeno, las dos cosas.

"Estamos considerando que, cuando usted está produciendo hidrógeno, va estar produciendo oxígeno y el oxígeno tiene un valor, es un oxígeno de alta pureza que se puede utilizar en muchas industrias, inclusive lo podrían exportar, es decir, el mercado del oxígeno en Costa Rica está muy reducido por el precio, pero usted empieza a cambiar esa situación y las industrias cambian, y la industria del oxígeno también podría prosperar muy rápidamente, inclusive con el uso del oxígeno en muchas otras cosas, por ejemplo, para el procesamiento de aguas negras.

"Usted, en lugar de hacer que las aguas negras produzcan metano, que es el gas que huele feo, en lugar de eso usted oxigena con oxígeno duro los centro de captación de aguas negras e, inmediatamente, hace que el agua se limpie mucho más rápido, diez veces más rápido. Con eso, los tratamientos de aguas negras podrían estar en las ciudades sin tener que preocuparse por el olor, porque tendrían un proceso que oxigena en lugar de hacer el proceso anaeróbico que es el que se usa hoy en día.

"Hay que ver todo el panorama completo de hidrógeno y oxígeno. No vamos a implementar eso de un solo tipo, a mí me parece que hay que implementar por medio de pequeños microproyectos, como el que estamos haciendo en Liberia, que vayan demostrando la viabilidad porque uno va ir haciendo estas pruebas de campo, con las que usted aprende rápidamente y se da cuenta dónde está el negocio y dónde no está el negocio".

-¿A qué le atribuye el desinterés de gobiernos anteriores?

"Hay muchas cosas, primero la falta de información, hay otro tema que tiene que ver con el temor a las cosas nuevas, cuando usted habla de algo disruptivo, usted está incomodando a muchas personas, a muchas entidades que están confortables en su forma de vivir y al ver que las cosas se están desacomodando, no les gusta.

"Yo me imagino que todas las entidades que tienen que ver con el transporte, van a sentirse un poco incómodos de ver que hay que hacer un cambio. Las cosas tienen que cambiar, no se pueden quedar tal y como están. Hay un cierto temor al cambio y eso yo creo que es bastante típico de nosotros en Costa Rica, muchas veces también esperamos ver cambios primero en los Estados Unidos, lo cual no va a ocurrir, porque los Estados Unidos tienen mucho petróleo y mucho gas natural, los mercados no van a incentivar la transición al hidrógeno aquí como lo es en Japón y en el norte de Europa.

"Si nosotros esperamos ver esto en Estados Unidos y nos damos cuenta que Estados Unidos no lo está haciendo, pues nos quedamos varados, ellos no lo van a hacer. Nosotros no debemos utilizar el modelo norteamericano en este momento, es un modelo diferente, no calza con Costa Rica. Tenemos que ser pioneros al ser pioneros estamos en el frente de la frontera, estamos abrieron el trillo nosotros mismos".

-¿Pioneros en América?

Claro, es posible que seamos los pioneros en toda América, puede ser y eso no nos debe asustar, lo mismo que no nos asustó ir al mundial y meternos en el grupo de la muerte. Tenemos que tener ese cambio de paradigma de nosotros mismos, de ver que nosotros fuimos los primeros en abolir el ejército, y esa fue una decisión que tomamos a pesar de que otros no lo hicieron y tuvimos las agallas para hacerlo.